viernes, 29 de mayo de 2015

Irresistible, Lisa Kleypas


Amanda no estaba dispuesta a recibir su trigésimo cumpleaños siendo virgen. Cuando Jack llamó a su puerta, creyó que se trataba del regalo que se había hecho a sí misma. Aunque algo impidió a Jack dar rienda suelta al deseo, su determinación de poseerla ya no se detuvo... Pero Amanda ansiaba la respetabilidad más de lo que estaba dispuesta a admitir, mientras que Jack se negaba a vivir conforme las reglas de la sociedad victoriana. Sus respectivos mundos colisionarán...


Mientras yo empezaba a leer este libro, Kim se dedicaba a hacer la reseña de Arsen, de manera que así estábamos la una y la otra:


Yo leyendo "Irresistible"
Kim reseñando "Arsen"

Estamos ante una novela 100% Lisa Kleypas, pero la Kleypas que nos pone tontucas, no la que nos cabrea con La antigua magia o Mi nombre es Liberty (sí, nunca dejaré de meterme con esos dos libros). Ay, Lisa, así sí, hija mía: enaguas, corsés y levitas, poco o nulo pichotismo en ellas, protagonistas masculinos con lado oscuro... Lo que a mí me gusta, vamos. Lo he pasado pipa leyendo esto. ¿Has visto como cuando quieres sabes? Déjate los porros y haz cosas como ésta todo el rato, por favor. Quizá a las que hemos leído Sueño contigo nos suene un poco todo, pero siempre digo lo mismo: si funciona la fórmula, ¿por qué no explotarla bien? Y Lisa lo ha hecho aquí de nuevo. Jack Devlin tiene mucho de Derek Craven, de Zachary Bronson, hasta de Hardy Cates si me pongo. Es ese self-made-man que tan bien sabe crear la Kleypas, con pasado incierto, que no termina de encajar en los ambientes elevados, pero que es irresistible. Esperad, que voy a refrescarme los bajos, que sólo de pensar en todos estos maromos me ha entrado un calor que me asfixio. Y la asfixia me va a dar también con el cacho de bocata que empieza a salirme con tanto macizo de novela. ¡Pero a una haggard LeCaben todos!

¡Todos para dentro, no me dejo ni uno!

Como en otras de sus novelas (no diré cuáles para no hacer mucho spoiler), Lisa empieza a lo Cecil B. DeMille: una explosión y de ahí para arriba. Y aquí la explosión es atómica, porque vaya tela. Traducido al mundo de la romántica, pues imaginad lo que puede ser...



La maestría de la autora está en mantener la tensión a lo largo de toda la historia tras un comienzo tan bestial que nos deja con las enaguas en combustión espontánea y los ovarios infartados. Y lo consigue haciendo que Jack y Amanda tengan una relación profesional que se convertirá en algo más. Pero no todo será un camino de rosas, claro, si no no tendríamos chicha, emoción e intriga. 
Vayamos un poco a los personajes. Ya he dicho que Jack tiene algo de Derek, Hardy y compañía. Su toque personal va a ser que le gustan las haggards. Sí, queridas, a Jack le gustan las mujeres hechas y derechas y yo estaba como loca cuando le dice a Amanda que una mujer de treinta años no está en la edad madura, sino que está en su punto, como un melocotón de invernadero. 


Peeero, no es tan perfecto. Su duro pasado le hace ser un hombre muy centrado en sus negocios y en vivir la vida sin compromisos. Sin embargo, con Amanda parece estar dispuesto a algo más. ¿Y qué piensa ella? Bueno, que está muy bien eso de que Jack la ponga a ladrar, pero necesita tranquilidad y cero escándalos, porque eso arruinaría su carrera de escritora. Ahí está el lado algo Pichote de la protagonista, pero hay que entender que estamos hablando de una mujer considerada como solterona en una época difícil para las no casadas. Tenían que mantenerse o buscarse un marido que les asegurara el futuro como fuera. ¿Encontrará eso Amanda en Jack? 


El único pero que le pongo a este libro es el de siempre: los finales se desinflan un poco. En el caso del epílogo de éste, incluso yo hubiera cambiado una cosa. MEGA SPOILER - NO LEER SI NO SE CONOCE LA HISTORIA: que tras su aborto, Amanda no pudiera ser madre pero Jack decidiera que adoptaran niños de los que nadie quiere. ¿No sería eso adorafollable? FIN DEL MEGA SPOILER. Pero bueno, me ha dado unos ratos fantásticos y me la he leído en dos patadas.



Dicho todo esto, viene mi momento confesión personal. Este libro me ha gustado en parte por una razón: en cierto modo me he sentido identificada con la protagonista, la típica "tía de puta madre" con la que todos los maromos se lo pasan bien de cháchara porque eres la leche de lista y divertida, pero luego para lo demás no les interesa. Sí, queridas, yo era así, considerada por mi familia una futura solterona, siguiendo la estela de una de mis tías. Todo el mundo pensaba que nunca iba a echarme un novio viendo mi historial amoroso, que era nulo a cierta edad ya sospechosa. Y tanto me lo creí que llegué a asumir ese hecho. Aunque no tuve que echar mano de las drásticas medidas de Amanda, logré encontrar un buen Jack Devlin que da sopas con hondas a más de uno. Porque una haggard sabe esperar lo bueno y rechaza imitaciones.


Por todo eso recibe en nuestro Gandymetro...

Jack, queremos hacer negocios contigo

lunes, 25 de mayo de 2015

The Shadows (Serie La Hermandad de la Daga Negra 13), J.R.Ward

[Libro no publicado en español]
Trez “Latimer” en realidad no existe, y no sólo porque su identidad fuera creada para que una Sombra pudiera funcionar en la parte más vulnerable del mundo humano. Vendido por sus padres a la Reina de los S’Hisbe cuando era un niño, Trez escapó del Territorio y ha sido proxeneta y matón en Caldwell, Nueva York, durante años. Todo el tiempo en la carrera de un destino de servidumbre sexual. Nunca ha tenido a nadie en quien realmente confiara… a excepción de su hermano, iAm.El único objetivo de iAm ha sido siempre proteger a su hermano de la autodestrucción y sabe que está fallando. No es hasta que la Elegida Selena entra en la vida de Trez que el macho empieza a cambiar aunque para entonces ya es demasiado tarde. El compromiso de aparearse con la hija de la Reina está a punto de vencer y no hay dónde correr, dónde esconderse y no hay negociación. Atrapado entre su corazón y un destino para el que nunca se ofreció como voluntario, Trez debe decidir si se pone en peligro a sí mismo y a los demás o si deja para siempre atrás a la hembra de la que está enamorado...



Ya teníamos ganas de echarles un polvo ojo a Las Sombras, los fieles compañeros de Rehv que, en un principio, eran prácticamente eso, unas sombras en medio del universo vampiril. Pero aquí no se desperdician machos de valía y nuestra querida Ward nos fue introduciendo *tose* en la historia de Trez e iAm hasta que la curiosidad se extendió por nosotras dejándonos totalmente picadas. 


Y a mí, si me pica algo leyendo, me tengo que rascar

Trez y su hermano iAm viven entre los humanos pero porque en algún sitio tienen que estar, los pobres, pero no porque les guste mezclarse con ellos. Después de haber huído de su mundo para evitar el destino de Trez, su vida cambió cuando conocieron a Rehvenge. Ahora, el destino del que Trez huyó ha llamado a su puerta y no ve cómo puede evitarlo. Encima va y se enamora de Selena, una de las Elegidas que alimentan a los vampiritos. La suya es, sin duda, una de las historias de amor que más nos va a impactar...


No, no puedo hablar. NO PUEDO. Leed. Ya. Mismo.

iAm ha vivido por y para su hermano, intentando que su fatal destino no le alcance. Ha vivido tanto para él que se ha olvidado de su propia vida (vamos, que no ha catado el ajfhkjashdfkjs) pero parece que no ha servido para ocultar lo suficiente a Trez de su gente y de la misión con la que fue marcado al nacer. Y en estas tesituras nos encontramos, con Trez enamorado y al que se le acaba el tiempo por todos los lados y con iAm preocupadísimo por su hermano. Y ésta, queridas, es la historia de este libro. Bye.



No, Lorelai, esto es lo que hay. Bueno, venga, hay más chicha, pero poca. Si tenemos que destacar una cosa de esta novela es que aquí hay mucho sentimiento, mucho amor pero poca acción, sobre todo si la comparamos con The King, en la que te pasabas media lectura mordiéndote las uñas y la otra media enganchada al sillón. El protagonista es Trez, al que nos encontramos en todo el pisto de su futuro como semental y su relación con Selena. Y, por una serie de cositas que, obviamente, no os voy a decir, Trez y Selena pasan mucho tiempo explorando su amor. Que es precioso y nos deja momentos de risa, de calorreo y de heart eyes pero que, sinceramente, hace el libro lento.


No me creo que digas eso de un libro de tus vampiritos

Ni yo, chica. ¡Pero que eso no significa que no merezca la pena! Descubrimos una adorafollabilidad en Trez que no conocíamos (que en la cama se desenvolvía bien ya lo suponíamos, pero su lado achuchable estaba bien escondido tras su Sombra...). Y, ojo, que de iAm sí que no sabíamos nada y es, para mí, la revelación del libro. Lo que está dispuesto a hacer por su hermano... Aunque la Ward nos venda que lo básico es el amor entre Trez y Selena, sabemos que la historia realmente importante es la de las dos Sombras. Ese amor fraternal que les hace hasta olvidarse de sí mismos por ayudar a su hermano y que es totalmente maravilloso.


Este amor de hermanos me llega al alma


Ambos nos demuestran su capacidad de amar a una hembra de valía y su capacidad de sacrificio por el bien del otro. Yo creo que la Ward tenía ganas de repetir sandwichito de hermanos, después de lo bien que le fue con Zsadist y Phury (bueno...), a ver si esta vez le salía una pareja en la que los dos hermanos merecieran la pena.


¡Va por ti, Phury!

La estructura es más o menos la de siempre, una historia que vertebra el libro y luego unas cuantas tramas secundarias bastante interesantes (aunque, la mayoría, carentes de acción). Uno de los problemas que tiene este libro es que hay pocos Hermanos. La parte de la Hermandad es siempre buena pero aquí tiene poca presencia. Y esta vez tenemos historia de un Hermano al que la Ward tenía ya abandonado, Rhage. Su trama ha sido inesperada y, para mí, la mejor (no tengo medida con los Hermanos -salvo si es Phury-), de mucho sentimiento y puede que demasiado extensa y que es la semilla del próximo libro de la saga. Ya era hora de que saliera Rhage, uno de los Hermanos más populares que ha sido arrinconado por la Ward no sabemos por qué. Yo lo único que os puedo decir es que, aquí, me ha enamorado.


Nena, a ti TeCaben todos

[Lo negaré ante el juez]

Pero que el enamoramiento no me ciegue. Se dedica mucho tiempo a Rhage para nada (con la mitad nos habría contado lo mismo) y poco a otras tramas que son más importantes (sí, Ward, eso va por iAm, que se merece más páginas para poder amar como el macho de valía que es). Aunque ese poco tiempo que dedica a algunas historias tiene un punto positivo: no tenemos que aguantar tanto a Xcor, que es un Heathcliff de la vida y al de le deseamos que encuentre un buen alcornoque con el que se haga pajas dé cabezazos.


Xcor, pa ti

Eso sí, el final es bastante más movido, interesante y encabronante, todo hay que decirlo. En un momento la historia se empieza a mover que eso parece la vagoneta de Indiana Jones y el templo maldito y así vas por las páginas, cuesta abajo y sin frenos, que no sabes si te vas a pegar la hostia. Y te la pegas pero bien. En un giro maestro, nos cuela un WTF tan supremo que no nos ha quedado más remedio que pasar a renombrarlo como WardTheFuck. Ya sabéis que estas cosas son muy de esta señora, pero éste no os lo podéis ni imaginar...


Eso díselo a tus fans
¡Eso! ¡Ven y dínoslo!

Considero que otro de los problemas que tiene el libro es que las tramas están mal situadas. Ya sabemos que a la Ward le gusta espaciarnos las historias, pero aquí se pasa. Alguna trama aparece bastante en la primera mitad del libro y luego, nunca más se supo. Otra aparece tres veces contadas y para aportar más bien poco. Una de ellas parece que nos la pela pero como va a ser el punto de partida de una nueva saga derivada de ésta, Black Dagger Legacy, no nos quejamos (los Hermanos van a volver a abrir el centro de entrenamiento y vamos a verles dando clases y lecciones de vida a vampiritos jovenzuelos).


No me puedo creer que no te haya gustado, Kim

A ver, no puedo decir que no me haya gustado pero tampoco que me haya encantado. Lo que me pasa con este libro es lo mismo que me pasa con el potaje, que me gustan los ingredientes por separado pero todos juntos como guiso tienen un sabor que no me termina de convencer. Las tramas están bien pero creo que la Ward las ha dosificado mal, poniendo mucho de unas y muy poco de otras y encima concentrando cosas al principio o al final... En fin, todo agitado, no mezclado. Y eso hace que la lectura no haya sido tan agradable como me hubiera gustado, aunque no haya estado del todo mal

Por todo esto le damos en nuestro Gandymetro...

3'5 Sombras de machos de valía para llevar

miércoles, 20 de mayo de 2015

Yo antes de ti (Me Before You 1), Jojo Moyes


Louisa Clark sabe muchas cosas. Sabe cuántos pasos hay entre la parada del autobús y su casa. Sabe que le gusta trabajar en el café The Buttered Bun y sabe que quizá no quiera a su novio Patrick. Lo que Lou no sabe es que está a punto de perder su trabajo o que son sus pequeñas rutinas las que la mantienen en su sano juicio. Will Traynor sabe que un accidente de moto se llevó sus ganas de vivir. Sabe que ahora todo le parece insignificante y triste y sabe exactamente cómo va a ponerle fin. Lo que Will no sabe es que Lou está a punto de irrumpir en su mundo con una explosión de color. Y ninguno de los dos sabe que va a cambiar al otro para siempre.


[Queridas lectoras, del caldero de un Buddy Read -una lectura conjunta de toda la vida- con mis más queridas gurús literarias han salido tres visiones muy peculiares de esta novela. Aquí podéis leer la nuestra, pero echad un ojo a la fantástica reseña de Mi rinconín de lectura, con información sobre la película, y a la delicia literaria que han creado en Sweet Addiction Book Club, que quieren que seamos felices pero con un culo como un avión.] 


_____________

Cuando lees como leo yo, por recomendaciones o por retos y sin leer sinopsis, te puede pasar que te la puedan colar.

Tus deseos son órdenes

Bueno, ya quisiera yo que viniera Johnny Castle y me la colara del modo más guarrer posible... Pero yo me refiero a que te puedes leer libros que, de otro modo, no leerías. O, al menos, no lo harías para reseñarlos aquí. Y eso es lo que me ha pasado a mí en este caso. Porque desde el principio de esta reseña os lo tengo que decir:


ESTE LIBRO NO ES UNA NOVELA ROMÁNTICA


Sí, este libro os lo pueden vender envuelto en papel charol o rebozado en chocolate pero que no os timen: cuando buscas algo de novela romántica no buscas este libro, believe me. ¿Buscas folleteo?


¡No hay!

¿Buscas tensión sexual no resuelta?


¡¡No hay!!

¿Buscas amor?

Ya no sé qué decir

Pues mira, de eso ya hay más, pero amor te puedes encontrar en tres cuartas partes de los libros del mundo mundial. Esto es un melodrama, una tragicomedia, llámalo como quieras pero novela romántica NO.

¡Indignación!

Will Traynor y Louisa Clark son de mundos tan distintos que jamás se hubieran llegado a conocer, pero un terrible accidente de tráfico hace que se unan en el ámbito laboral (vamos a dejarlo ahí). A Will no le hace mucha gracia Louisa y ésta tendrá que tirar de recursos y de ingenio para cambiar esta situación. Y todo en muy poco tiempo porque éste se está agotando...


¿¿Y qué pasa??
Valgo más por lo que callo que por lo que hablo

Ya sé que esta explicación es más vaga que yo los domingos por la mañana pero me niego a destripar más trama. Si queréis saber más, echad mano de Goodreads, por ejemplo, donde te cuentan hasta si Will tiene empastes. Que está bien eso de saber qué te vas a encontrar, así os evitáis muchos sustos por el camino lector, también os lo digo.


Kim leyendo Yo antes de ti

Pero este libro no está lleno de sustos, eh, lo que tiene son hostias. La historia, triste de por sí, se tiñe de optimismo, de cosas que, por normales, provocan risa, de momentos alegres y esperanzadores (el modo en el que se hablan, con esa picardía, mala leche cariñosa y humor, pero con esa pureza de sentimientos a la vez) aunque también hay momentos muy muy tristes

Tan tristes como el gusto de Lou para la ropa

[¡Que levante la mano la que no ha puesto sonrisa de lela con las rayitas!]
Tenemos un punto de vista principal, el de Louisa, y apariciones fugaces de puntos de vista de otros personajes para aportar algo que no sepamos de la historia. Me ha faltado leer los pensamientos de Will, que seguro habrían hecho más profunda la historia y, seguro, más emotiva aún. No os voy a engañar, queridas lectoras, tiene un tufillo a teleflín de las cuatro de la tarde que tumba para atrás. ¿Es eso algo malo? Para nada, yo me los meto doblados, pero no ha sido LA HISTORIA que mueva los cimientos de mi corazoncito.


¡Eh! Show me some respect!

Pues lo tengo, eh, que se me escapó una lagrimilla y todo (sí, una, no me voy a deshidratar, lo sé). Además, que me pasé medio libro leyendo con la mano sobre el pecho, y no por el gusto de tocarme, sino por la emoción que, poco a poco, fue creciendo dentro de. Una de las cosas que me han encantado del libro ha sido cómo se desarrolla la relación entre Will y Louisa, lentamente, casi sin darnos cuenta, y cómo avanzamos con ellos, tan metidos en su historia que no podemos dejar de leer. Jojo Moyes tiene un arte tremendo, narra todo de un modo sutil y embaucador, que te engancha incluso aunque no pase nada. Que ya os digo que no es esto El jinete de bronce pero es algo muy bonito de leer. Pero bonito, eh. No maravilloso ni de enaguas cachondas. Y eso es porque... 


ESTE LIBRO NO ES UNA NOVELA ROMÁNTICA

[Por si se os había olvidado]

¡Ah! Otra cosa que me ha gustado es el final


¿¿Pero qué me estás contando??

Sí, no estoy loca (y no voy a entrar a discutir lo que hacen los personajes). Ha sido algo valiente por su parte y lo valoro muchísimo. Supongo que para la escritora ha sido como elegir entre ser Jedi y hacer lo que tu corazón te dicta a pesar de todo (o, si eres la Ward, tu puto perro) o irte al Lado Oscuro, en el que todo el mundo va a estar contento excepto tu conciencia y la esencia de tus personajes, hasta que al final este camino fácil te corrompe y acabas por la vida con un casco oscuro. ¿Es el final que yo quería? ¿Es el final que la historia se merecía? ¿Es el final que hace de este libro algo un poquito inolvidable? Ay, queridas lectoras, yo tengo mis respuestas (y alguna de ellas es "sí"), tendréis que encontrar las vuestras si os atrevéis a leerlo. Una cosa sí os puedo decir:


ESTE LIBRO NO ES UNA NOVELA ROMÁNTICA

En fin, Yo antes de ti es una lectura sencilla, amena y divertida, pero también dura. Jojo Moyes no ha querido que nos tiremos por el viaducto y ha suavizado muchísimo la historia, pero acaba dando la impresión de que tanto nos ha querido evitar que se ha quedado en la superficie. Aún así, me alegro de haberla leído, la he disfrutado y la he sufrido, aunque hay que cogerla con el ánimo subido.


Consejo de haggard

Por todo esto le vamos a dar en nuestro Gandymetro...


3,5 Gandys de Will y su precioso corazón

lunes, 11 de mayo de 2015

Arsen: A Broken Love Story, Mia Asher

[Libro no publicado en español]
Una mirada fue suficiente... 
Soy una infiel.
Soy una mentirosa. 
Mi vida entera es un desastre. 
Amo a un hombre. 
No, amo a dos hombres... 
Creo. 
Uno me hace el amor. El otro me enciende. 
Uno es mi roca. El otro es mi kriptonita. 
Estoy rota, perdida y asqueada de mi misma. 
Pero no puedo parar. Esta es mi historia. 
Mi rota historia de amor. 


[Reseña en caliente]


[Reseña reposada]
¿Conocíais este libro, queridas lectoras? Yo para nada, pero ya sabéis que estoy leyendo unas cosas de lo más peculiares gracias al reto que nuestras sweeties se sacaron de la manga para mí:


Superada ya la lectura de Cautiva en la oscuridad, me tocaba leer Arsen (sí, hasta tengo un orden lector, son así de porculeras majas estas chicas) y, por supuesto, lo hice sin leer la sinopsis, ¿para qué? ¡Mucho mejor ser feliz! Porque tú, inocente de la vida, abres el libro, lalalala, y...

Y si tienes huevos sigue leyendo

Este libro no te engaña, ni desde la sinopsis ni desde el principio mismo. Esto va de hostias finas, a tu cara y a tu corazoncito. Bueno, siempre depende del lado de la historia que elijas, claro, asi te dolerán más o menos. Pero... ¿Y si eliges todos los lados?

¡Que Kim se nos ha vuelto loca!

Pues sí, puedes entender a las tres partes de esta historia. Otra cosa es ya que compartas o justifiques las decisiones que toman (que va a ser que no), pero, si eres capaz de meterte en la historia y seguirle el juego a la escritora (justo lo que a mí me gusta), te vas a poner en la mente de todos y te las vas a llevar por todos lados.

Mia nos da cariñitos lectores

(De modo injusto nos las llevamos nosotras cuando es Cathy la que debería poner el moflete, no por pichote, sino por mala perra japuta mala persona)

Eso que haces NO

Bueno, a todo esto, sería interesante que os contara de qué va la novela, ¿no?. Seré breve y, por desgracia, algo spoileadora (si eso, haced salto de párrafo right now para saber poco y recibir los golpes como yo, sin escudo). Cathy y Ben son un matrimonio que hace aguas, están intentando tener un niño y... Bueno, no han podido. Ben es el eterno optimista, la roca en la que se apoya Cathy, pero ella ya no puede más, se encuentra perdida y vacía sin poder cumplir su sueño de ser madre, lo que hace que ese matrimonio se separe que ni el Mar Rojo en Los diez mandamientos. Y en ese momento se cruza en su camino Arsen, un encantador pollo follable por todos los ángulos posibles al que se le vuelve la boa loca al conocer a Cathy. Y esa boa y su dueño tienen un lema...

Always ready for the trocotró

Y pensaréis vosotras que ya os he contado el libro, ¿verdad?


Efectivamente, pero ni puta idea, que lo sepáis, porque, os lo tengo que decir, esto no es una novela sino un puto sufrimiento. Hasta que pasa una cosita (nada, minucias de ésas que cambian todo un libro), decide contarnos el presente y el pasado para que recibamos las hostias más alegremente. Y luego ya, pues nada, cuesta abajo en caída libre sin frenos ni protecciones. He llegado a odiar a los personajes (bueno, a todos, no) y a sentir desagrado por el sexo, no porque sea asqueroso sino porque ya tenía mis preferencias tan claras que me daban ganas de matar al leer. Vamos, que os recomiendo otra vueltecita por la reseña en caliente a ver si os aclara mis sentimientos leyendo esta novela. Eso sí, no están ordenados, tampoco os lo voy a dar todo mascadito...


Pues sí, os jodéis y la leéis como yo (dicho esto de buen rollo, eh... Jejejeje). Que, ojo, tiene dos cosas fantásticas:

1. 
De Ben y Arsen para Grey
2. 
Ben, el amor de mi vida

Lo que sí os tengo que decir es que esto ha sido una montaña rusa lectora, con momentos cercanos al infarto, con ganas de tirar el kindelito por la puta ventana y de cagarme en tó por este reto, que a ver qué necesidad tenía yo de pasar por estas cosas. Pero una debe tener una tolerancia al mierdeo que le hace disfrutar de este libro, hasta del epílogo...

Eso no es un problema, es una virtud, querido Jack Burton

En definitiva, queridas, esta novela es Inconsciente escrito por Paullina Simons y creo que con eso ya lo he dicho todo. Es mi Réquiem por un sueño lector. ¿Lo habría leído motu propio? Ni de coña. ¿Lo volveré a leer entero? Jamás. ¿Me ha tenido ansiosa y engachada a la lectura? Por completo. ¿Lo voy a olvidar? Nunca.
Por todo eso le damos en nuestro Gandymetro...

Ben, trae el hielo, que ardo por dentro

¡Eh, eh! ¡Un momento! Siento que, por estas cosas de no querer destripar mucha novela, me dejo la mitad por el camino. Por eso necesito añadir que esa valoración se la doy no porque la novela sea perfecta (que no lo es) sino porque no hay nada que me guste más que un libro que me deje huella (y que, cuando lo cierre, su lectura me haya compensado, eh). Y éste lo ha conseguido. Pero sí os tengo que decir que a punto he estado de cascarle 2Gandys. ¡Ahí os lo dejo! ¡No dejéis de comentarla conmigo si os atrevéis con ella!