viernes, 19 de septiembre de 2014

Cautivos en la noche (Serie Canallas 2), Loretta Chase


El intrigante conde de Esmond es de ese tipo de hombre por el que las mujeres se desvanecen y los hombres resoplan disgustados. Él está más que acostumbrado a este tipo de reacciones y explota sus múltiples encantos de forma brillante. Pero su carisma no hace mella alguna en Leila Beaumont, dueña de una mirada tan cautivadora como peligrosa y esposa del traidor corrupto que el atractivo conde tiene que meter entre rejas. Cuando, sorpresiva e inconvenientemente, éste aparece muerto, todos los esfuerzos de Esmond se centrarán en alejar a Leila de toda sospecha.


Y seguimos para bingo (o sea, leyendo para por fin llegar a Abandonada a tus caricias) con la segunda entrega de la serie Canallas, Cautivos de la noche (la primera novela es El encanto de un bribón).
Si tuviera que deciros algo ahora mismo sobre esta novela es que me ha parecido mñe tirando a muy mñe. Es decir, que se me ha hecho en determinados momentos pesada y ya la leía un poco en plan "y a mí qué me estás contando".
Comenzamos la historia con Leila Bridgeburton, una adolescente que presencia escondida el inicio de una conversación entre su padre y tres personas de extraño acento, una de ellas Ismal Devina. [Si habéis leído El encanto de un bribón, ya sabéis exactamente quién es. Si no, os diremos que es un albanés rubio de ojazos azules, mirada hipnótica y grandes habilidades. Y no las usa precisamente para realizar buenas obras...] El caso es que Leila intuye que de esa conversación no va a salir nada bueno y se esconde en su habitación. Horas después, despierta en un carruaje con un atractivo hombre, Francis Beaumont, que le informa de que conocía a su padre y que éste ha fallecido, pero que no se preocupe, que va a cuidar de ella y se la va a llevar a París.

¿Ein?

Pues sí, eso mismo pensé yo. Claro, Leila tiene diecisiete años y estará un poco empanada, pero aún así... Nueve años más tarde, nos encontramos a Leila y a Francis en París, casados pero nada felices. Leila es una reputada pintora y Francis un borracho y un vicioso al que su mujer rechaza. Una noche, Francis obliga a Leila a conocer a un admirador de su trabajo, el conde d'Esmond. Y cuando Leila lo conoce...

Chribitas que empiezan abajo y salen por los ojos

Ese pelo rubio y esos ojos azules la dejan patitiesa y también a nosotras, que enseguida sabemos quién es. ¿Pero qué haces ahí, loco? Además, no tiene ningún problema en coquetear con ella incluso delante de su marido, lo que hace que Leila pierda las bragas se espante. Pero el conde d'Esmond no se asusta tan fácilmente y se introduce en el círculo de Leila de manera constante y perturbadora para ella. Cuando Francis aparece muerto, todo apunta a Leila como culpable pero el enigmático conde se encargará de defenderla y protegerla, investigando hasta el fondo final. Y a partir de ahí...

SOCORROOOOOOO

Efectivamente, el lío padre. Qué jaleo de trama, queridas lectoras, en ocasiones ya no sabía ni de qué personaje estaban hablando, directamente. Por favor no me pidáis que os haga un resumen porque puedo morir en el intento.
Esta novela parte con un lastre desde el principio: es difícil tomarle cariño a un personaje como Ismal, que en El encanto de un bribón es el antagonista. Sé que hay muchas lectoras que no han podido hacerlo y eso sin duda marca toda lectura. A mí no me ha pasado porque era un personaje que me intrigaba mucho y Loretta Chase ya se molesta en explicarnos cómo ha sido su proceso de conversión y por qué ha cambiado tanto, pero es cierto que te sientes algo fría y distante con este personaje. El resto de personajes son mucho menos atrayentes que Ismal, incluída Leila. Es una mujer fuerte e inteligente pero no te llegas a poner en su piel, todo el enamoramiento parece muy forzado y extraño. 
Pero el principal problema de esta novela no es el carácter de los personajes sino su trama, liosa y rocambolesca como ella sola. A ver, tenemos la historia de amor entre el conde y Leila, la personal de Ismal (que se relaciona con el libro anterior, con lo que esa trama también se menciona), la de Leila (la de su padre y la suya propia con su marido) y la del asesinato de Francis, todo ello aderezado con las situaciones personales de un par de personajes secundarios. Así, con tanto jaleo, la trama amorosa se dilata demasiado en un intento fallido de mantener la tensión de la novela. ¡Y eso no, hija, no!

Me... encuentro... un... poco... maaaaaaaaaaaaaaaaaal...


Sabéis que agradezco mucho una novela romántica que no sea "te toco la mano, me pongo a cien, te echo diez polvos seguidos hago el amor y me doy cuenta de que ereslamujerdemividavamosahacerbebés"), pero hombre, por favor, ¡una trama que no sea Juego de tronos! ¡Que así una no se puede concentrar leyendo! En un determinado momento leía como una autómata y sin ganas. Y eso, para mí, es el mayor pecado que puede cometer un libro, que no me haga leer sin parar.

No puedo restarle a Loretta Chase su mérito. La novela está bien escrita, no es rancia y está llena de diálogos inteligentes, de momento es este aspecto Loretta Chase me gusta bastante (no es Laura Kinsale, eh). Pero, a pesar de sus múltiples intentos, no he logrado conectar con ella.

Así, a Cautivos de la noche le damos en nuestro Gandymetro...

No me has despertado los fuegos internos

3 comentarios:

  1. Eso suena de lo mas triste y aburrido. Odio cuando se malgasta tinta y papel de imprenta en novelas que te dejan la sensación que mas te hubiese divertido armar un mueble de Ikea.
    Los libros románticos tienen que agarrarte, sacudirte, hacerte cosquillas por todas partes y si tiene tiempo darte saltos al corazón.
    Bueno, me vuelvo a mi libro que se está por acabar y ya me está dando pena. *va en busca de los pañuelos y algún chocolate*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena, sí, porque Ismal de verdad que es un buen personaje y muy interesante pero lees la novela con la sensación de que es que no y no :(

      Eliminar
  2. Nada, otra que me parece que no leeré. A ver cuándo le echo un ojo a Hardy Catesñkdajsñgjasñldfgj e.e

    ResponderEliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)