martes, 19 de abril de 2016

Sucedió en otoño (Wallflowers 2), Lisa Kleypas


SUCEDIÓ EN EL BAILE...
La hermosa pero enérgica Lillian Bowman aprendió muy pronto que sus modales de americana independiente no eran vistos con simpatía. Y el más desaprobador de todos era el insufrible, esnob e imposible Marcus, conde de Westcliff, el mejor partido entre los aristócratas londinenses de esos tiempos, los de la reina Victoria... 
SUCEDIÓ EN EL JARDÍN... que Marcus la tomó imprevistamente en sus brazos. Lillian se sintió desbordada por la pasión por ese hombre que ni siquiera le gustaba. El tiempo se detuvo, y fue como si nadie más existiera en el mundo...
SUCEDIÓ UN OTOÑO... Marcus era un hombre que sabía controlar sus emociones. Pero con Lillian, cada roce era una exquisita tortura, cada beso encendía el deseo de más besos... Sin embargo, cómo podría siquiera considerar tomar como esposa a una mujer tan claramente inadecuada?


¡Vamos a florerarnos un rato con las aventuras de nuestras solteras favoritas! Aquí no pregunto que a ver quién no quiere ser ellas porque, claro, estar en un baile enagüil plantando el culo en una silla mientras las perras demás solteras van arrimando corsé para pillar marido, pues como que no. Aunque, claro, si al final terminamos con los maromazos que pillan estas chicas...

Florero forever

Marcus Marsden, conde de Westcliff, es un partidazo, faltaría más (bueno, ya sabemos cómo es porque lo conocemos de ese petardo llamado La antigua magia -era el hermano de la protagonista- y le vimos el palo metido por el oj*t* en Secretos de una noche de verano). Es guapísimo y está forrado, se quita a las chatis (y a sus madres) de encima, que están como locas por pillarle. Pero él no tiene prisa, el matrimonio no entra en sus planes cercanos y, además, no quiere verse como su amigo Simón, que desde que está con Annabelle (vamos, desde la anterior novela), está irreconocible. Además, si las mujeres son todas como Lillian Bowman, su boa mejor se queda en casa. Lo de estos dos es verse y ponerse a discutir sin cansarse (y tirarse de los pelos si lo pudieran hacer). Y es que Lillian tiene todo lo que NO se debe tener para pillar marido en Inglaterra. Es americana (¡no!), es protestona/contestona/bocachancla (¡pavor!) y es hija de nuevos ricos que van a la caza de marido con título nobiliario (¡terror supremo!).

No te tocan ni con wifi

Pero Lillian es mucho más de lo que Marcus ve y nosotras lo sabemos. La sociedad de la época se le queda pequeña a una chica tan fucking great como es ella, libre, divertida, inteligente. Es una pena que sus padres las obliguen a ella y a su hermana Daisy a casarse con un noble únicamente para que puedan ir con la cabeza bien alta por haber entrado por fin en una sociedad de pijos cuyo acceso se les ha negado por nacimiento. En fin, que con este carácter que gasta Lillian ya le tocó bastante los cataplines a Marcus en el libro anterior, jugando por ahí en paños menores. Y esta vez no iba a ser una excepción, aunque, claro, qué hombre, por muy estirado que sea, se puede resistir a una joven atractiva que se arrima por aquí, que te enerva, te saca de quicio, se mete en tu cabeza y que, además, huele tan bien...

La MarcusBoa lo pide a gritos

Pero, oh, el cerebro de Marcus no opina igual (ni tampoco la japuta de su madre la condesa) así que Lillian, que tampoco quiere catar AnaConde, se dedica a sus cosas y, mientras, pasa unos buenos ratos con Sebastian St. Vicent, uno de los mejores amigos de Marcus, guapísimo (¡¡y rubio!!) libertino que fo**a por deporte y que es de lo más seductor y misterioso...

O la cocina, la escalera, el ascensor... Lo que quieras, Sebastian

Y esto es lo que nos encontramos en Sucedió en otoño, queridas, un nadismo de Lisa Kleypas (claro, que un nadismo de esta mujer tiene mil aristas y mil detalles y una clase que ya la quisieran muchas). Aquí básicamente lo que hay es historia de amor y pare usted de contar. ¿Es eso malo? ¡Para nada! Sobre todo si, como ésta, es una historia de amor tan completa y preciosa. Marcus tan estirado, Lillian tan loca, una madre japuta, un amigo seductor al que melofó rait nau a ver dónde firmo para comprarlo... Sucedió en otoño tiene todo lo que busco en unas enaguas. TODO. (Bueno, tal vez a mí los maromos me gusten más de otro modo -más como Sebastian- pero lo pongo en pequeño porque a mí MeCaben todos). Diálogos chispeantes, humor, amor, una buena hostia... (si la habéis leído ya sabéis por dónde voy). Hago la croqueta cuando encuentro a esta Lisa Kleypas, a la más grande, la que les dice esto a las demás:

Pa vosotras, aprendices. Y el mío huele a rosas encima

Al ser esta novela la segunda de la serie no carga con las cosas que flojeaban en Secretos de una noche de verano. Aquí no se pierde tiempo en conocer a las chicas ni su situación y nuestros protagonistas no tienen que explicarnos cómo se odian porque ya lo sabemos, lo que nos ahorra mucho tiempo y nos lleva antes a lo que nos interesa: el folleteo acercamiento. (Y el folleteo también). ¿Y cómo es esto contado por Lisa Kleypas?


Detallado, abundante, bien colocado, mejor desarrollado y de alto voltaje. ¡Como debe ser! Quién iba a pensar que el estirado de Marcus, que piensa que echar más de un kiki a la semana es un escándalo, iba a estar más que encantado de empalotarse y darle a nuestra americana lo suyo y lo de su prima (una vez y otra vez y todas las veces que sea necesario). Pero todo contado con el buen gusto que la Kleypas gasta. Me ha faltado, eso sí, un poco más de mis queridas wallflowers todas juntitas, aunque me lo ha compensado la aparición de Sebastian St. Vincent y... Bueno, todo lo relacionado con él (aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaayyyyyyyyy, que no lo puedo contar). Cómo sabe esta mujer engancharte tanto con los protagonistas como con los secundarios. ¡Y qué epílogo, qué final!

Así me he quedado

Sucedió en otoño ha sido una maravillosa lectura. Cierto es que no tenía las expectativas muy altas porque Marcus era demasiado estirado para mi gusto pero Lisa Kleypas ha sido una maestra contándonos su historia, enamorándonos, divirtiéndonos y enganchándonos a la vez. Y dejándonos picadas con el siguiente libro, el cual procedo a abrir ahora mismo...

Por todo esto le damos en nuestro Gandymetro...

Marcus, ven que te enseño mis mariposas

28 comentarios:

  1. Jajajajaja se nota que ha gustado mucho mucho esta historia eh?? los tengo para leer hace siglos,lo que me estoy perdiendo...la protagonista femenina se que me va a molar mucho,encima tenemos de todo,tío buenorro,madre chunga,jajaja..buen post como siempre,besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí desde luego me parece una serie imprescindible!! Ya me contarás si al final te pones!
      Gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  2. Ayyyyyyy Kim, es uno de los que tengo para releer y creo que voy a hacerlo ya mismo... con tu reseña me ha entrado hambre de Marcus y Lillian. Estos libros son un disfrute queridas!!!

    muasss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDD Es que estos libros merecen la pena leerse y releerse, qué gustazo!!!
      Muchas gracias por pasarte!!!

      Eliminar
  3. Qué chuuuuuuloooooo!!!!!!
    Me lo apunto me lo apuunnntoo!! (Ay Sebastianjshdhskaksjdh jaja)
    Por dios que tengo que leerme uno de estos ya y no me termino de poner nunca!! #KKPaMí
    Una reseña genial nena muakkssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDDD Ahí te esperarán siempre, no te preocupes!
      Un besote!!

      Eliminar
  4. Ay Marcus, que buenos recuerdos durante tu lectura, aunque mi mono loco estuviera un poco colocado a su paso por GR XDDDDD
    Los nadismos de la Kleypas son de caché baby ;D
    Venga, venga a terminar las Flowers y a ponerse con los Hathaways!!!

    Muuuaks ;-***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para las Hathaways hacemos budy!!!!

      Eliminar
    2. Yo los leí hace un porrón-pompero así que una buddy-relectura me vendría de lujo para corregir los posibles errores del mono loco XDDD

      Eliminar
    3. Qué buenos recuerdos y luego vas a GR y le has dado un cagarro! XDDDDDD Me parece genial el BR de las Hathaways!!
      Besotes!!!

      Eliminar
  5. Creo que este es mi libro favorito de la saga, adoro a Marcus, y el libro de Sebastian no va muy lejos, te va a encantar!!!

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no le tenía excesivo cariño a Marcus y acabé enamorada por completo. Sebastian me trae loca por completo!!
      Gracias por pasarte!!

      Eliminar
  6. Ay señora, que ud dice todo esto y una se excita (ya sé que es 200% a propósito y te lo perdono)
    Pues habrá que agregarla a la lista de leer que la tengo medio olvidada. Pero creo que con sutilezas tales como AnaConde no pasará al olvido tan rápido. Gracias mil por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Libros así incentivan la lectura, jejeje. A ver si te animas y te gusta tanto como a mí!
      Muchas gracias por pasarte!!

      Eliminar
  7. Hola
    Es mi primer Kleypas y, además, mi favorito. Me estrené con ella con esta novela y ya fue un no parar. Me encanto, adoré a Marcus desde el minuto 0 y, tanto que ahora adoro a todos los estirados nobles jajaja.
    Esta historia es super divertida. En ese sentido, una de las mejores de la autora.
    Y es que los dos protagonistas se las traen...
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, menudo debut tuviste con la Kleypas! Calidad total!!! Sí, me parece un libro redondo, no esperaba que me gustara tanto.
      Muchas gracias por comentar!

      Eliminar
  8. ohhhhhhhhh coincido completamente en todo..
    me encanta esta mujer
    me encanta esta saga
    el libro es genialooooooso
    aunque mi preferido de las florero es el cuarto
    lo amoooooo
    un beeeeeeeeesirto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que coincidamos!! Aunque sospecho que en el último no lo vamos a hacer XDDDDD
      Muchas gracias por pasarte!

      Eliminar
  9. Si es que la Kleypas cuando quiere es la ama del cotarro!! (excepto cuando se le va la olla y crea truños infumables- por ejemplo el último de los Travis, un autentico horror). Las wallflowers es una serie a la que tengo mucho cariño (fue de las primeras novelas románticas que leí y me engancharon al género) y este libro en particular me encantó, me lo pasé pipa con la historia de Lillian y Marcus... un nadismo enagüil siempre que se agradece. Disfruta de Devil in Winter y ya nos contarás tu opinion de St. Vincent.
    Great review, as always!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues al último de los Travis le temo más que a un nublao pero tengo que leerlo en breve, que no puedo dejar la saga coja.
      Normal que esta serie te enganchara a las enaguas, es una pura delicia. Ya te contaré mi opinión de Sebastian, ya...
      Gracias por pasarte!!!

      Eliminar
  10. Este libro fue de las mejores lecturas del año que lo leí... Peeeeero llegó Sebastian St Vincent e hizo que olvidase a todo maromo enagüil que había conocido jajaja. Sigue siendo mi preferido, de momento nadie le ha bajado del altar en el que le tengo xDD.
    ¡Me ha encantado la reseña! Y qué razón tienes, un nadismo de la Kleypas bien lo quisieran muchas... ¡Esta mujer es una artistaza!

    ¡Saludos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Sebastian ya asoma aquí la patita pero luego llega su libro y... Bueno, lo dejo para la reseña XDDDD
      Muchas gracias por comentar!!

      Eliminar
  11. Un nadismo enagüil de la Kleypas le da sopas con hondas a muchas otras. Raticos buenos los que se pasan con estas Floreros. ¡Y lo que me gusta a mí un maromo estirado! ¡Y también me gustan calaveras! ¡Y morenos! ¡Y rubios! Y añsdjfañsldfjañsjkdf!!! XDDDD ¡Genial reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDDDD Es que a ti TeCaben todos! Como debe ser!! XDDDDDD
      Lo que disfrutamos con las buenas enaguas de esta mujer, qué delicia!! Ojalá nos pase siempre lo mismo con ella!
      Besazos, guapa!

      Eliminar
  12. Estoy totalmente de acuerdo con tu crítica. Esta es la novela que a mí más me gustó de la serie Wallflowers.
    Espero ansiosa a ver qué reseña haces de los siguientes, por dos motivos, el primero lo puedo decir: ahí afuera les gusta más la historia Evie/Sebastian que la de Lillian/Marcus, hay una clara diferencia cultural de unos países a otros. El segundo, no, porque es destripar un poco los siguientes libros, y además es algo negativo. Hablaremos de ello cuando acabes la serie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, me dejas sorprendida con lo de que la historia del siguiente libro gusta más fuera que aquí. Yo creo que, objetivamente, éste es el mejor libro de la serie, lo tiene todo. Del siguiente no te digo nada por no destripar la reseña. Lo otro que comentas me lo huelo pero tampoco es cuestión de spoilear. Y, si es eso, probablemente también vamos a estar de acuerdo.
      Muchas gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  13. Me he leido uno por dia y me encantaron!! Y quede desesperada por leerme el tercero despues del epilogo. Me dare dos duchas frias y prosigo la lectura!!

    ResponderEliminar
  14. Me he leido uno por dia y me encantaron!! Y quede desesperada por leerme el tercero despues del epilogo. Me dare dos duchas frias y prosigo la lectura!!

    ResponderEliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión de la novela, siempre con buen rollo y respeto. El estilazo suma puntos.
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)