martes, 25 de noviembre de 2014

Besar a un ángel, Susan Elizabeth Phillips


Daisy Devreaux debe elegir entre ir a la cárcel o casarse con el misterioso hombre que su padre ha escogido para ella. Las bodas concertadas son una cosa del pasado... ¿O no? Alex Markov, tan guapo como hosco, no tiene intención de jugar a ser el novio cariñoso de una pequeña cabeza hueca adicta al champán. Dispuesto a domarla a su manera, arrastra a Daisy desde su destacado lugar en la alta sociedad a un pequeño circo itinerante. Pero este hombre sin alma ha tropezado con una mujer que es todo corazón. Antes de que pase mucho tiempo, la pasión los tendrá a su merced y sin red de seguridad.


Queridas lectoras: como sigamos así, vamos a tener que crear una nueva etiqueta bajo el nombre de "Señores que se mean en Grey" o bien cambiar el Gandymetro por el Meadímetro, porque tela con los tipos con los que nos cruzamos leyendo: Derek, Samuel, Sebastian... Claro, como ya no salen en más novelas que cuenten su historia en forma de trilogía, pentalogía, heptalogía o tropecientología, pues ahí se quedan... Y mejor, porque dejan un estupendo recuerdo y te sientes tan a gusto con el FIN definitivo. La verdad es que tiene mérito escribir tres novelas sobre nada, eso se lo tengo que reconocer a ciertas perpetradoras, nacionales y extranjeras. 

Dejad de atormentarnos con vuestros truños, de rodillas os lo pido

De Susan Elizabeth Phillips ya habíamos leído Tenías que ser tú y qué buen sabor de boca nos había dejado esta autora a Kim y a mí. Sabíamos que tarde o temprano teníamos que volver a leer algo suyo y esta historia cayó en nuestros kindles por recomendación tuitera. Bendita la hora, qué ratos nos ha hecho pasar. Reconozco que, al principio, me sonaba a la misma fórmula de la otra novela: chica rica y aparentemente inútil entra en un mundo que no es el suyo y muy cerrado (llámese fútbol americano o circo ambulante) y consigue ir haciéndose un hueco a base de tesón. Enfrente se encuentra con el tipo rudo con el que choca nada más empezar la cosa. ¿Problema? Ninguno, siempre que la trama tenga interés y esté bien contada, como es el caso de ambas novelas. Porque, vamos a ver, ¿no usaba siempre la misma fórmula Jane Austen, por ejemplo? Chica conoce a chico que no le cuadra o no tiene interés amoroso en él, pero luego se le cruza uno que le dice ojos negros tienes, están a punto de liarse, pero se descubre que es un maloso y la protagonista reacciona y se da cuenta de que el otro, del que pasaba, es el hombre que la espera. Cuidado, que no estoy diciendo que SEP sea la Austen, pero sí que sabe sacar partido a una fórmula que funciona y la explota muy bien. Y, lo más importante, lo hace genial. Lo que me fastidia es que a otras les funciona lo chusco y lo mal escrito y están tan felices pensando que van para premios Nobel. Es que me enciendo, ME ENCIENDO.

Exacto, querido John

Vayamos a lo que nos ha traído aquí: la novela de SEP. Pero no puedo evitar caer oooootra vez en meterme con el Grey. ¡Si es que está a huevo! Juro que leo y no pienso en ello hasta que me asaltan cosas que, por comparación, me hacen acordarme de la ínclita trilogía y la vena del cuello se me pone muy hinchada. Gracias a la diosa que llevo dentro y a mi subconsciente hipster con gafas de pasta y barbaza, la prota no nos va a recordar a Anastasia. El padre la quiere poner de Pichote y de eso nada de nada. Lo que me olía al Grey eran otras cosas. Ojo: esta novela se publicó en 1996 y la James pudo leerla y pensar que oye, eso del tío con pasado raro, juguetón con la comida, un poco dominante en la cama y conocedor de cómo manejar un látigo molaba. Y más cosas que no digo por no hacer spoilers. Soy una conspiranoica, lo sé. Pero es que llega a decir que él no hace el amor; él folla. Yo casi me he caído del sofá con eso. Bueno, con eso y con el festival de mordidas de labio de Daisy, los ojos en blanco y los ceños fruncidos. Ahora, la manera de narrar nada que ver, por supuesto, y más en las escenas de sexo. Porque qué escenas, haggards mías, QUÉ ESCENAS. He tenido que rescatar el ventilador del trastero para poder hacer frente a los calores xixiles.

Ni siendo así de grande me ha quitado los calores

Si nos centramos en los personajes, de Daisy sabemos que es una chica de buen corazón que no ha tenido una infancia normal, no ha disfrutado del amor paterno al ser ilegítima, ni tampoco del materno, porque su madre era una loca que vivía su vida y se acostaba con todo lo que se meneaba. Eso la hace reaccionar y querer todo lo contrario a lo que ha vivido: considera el matrimonio algo sagrado y cree en el amor a pesar de todo. De Alex, por el contrario, apenas sabemos nada, sólo que es ruso, como el padre de Daisy. Es un personaje rodeado de un misterioso pasado que forjó su manera de ser: con aspecto de fiero tigre, apasionado en la cama, pero frío en el trato y un tanto controlador. A veces es muy rudo en el trato, aunque todo es más bien una pose...

Alex, el tigre de Siberia

Volvemos al protagonista con trauma a sus espaldas que afectará a su manera de relacionarse con la chica de la historia. Durante toda la novela hay un tira y afloja entre ellos porque la atracción física y la química erótica existen, pero ¿y el amor? ¿Por qué Alex no sabe amar? Lo iremos descubriendo a base de pequeñas dosis y más de un bofetón que nos suelta la autora en la cara, uno de ellos tan gordo que no vemos cómo Alex va a salir de ese embrollo. Queremos incluso entrar en el libro y ahogarlo. Sin embargo, SEP sabe cómo hacer que Alex y Daisy nos conquisten: sus diálogos están llenos de chispa (las cosas que ella dice para evitar que él ligue con camareras de bar de carretera son para partirse) y picardía (en los momentos añhdgñalsdhgañlsdhgañsldhgs). Cuando Alex se muestra en plan dominante, Kim y yo estábamos ya que no podíamos con nuestra vida. Inevitablemente nos acordamos del Grey y es que no hay color. He releído algunos pasajes de 50 sombras para ver si es que no estaba yo muy conectada en ese momento con la historia, pero no. Es que no hay manera, de verdad. El estilo narrativo hace tanto... Luego tenemos esos encuentros sexuales sin nada de asepsia, todo lleno de ascos ricos, sudores, olores a macho, flechas de vello que apuntan el camino hacia la boa, pechotes mullidos de pelos, HELADO DE MARISCO... Además de que no se repite la fórmula cada vez que lo hacen, nada de "gimo", "gime", "estallo", "madre mía". ¡Por haber hay hasta sexo acrobático! Voy a echarme hielo por la cabeza. Ahora vuelvo.

Kim y yo haciendo nuestro propio Xixi Ice Bucket Challenge

No faltan los secundarios que suelen ser un soplo de aire fresco y aportan su granito de arena a la historia. Es cierto que Daisy puede ser demasiado chupi y guay con ellos, pero tiene que hacerse un hueco en un lugar que es casi una secta y que tiene sus reglas propias. Para sobrevivir ha de luchar y al final consigue superar las reticencias de todos a pesar de que no entra en ese mundo con buen pie. Si sus relaciones con los animales del circo hubieran sido escritas por otra persona, serían para pegarse un tiro por la ñoñez, pero SEP lo sabe hacer, como siempre. Uno de esos animales con los que Daisy tiene una relación muy especial es un tigre siberiano ya viejo que viene a ser la versión animal de Alex, y el otro una cría de elefante que se encariña con la chica (y a ella le dan pánico todos los bichos). Para terminar esta reseña, dejemos al paquidermo demostrar qué hace Alex con Grey


Por todo esto (aunque sólo por el "momento restaurante" ya merecía la máxima puntuación) obtiene en nuestro Gandymetro...

Alex, saca el látigo, que yo me saco las bragas

9 comentarios:

  1. Tienes mucha razón Cassie! El problema no es la formula, sino cómo se utiliza ;)

    Bueno referente a E.L. James y las muchas coincidencias en las historias...
    Empiezo por decir que las comparaciones son odiosas!!! Ya te lo he dicho muchas veces... está feo eso!! sobre todo cuando sale perdiendo mi Fifty jajajajaja
    Yo leí este libro al poco de leer FSoG y es inevitable ver las coincidencias que hay, llama aún más la atención porque se traten de géneros bastante diferentes. Puede que James leyese este libro y cogiese ideas... si lo hizo me parece genial jajaja mejor usar un buen libro para inspirarte que un churro!! xDDD
    De todas formas solo hay que leer libros de erótica para ver que todos usan el mismo tipo de palabras y frases... (yo es que ya me he retirado de este género porque me parece releer lo mismo una y otra vez...)

    Alex y Daisy *.* A mi esta historia me enamoró por completo!!! <3 Es perfecta... y SEP es que lo cuenta de una forma que te llega al alma y te calienta de arriba a abajo :3
    Me alegro mucho de que lo hayáis disfrutado!!!

    Besos :-*

    ResponderEliminar
  2. Si es que este libro nunca falla! :)

    Yo hace mucho tiempo que leí esta historia y apenas recuerdo los detalles así que poco puedo comentar referente a las comparaciones con Grey jajaja, lo que sí tengo es el recuerdo de que este es uno de mis libros favoritos de SEP y el que siempre recomiendo. Por ahora no me he topado con nadie que no le gustara.
    De esta autora he leído toda la saga de Chicago Stars y algunos de la saga Wynette Texas. A mi personalmente me gusta mucho su estilo y aunque sus otros libros no es que sean super brillantes a mi me hicieron disfrutar mucho. Definitivamente una de mis autoras favoritas de chick-lit junto a Rachel Gibson :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta este libro, ya os dije que no es nada novedoso ni profundo, pero engancha y enamora a partes iguales. Aparte el zoologico de animales adorables que se monta y la relacion de Daisy con ellos es un plus, que se suma a ese Alex tan, tan, tan...

    Yo me lei la saga de Chicago Stars casi toda seguida, y a pesar de que todos los libros tenian bastante puntos en comun, nunca llegue a hartarme, y si hubiera escrito mas habria seguido leyendolos. Y en algun momento leere algun libro mas suyo.

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja, Cassie, Cassie, Cassie, casi me matas con esta reseña. Entre la entrada sobre el señor Grey y esta reseña, estoy retozando en mi sillón como gato con ratón de menta de gato.
    Pero lo que hizo que casi me descalabrara fue la imagen de Alex el tigre siberiano. En ese momento grité: Sandokan!, y no me alcanzaba el piso para rodar de risa.
    Pues gracias por la reseña y me a esta novela la agrego a mi lista Goodreads.

    ResponderEliminar
  5. Ay, qué maravilla poder leer esta historia... Es que es un vicio por completo, te pones y te enganchas cosa mala, es muy complicado dejar de leer! Me ha encantado por completo. Me gusta mucho cómo escribe SEP, sobre todo esos diálogos entre Daisy y Alex, con ese humor... Y el humor en el sexo, POR FAVOR, si casi me muero!! Bueno, cuando casi me muero de verdad es en el momento látigo y en el momento restaurante y posterior. No es que la leyera y me viniera la comparación con Grey, pero en ese momento... Meada suprema en él! XDDDDDDD
    Qué gran reseña, Cassie, casi tan buena como leer la novela contigo.
    Besazos!

    ResponderEliminar
  6. Me ENCANTÓ este libro, es muy bonito, y además como en todos los libros de esta autora te emocionas y ríes a partes iguales.
    Besinos.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por todos los comentarios, chicas. Sé que está feo lo de comparar, pero no puedo evitarlo, jajaja. Estas recomendaciones dan gusto, ¡no dejéis de darnos ideas para leer!

    ResponderEliminar
  8. No puedo estar más de acuerdo con vosotras en este libro. jajajaja... Yo lo leí antes de que existiera Grey, y casi la autora de Grey y buenoooooo, es que no hay color.
    Esta novela es, para mí, una joya que releeré varias veces más a lo largo de mi vida, lo otro es un producto de márketing. Ya sabemos quien gana en la vida, ahora que no en mi corazón.
    La entrada es perfecta. Besitos,

    ResponderEliminar
  9. Ayy Cassandra que placer haber descubierto tu blog.. me tienes hace como mas de 10 minutos matándome de risa con tus reseñas... que placer leerlas jajajajaja es que eres muuuy cómica!! de verdad nunca había leido reseñas así..
    Esos gifs me hacen mear de risa jajajajjajaja.....
    Hermoso y genial blog!!!
    Nos leemos ;)

    ResponderEliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)