lunes, 10 de agosto de 2015

La locura de Lord Ian Mackenzie (Mackenzies & MacBrides 1), Jennifer Ashley


1881. Los cuatro hermanos Mackenzie son ricos, poderosos, peligrosos, excéntricos y… escoceses. Los escándalos y rumores que les envuelven, las habladurías sobre sus amantes y sus oscuros apetitos, tienen alborotado a todo el país. Cualquier dama sabe que si es vista con uno ellos perderá la reputación de inmediato. El menor, lord Ian, es conocido como el Loco Mackenzie porque ha pasado gran parte de su vida recluido por su tiránico padre en un sanatorio mental. Sin embargo, eso no impide que sea un hombre fuerte y atractivo con una gran inclinación por las tazas de porcelana de la dinastía Ming y las mujeres hermosas. Beth Ackerley es una joven viuda que acaba de heredar una gran fortuna tras una infancia desafortunada y un breve, pero feliz, matrimonio. Ahora, Beth ha decidido que no quiere más sobresaltos; sólo desea vivir en paz, viajar, ayudar a los desfavorecidos y recordar con cariño a su fallecido esposo. Pero entonces, lord Ian Mackenzie irrumpe como un vendaval en su vida y decide que tiene que ser suya…


A veces parece que un libro te encuentra justo en el momento en que lo necesitas y éste ha sido el caso de La locura de Lord Ian Mackenzie. Tras leer varias novelas de enaguas protagonizadas por jovencitas vírgenes y libertinos prestos a abrirles los ojos y los bajos a las inexpertas muchachas, me apetecía dar con una heroína que no fuera así y aquí he descubierto a Beth: una viuda. No es la primera protagonista de este tipo que he leído, pero ¿sería como la de Donde empiezan los sueños? Holly seguía siendo bastante recatada a pesar de haber estado casada y haber sido feliz en su anterior matrimonio, además de que su procedencia, la clase alta, la hacía muy comedida en su comportamiento. Beth, sin embargo, tiene un origen bastante incierto y un pasado en el que ha llegado a conocer la pobreza, llegando a su actual situación por obra y gracia de una herencia que le dejó la anciana a la que acompañaba. En cuanto a su matrimonio, había sido corto pero dichoso. Su marido, hombre de Iglesia, fue un adelantado a su época y enseñó a Beth el placer de la intimidad entre hombre y mujer, es decir, que sabía lo que era tener un buen orgasmo. Esto está muy bien si tienes marido todavía, pero Beth lleva ya nueve años sin catar boa. Qué malo es conocer lo que se puede disfrutar con un varón y no tener ninguno cerca... Hasta que, tachán, Beth está a punto de casarse con un tipo aburrido y el extraño Lord Ian Mackenzie se le presenta con esta facha para decirle que ni se le ocurra casarse con ese tío, que sólo la quiere por su dinero.

Con esa carita, ¿quién le dice que no?

El lord, además, es directo, no se anda con rodeos. Se puede decir que su primera conversación es una cosa así:



Como veis, Beth se queda bastante sorprendida por la propuesta de Lord Ian, pero al mismo se siente atraída por ese hombre extraño que le ha removido las enaguas como hacía casi una década que nadie se las removía, pero se da cuenta de que hay algo diferente en él y en su actitud.



¡Exacto! Estamos ante un caso de Síndrome de Asperger en una época en la que no se sabía nada sobre el autismo y sus diferentes estadios, así que al pobre Ian lo han tomado por loco toda su vida, especialmente su padre, que lo llegó a internar en un manicomio debido a su anormal comportamiento. No me digáis que no es una idea original crear un personaje de romántica con semejante cuadro clínico. Ains, cómo me gustan los tipos diferentes como éste, Christian Langland o Samuel Gerard (Greys y similares NEIN). 

Sandwichito de rarunos pa mi cuerpo serrano

Ojo, que el resto de los hermanos Mackenzie también se las trae, no parece que haya ninguno con un pasado o una historia normal, así que el pique para seguir leyendo esta serie es bastante grande. Pero volvamos a la novela que nos ocupa. Como decía, Beth no tiene problemas en admitir que le gusta Lord Ian y su peculiar comportamiento, aunque en torno a él hay un turbio asunto que nuestra intrépida protagonista está dispuesta a desentrañar. A mí me ha gustado ese toque detectivesco que añade un atractivo más a la historia entre los protagonistas, no centrándose todo en la mera relación romántica, aunque decir "romántica" puede sonar raro teniendo en cuenta el desarrollo de los acontecimientos. Digamos que Beth acepta que su xixi cuerpo necesita ya un alivio de luto y le da igual lo que piensen de ella por estar relacionándose con el Loco Mackenzie. 


Éste, por su parte, le deja clara una cosa, un pequeño detalle sin importancia:



Me explico: no sabe qué es amar. Así que, resumiendo, si un maromo con la cara y el cuerpo del Fassbender te dice que no te va a dar amol porque no sabe lo que es, pero sí lo tuyo y lo de tu prima, pues olé. Y teniendo en cuenta que los Mackenzie son escoceses, pues habrá una buena ración de Scottish breakfast y miradas añsldjfñashgañsldjkfas mientras que Beth está elevándose al éxtasis por obra y gracia de la manipulación de bajos que le hace Ian. Qué bien que los habitantes de las Highlands no pierdan las buenas costumbres, vestir kilt inclusive. Habrá también algún momento en el que Beth estará con las enaguas por las orejas literalmente. No digo más. Y nosotras con ellas por los suelos.


Compartiendo título con Lord Ralston
Je suis prest!

¿Pero creéis que Beth va a ser una mujer pasiva y sólo se va a dejar hacer? De eso nada, se espabila más ligera que el viento, liberándose más de los pocos prejuicios que ya le quedaban con respecto al sexo, y se muestra como una mujer que sabe disfrutar y hacer disfrutar, IYNWIM.



Claro está, no va a ser todo trocotró y Beth empieza a sentir algo más que celo animal por Lord Ian, y mira que él se lo advirtió: no sabe qué es el amor, sólo el placer carnal.

Qué carita se le queda a Beth

Pero ella los tiene bien puestos, lucha por estar con su amado lord contra viento y marea, aka su cuñado Hart, que tela marinera con el payo, y por sacar a la luz los trapos sucios de esa familia que incumben al propio Ian para lavarlos a base de bien. Y es en ese empeño por limpiar el nombre de Ian que ocurrirá algo muy grave que será el punto de inflexión gracias al cual Ian sepa finalmente qué es el AMORRRR. Termina todo la una de las declaraciones de amor más bonitas que he leído y que no queda nada ñoña.

Es que es muy bonita sin ser pastelosa

A mí es una novela que me ha gustado por dos razones: la primera, sus protagonistas. Los hombres con estos traumas rarunos me molan (si están bien tratados y no son unos mñes y/o capullos insoportables), e Ian es un gran personaje en este sentido, y la viuda con ganas de marcha y un poco mayor que él me parece un acierto. Unido esto a la intriga de toques policíacos, pues da como resultado una historia muy atractiva y con buenas escenas añsldjfañsljdgañsdhgas.

Así me gusta que me deje una novela

Por todo lo dicho recibe en nuestro Gandymetro...


Ian, para loca yo, pero por ti

19 comentarios:

  1. Adoro a Ian, y Beth está a la altura. Metes a los demás Mackenzie en la ecuación y sale una obra maestra.
    Magnífica reseña, Cassie, como siempre.
    Un besito,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son una buena pareja, Beth los tiene bien puestos y se enfrenta a los hermanos de Ian sin pichotismos. Olé. Gracias por pasarte :)

      Eliminar
  2. Beth e Ian son unos protagonistas muy peculiares y juntos son una pareja muy , muy especial :) tanto que quizás eclipsen al resto... o no, yo los adoro a todos, aunque buen Ian es... Ian ♥.♥
    El libro está genial tiene un poco de todo, además lo que dices ese toque de mezclar love y un poco de intriga tiene su punto.

    Muuuaks ;-****

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gustó la parte de intriga. Creo que en la siguiente la autora no ha sabido continuar con esta fórmula con tanto éxito... ¡Un besote!

      Eliminar
  3. Ais, qué novela más extraña y genial! Un personaje como Ian es para guardarlo como oro en paño en el corazoncito, es una total delicia. Que nos suba las enaguas a nosotras también!!!
    Genial reseña, me he descojonado con los gifs, qué bien resumen todo XDDDDDDD
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ian ya está en nuestro apartado de rarunos que nos gustan. Los gifs es que dicen la verdad totalmente XDDDDD ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  4. Jummm que buena pinta tiene este libro,otro de enaguas que me llama la atención,y encima con este pedazo de post mas todavía,esta muy bien,Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que te defraude, dale una oportunidad porque Ian la merece :) ¡Ya nos contarás!

      Eliminar
  5. Gran reseña, la verdad me leí todos los libros de los hermanos Mackenzie y ninguno se gano mi corazón como Lord Ian..The Best :)
    Excelente reseña como siempre Cassie
    Abrazos con sazón panameño ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ian mejor que Mac. A ver Cameron como se porta... ¡Un besote!

      Eliminar
  6. Yo hace mucho que lo leí pero tengo muy buen recuerdo de éste libro. Tendría que seguir con la serie ya que el resto no los llegué a leer y me hablan muy bien de ellos pero pasa lo de siempre, mil libros y poco tiempo... Veremos a ver si al final caen. Estaré atenta a vuestra opinión de los siguientes a ver si me animo aunque ya he visto hoy por twitter que el segundo no te ha hecho mucha gracia.
    Genial reseña :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí el segundo... Bueno, ya haré la reseña y lo verás e.e ¡Gracias por pasar!

      Eliminar
  7. XD XD XD Por favor mujer, andas soltando reseña de una manera que tengo una imagen tuya, colgada de los dedos de los pies como mujer murciélago, levantando libro de la estantería, lees como el rayo y depositas el libro en la otra estantería. o.O
    Pues sea como sea, esta novela pinta lindo y no me queda otra que anotarla a la NEVER ENDING TO READ LIST.

    Por cierto y hablando de imágenes, me sucede que cuando leo esto: "sus oscuros apetitos", a mi se me aparece una persona escondida en un ropero (sin efecto Narnia) tomando whiskey, comiendo torta y chorizo al mismo tiempo. Es que a veces es mi estomago el que domina a la fantasia. XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya mezcla, esos sí son oscuros apetitos xDDDDD Esta novela es una joyita, no te la pierdas :D ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  8. Ohhh Lord Ian. Unos de mis primeros libros de enaguas. Lo tengo en mi corazóncito. Q recuerdos!!!

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado tu crítica, me he reído un montón... Este es un libro que todo aficionado a romántica tiene que leer, sí o sí, porque es muy bueno. Y luego me ha hecho gracia leer que te gustan este tipo de héroes rarunos, porque cuando yo hice mi crítica, justo a quien dije que se la recomendaba era a "todos los aficionados a la novela romántica histórica con predilección por héroes torturados".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte ;) Desde luego, este libro llevaba mi nombre escrito para que lo leyera <3

      Eliminar
  10. Lo puse en mi lista de libros de enaguas pérdidas y me ha gustado. En ocasiones le daría dos tortas a cada uno de los hermanos pero vamos que me ha dejado buen sabor de boca

    ResponderEliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)