lunes, 14 de septiembre de 2015

Simplemente irresistible (Chinooks Hockey Team 1), Rachel Gibson


Georgeanne Howard, una encantadora belleza sureña, deja a su prometido plantado en el altar cuando se da cuenta de que no es capaz de casarse con un hombre que podría ser su abuelo... por mucho dinero que éste tenga. John Kowalsky, inconscientemente, la ayuda a escapar... hasta que se percata de que se está fugando con la novia de su ¡¡¡jefe!!!... pero ya es demasiado tarde para dar marcha atrás.En lo más alto de su carrera, esta rebelde estrella del hockey no quiere ser el salvador de nadie –salvo de sí mismo– y no importa lo bella que la dama en cuestión pueda ser. Lo malo es que les espera una larga noche por delante –una noche demasiado ardiente como para resistirse a la tentación.Años más tarde, Georgeanne y John vuelven a encontrarse. Ella parece haber tomado las riendas de su vida y él ha dejado atrás sus días de juerga. Pero se queda completamente asombrado cuando se entera de que esa noche inolvidable con ella tuvo como fruto una preciosa niña, Lexie –su hija–, y está decidido a formar parte de su vida.Georgeanne ha amado a John desde el momento en que se metió en su Corvette rojo siete años atrás, pero no quiere volver a arriesgar su corazón en el intento. ¿Realmente se ha convertido en un hombre nuevo? ¿Será capaz de enfrentarse a la furia de su jefe, perdiendo su última oportunidad de alcanzar la gloria, para demostrar que esta vez su amor será para siempre?


¡Oh, qué problemas tiene ser una novata en esto de leer novela romántica! No has leído esto y es un sacrilegio, no has leído lo otro y lo que te estás perdiendo... ¡Yo lo que quiero es leer como si no hubiera hubiera un mañana!


¡Ojalá! Y una de las vidas, a leer nada más

Pues una de esas cosas que me estaba perdiendo por haber leído tan poco es la obra de Rachel Gibson, cuyo nombre había escuchado pero de la no sabía nada hasta que leí este post en el blog Romántica, no rosa. Y claro, yo veo que es tipo SEP y ya estoy dando palmas con las orejas.


A Renly también le gustan los deportistas sudorosos

Georgeanne Howard es una chica de Texas y a mucha honra (que anda que no lo repite veces). Oculta algunos traumas bajo su rutilante fachada de mujer buenorra (esto es, tiene dos tetas como dos carretas y un cuerpo con más curvas que un circuito de Fórmula 1). Todo el mundo tiene derecho a equivocarse y Georgeanne no es menos que nadie, por eso huye de su propia boda con el viejuno dueño de un equipo de hockey. En esa huida es ayudada por John Kowalsky, un machote que encuentra irresistible a la charlatana sureña y que es el jugador estrella de cierto equipo de hockey a cuyo dueño acaban de plantar en el altar...


¡Ooooiiiiiisssss! ¡Pistos ricos, pistos ricos!

Pues estos pistos no son nada comparados con los que nos encontramos siete años después, cuando Georgeanne y John se reencuentran, muy cambiados en algunos aspectos pero iguales en otros. Y con un lazo irrompible: las ganas de fo**arse una hija. Y con un problema: John no lo sabe.


¡Toma! Esto se pone cada vez mejor

Sí, ¿verdad? Esta historia tiene todos los ingredientes para gustarme. Unos protas que se acercan y les arden hasta las pestañas, con diálogos ingeniosos, un reencuentro, una niña no pesada, unos traumas arrastrados... Entonces, por favor, ¿me explicáis por qué no me ha gustado?


Bueno, tampoco es para tanto

Vamos por partes. Georgeanne es como Tristón, que sólo quiere un amiguito que la quiera y, cuando conoce a John, se queda patidifusa porque vaya pedazo de maromo, de volverte las bragas del revés con la mirada. Pero John está a otras cosas (no es que sea gay, eh, es que no quiere los jaleos que le puede traer un ñiqui ñiqui con ella) y prefiere no acercarse al fuego, que luego se hace pupa. Pero el abuelo de él (sí, hay un abuelo que no vale para nada -en la novela, digo, que el señor es muy majo-) le pone las cosas en bandeja y si a eso le sumas las artimañas de Georgie...



Soy John, me he tirado a Georgie al fuego

De aquellas noches locas vienen estas niñas, todo el mundo lo sabe. Y resulta que John quería ser papi desde hacía mucho tiempo así que no está dispuesto a renunciar a Lexie (que así se llama la hija) ni de co*a y esto nos abre la puerta a los mejores momentos del libro: los de la niña y los que pasa con su padre. La niña es como Shin Chan cuando se traviste y tiene unas ocurrencias desternillantes. Y una niña así es capaz de sacar lo mejor de un hombre rudo como John.


Todo sea por ganar una hija

Y, obviamente, todo esto con John poniéndose palote cada vez que le ve el escote a Georgeanne, porque no se nos puede olvidar que aquí hay una historia de amor de fondo, ¿no? Pues chica, a veces no lo parece.


¿¡¿PERO QUÉ ME ESTÁS CONTANDOOOO?!?

Pues eso, que aquí se cuenta todo como con mucha mala leche por todos los lados, te cuesta ver el amor bajo tanta dureza y encabronamiento. Entiendo que John sea un tío duro (que vaya experiencias ha vivido el pobre) y me encanta, no me quejo. Pero lo hace tan sumamente duro que muchas veces cuesta tenerle simpatía. Y yo se la he tenido pero siempre era todo como un intento que no llegaba a anidar como debe ser en mi corazón, que busca hombres duros pero que se dejen querer. ¡Que John, tú no te dejas, jodío! ¡Mucho decir que el escote te pone calentorro pero de ahí no sales! Y con Georgie me ha pasado lo mismo, estaba ahí que la entendía pero es que no me terminaba de llegar


Eres raruna si no te ha gustado, Kim

No es que la haya odiado, es que me ha parecido todo un "quiero y no puedo". Hay que decir que es la primera novela de la Gibson y que, a su lado, lo que yo escribo es un prospecto de crema de hemorroides. Y vaya por delante que esta novela le encanta a todo el mundo menos a mí (y a Gema, nuestra sweetie, que la leyó conmigo #RarunasPower). Y tengo que reconocer que me sorprendió y gustó que se trataran (aunque fuera de pasada) temas muy duros. Lo mismo es problema mío, que esperaba algo más dulce, pero me pareció que era todo muy brusco, que te lanzaban las situaciones a la cabeza sin delicadeza alguna y eso no me terminó de convencer.


De la Gibson para Kim, con todo su cariño

Simplemente irresistible ha sido para mí de todo menos irresistible. Una historia mezcla de Susan Elizabeth Phillips y Judith McNaught que se queda en una imitación de ambas aunque con buenas intenciones y algunos momentos destacables y en la que el cariño y la ternura quedan eclipsados por el encabronamiento.
(De todos modos yo leí ésta porque quería leer la segunda novela de la serie, de la que hablan maravillas, así que el chasco es menor. Sí, yo soy así)

Por todo esto le damos en nuestro Gandymetro...



John, manejas muy bien el stick pero no como para meterme un gol


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

25 comentarios:

  1. Buah, y después me dicen a mí via twitter que leo mucho y muy rápido. JÁ. Parece que no te han visto a ti, jajaj :P
    Mmmm, pues a pesar de todo lo que has dicho, por ello mismo, me llama la atención este libro. Nunca me he animado a leer a la autora, pero chica, aunque no te haya gustado, a mí sí me ha gustado lo que has dicho xD Así que la tendré en miras para leer en un futuro próximo (veremos).
    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDDDDD Pues a mí me parece que leo despacio! XDDDDDD
      El libro tiene todas las cosas para que me guste, eh, pero no me terminó de convencer... Pero no hay nada como juzgar por uno mismo, está claro. Yo lo voy a seguir intentando con ella, no la voy a juzgar únicamente por este novela cuando tengo tantas ganas de leer la siguiente de esta serie. Ya después de ésa, veremos, jeje.
      Muchas gracias por pasar y comentar!

      Eliminar
  2. jajajaaj lo leí hace tiempo y no me apasionó
    no me extraña que te lo hayas tomado así y con esos estupendos gifs, había momentos que eran muy WTF
    sinceramente.. nada que ver con SEP
    un beesote guapetona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDD Sí, había algunas cosas que mi cara era como de "qué me estás contando". La comparación con SEP, al menos en esta novela... Bufffff, nada.
      Gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  3. Habiendo dos Gandys solamente no podía dejar de leer la review. Me he quedado loca, vaya pisto. Pero si no te ha gustado, me fío de tu criterio. Una menos en la lista interminable XDDDD Eso sí, las risas con los gifs no me las quita nadie. ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDD Bueno, ya sabes que no siempre coincidimos así que si te apetece en algún momento... Pero vamos, yo la leía pensando que tú no pasarías ni de un Gandy XDDDDDDD
      Besotes!!!

      Eliminar
  4. Jajajajaja. A ver el problema de este libro yo creo que es que te lo leiste después de unos libros que ponen el liston muuuuy alto, si lo hubieras leído en otra ocasión quizás al 3 hubiera llegado...
    A mi me gustó, no fue la maravilla suprema de la literatura romántica pero se deja leer, y creo que lo leí en mejor momento que tú XDDDDDD, eso si ni comparación con el de Jane ;)

    Muuuuaks ;-******

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tía, yo ya no me acuerdo entre qué libros la leí (tendré que consultar mi agenda, que por aquella época aún no me pasaba por el forro el orden lector). Pero no me podéis negar que esfuerzos para que me gustara hice y muchos. Pero no, chica, nada. Mira que para que diga yo que la niña es la mejor... XDDDDDD
      Al de Jane le echo el lazo en cuanto acabe el de la Reisz que tengo entre manos, a ver qué tal.
      Besotes y gracias por comentar!!!

      Eliminar
    2. Sinceramente con la mano en el corazón te digo que después de la Gabaldon y la Simons, es más que posible que le hubiera plantado un 2 también eh?
      Si lo de la niña es un claro signo de que algo va mal XDDDDDD

      Eliminar
    3. Pues he mirado mi orden lector (XDDDDDDD) y lo leí después de Bobby Tom Denton y la novella de vampiritos The warlord wants forever. Vamos, que si lo leo después de Shura le arreo un Gandy, no te digo más XDDDDDD

      Eliminar
  5. Ohhh que pena que no haya terminado de calar esta historia,yo he leído de ella que esta muy bien y de los demás libros,es mas lo tengo anotado en GR...Buen post como siempre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que no hay nada como juzgar por una misma! Pero de verdad que por mucho que quise... Nada, no hubo magia. Una pena.
      Muchas gracias por comentar!!!!

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Tú con tal de llevar la contraria, seguro que hasta te lo inventas :P XDDDDDDDD

      Eliminar
    2. He de confesar que alguna vez he estado tentada xD

      Eliminar
  7. A mí las que más me gustan de la Gibson son Jane juega y gana y Confesiones verdaderas. Son las que creo que podrías intentar a ver si te va su estilo. Si ninguna de estas dos te gustan, entonces está claro que no conecta contigo.

    ResponderEliminar
  8. Se me olvidó preguntar: ¿la leíste en español o en inglés? Yo esta la lei en inglés (y le dí un "3"). Como las traductoras estas no son de mis favoritas, igual parte del escaso entusiasmo viene de una traducción plana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La leí traducida pero no creo que haya sido problema de la traducción sino de que no conecté como a mí me gusta con los personajes. En breve voy a leer Jane juega y gana a ver qué tal, que no voy a juzgar a la escritora con una lectura nada más. Me apunto tu otra recomendación! Gracias!!

      Eliminar
  9. Así es a veces: tu le miras al libro, el libro te guiña un párrafo pero no hay química. Pues Kim, ya que esta no te sentó ni de costado o de cabeza, mejor le echas el mordisco a una de indios, vaqueros o a lo mejor otra de la Presley Cole que tiene sus hombres lobos que te hacen aullar ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo, no ha habido química.
      Sí, voy a tener que echarle un ojo pronto a mis licántropos favoritos, que ahí tengo disfrute asegurado :)
      Muchas gracias por pasarte!

      Eliminar
  10. Queria decir Kresley Cole, ayyy que el teclado maldito me corrige porque el sabe mas que yo ÖLÖ

    ResponderEliminar
  11. Si es que yo no sé por qué no le hacéis caso a Sonia que dijo que el libro de Luc es el mejor jajajaja ¡Cabezonas sois un rato!!! :PPPPPPPPPP ;)))))))))))
    Yo ya tengo confirmación de que éste no me lo leo jajajjaja
    :****

    (Vuelvo con comments cortos pero vuelvo eh!!! poquito a poco :***)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tía, si es que yo veo una serie y la tengo que leer en orden! XDDDDDDD
      Welcome back, chata!!!!!
      Besotes y gracias por el esfuercito!

      Eliminar
    2. En la época que yo lo leí no había Goodreads para saber si un libro pertenecía a una serie jajaja El de Simplemente irresistible lo leí porque antes había leído el de Jane y me encantó y luego me informé sobre otros libros de esta autora pero ni idea de que éste iba primero que el libro de Luc. A mi la verdad es que esta autora me gusta o me gustaba, que ya no me fío ni de mis gustos anteriores y hace un montón que no leo nada de ella. Espero que el de See Jane Score te guste más :)

      Eliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)