martes, 7 de junio de 2016

Caballo de Fuego: Congo (Caballo de Fuego 2), Florencia Bonelli

[CONTIENE SPOILERS DE CABALLO DE FUEGO: PARÍS]
La cirujana pediátrica Matilde Martínez viaja desde París con destino al Congo guiada por una ilusión: aliviar el sufrimiento de los nifios castigados por la violencia y el hambre que imperan en ese país africano. Ha dejado atrás una historia de amor difícil, que no consigue olvidar.Por su parte, el soldado profesional Eliah Al-Saud llega al Congo movido por una ambición: hacerse de una mina de coltán, el mineral más codiciado por los fabricantes de teléfonos móviles, que le redituará grandes beneficios económicos. Pero sobre todo llega al Congo para recuperar a Matilde, a quien considera la razón de su vida.Los traumas y secretos que los distanciaron en París siguen latentes y, rodeados por un contexto cruel e injusto, la reconciliación parece imposible.En el marco de la Segunda Guerra del Congo, más conocida como Guerra del Coltán, y amenazados por grupos guerrilleros de mucho poder, Matilde y Eliah intentarán por todos los medios que triunfe el amor sobre la guerra.


Después de pasear, sufrir y alkfsalkjdgfajksgfalsshf con Eliah y Matilde por París, nos vamos al Congo con ellos, que no es que sea mi destino de vacaciones favorito (a mí llévame a Acapulco y déjame de tontás) pero a ellos se les han perdido muchas cosas por el país africano. Algunas las encontrarán y otras las perderán definitivamente. ¿O no...?


Sí, pues mama va a disfrutar cosa mala entonces

Dejamos a Eliah y a Matilde separándose al final de Caballo de Fuego: París, en una secuencia muy de película y con Matilde emprendiendo viaje hacia el Congo, donde va a trabajar para una ONG, Médicos Que Curan, cumpliendo así su sueño de irse a tomar por Cullen ayudar a los demás (sobre todo a los niños, que para eso es cirujana pediátrica). Eliah (que es un machote de ésos que llevan el cartel MÍA en la frente cuando ven a su jamelga) ya le dijo mil veces que allí no se fuera, que eso era un avispero y que estaba a las puerta de la guerra (si lo sabrá él, que tiene que ir allí a proteger una mina del asalto de los rebeldes...). Pero vamos, que Matilde ni caso y allá que va. Y el panorama que se encuentra en el Congo es... Bueno, digamos que Acapulco precisamente no. Por su parte, Eliah ya sabéis que lleva una vida plácida, de tocarse los cataplines y esas cosas, ¿verdad? ¡Ja! Eliah se queda medio tolili una vez que ve marchar a Matilde, pero sus múltiples jaleos no pueden esperar, sus entrenamientos militares, sus investigaciones sobre ciertas cositas que le escaman mucho, solucionar lo de la loca de Cèline, intentar salvar la vida de su padre... Vamos, lo que cualquiera hace un lunes. Y a todo esto hay que sumar la preocupación constante por la seguridad de Matilde (y por saber si se chinga a otro, sabiendo, además, que tiene un ramillete de pretendientes más que ansiosos por tomar el lugar de su Boa de Fuego).


Así se levanta Eliah por las mañanas

Pues éste es el panorama que nos presenta Caballo de Fuego: Congo. Me vais a permitir que no cuente más de la trama porque es de hacerte la picha un lío sería imposible. Si por algo se caracteriza esta serie es por meter miles de jaleos y, la verdad, todos bastante interesantes (es una de las cosas que más me han gustado de este libro, todas las tramas políticas y terroristas que se tejen te enganchan como si esto fuera una novela de suspense). Pero la Bonelli mete tanto que te puede petar la cabeza. Eliah y Matilde siguen siendo los protagonistas, faltaría más, pero hay un tercero aquí que se pone a su nivel: El Congo. Nos sumergimos en la realidad de ese país a finales de los noventa, justo antes de comenzar la Guerra del Coltán y, mientras que con Eliah vemos de cerca toda la parte política, gracias a Matilde vemos la social (que es de ponerte los pelos del cardado como escarpias). Este gran protagonismo del país (y la situación inicial de nuestros protas) hace de este libro uno mucho menos romántico. Tenemos historias de amor secundarias y seguimos con la de Matilde y Eliah, claro, pero, si en el primer libro se hinchaban a kjfdhakjhfajkd y ñiquiñiqui y guarreridas en multitud de posiciones, aquí tendremos que esperar (y mucho) para que pase algo de eso.


Cagontó

Si una cosa nos queda clara es que Eliah y Matilde se quieren mucho como la trucha al trucho. Lo que pasa es que Matilde es tontalculo y ya sabéis los impedimentos que pone para estar con Al-Saud así que se va al Congo con la ansiedad de ver si trabajando como una loca consigue llenar su vida. Y ciertamente lo logra en parte porque ese trabajo le encanta y porque encuentra otra persona a la que amar: Jèrome, un niño que parece puesto en su camino por el destino. Todo muy bonito y de mucha emoción y muy moñas, vale. Pero os voy a decir una cosa. Si hay algo de esta novela que me saca de quicio es Matilde


Matilde procede a esconderse ante la que le viene

No saco el hostiómetro por pereza pero mentalmente se lo ponía de sombrero. Florencia Bonelli nos tiene que dejar claro que es un ángel escondido en un cuerpo de mujer y lo que hace es plantarnos delante una pichote de tres pares de narices que hasta su mejor amiga se llega a plantear si es tonta o se lo hace (¡grande Juana!). Es más blanda que la mie*da de pavo. Sí, es una cirujana fetén y dedicadísima a los demás y blablabla. Pero qué tía más insegura y brasas. ¡Y todos locos por ella! Su fruta madre. En cambio, Eliah...



Personaje imperfecto donde los haya pero consecuente con su pasado y sus acciones. Él mismo dice que Matilde le hace mejor y eso a nosotras nos hace perder las bragas pero todo lo que hace, todo lo que le ocurre y cómo termina en este libro... Me quito el sujetador sombrero y le aplaudo. Él sí es un personaje maravilloso e inolvidable. No es fácil querer a Eliah porque no te da la sonrisa al conocerte (es mucho más fácil con su hermano Alamán, totalmente encantadorgfagjfsgdj) pero conocer cómo siente y piensa Eliah es adorarle. Cada vez que sale, el interés de la novela aumentaba exponencialmente. Suya es la parte interesante, tiene trama amorosa, tiene pasado turbio y sospechoso, está en el punto de mira del Mossad, de asesinos a sueldo, de enamorados pirados... ¡Copón, si lo tiene todo! Lo peor que tiene es haberse enamorado de la pavisosa de Matilde.



La Bonelli ha planteado la historia entre Eliah y Matilde de un modo clásico. El primer libro, París, es el planteamiento, cuando se conocen y no se pueden quitar las manos de encima (vamos, lo que haría yo con Eliah si lo tuviera cerquita) y, además, se nos presentan a los demás personajes y se introducen (jarl) las demás situaciones. Ésta, Congo, es el nudo, donde está todo más liado que la pata de un romano y el amor cede paso al pisto. Y Gaza (el último) será el desenlace, así que casi sería mejor juzgar los tres libros juntos pero, chicas, ya que me he puesto uno por uno...

Caballo de Fuego: Congo realmente es un libro muy bueno (tan bueno que hasta le perdono lo cursi que se pone a veces su escritora). No es de los que se lee fácilmente y en una sentada pero te engancha desde el principio y cuesta mucho dejar de leer. Para mí, flojea cada vez que aparece Matilde y es co*jonudo cada vez que aparece Eliah. Te regala amor, intriga, acción y le da una hostieja a tu conciencia al ver la realidad del Congo y de su gente en una época crucial para el país. Ya si Matilde no fuera tan pichote y estomagante éste sería un libro redondo.

Así que por todo esto le damos en nuestro Gandymetro...


4 Gandys para Eliah y su hermosa y preciosa boa

27 comentarios:

  1. Has condensado muy bien todo lo que es Matilde: TONTACULO. Qué poder de síntesis hija mía! Te aplaudo de pie. Es queeeee... Diossssssss. Y como bien decís, todos enamorados de ella!!! Qué mierda de vida coño! Mi Eliah, con todo lo negativo que tiene, sigue siendo MI hombre. Espero ansiosa tu estancia en cierto hotel, con nombre de rey bíblico...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDDD De verdad que no se me ocurre otra palabra mejor, me parecia insoportable! Eliah es que es tremendísimo! Ay el hotel, EL HOTEL! Qué calores me dan de acordarme XD
      Gracias por pasarte y comentar!!

      Eliminar
  2. AY AY es que Eliah es EL HOMBRE, aunque muy inteeensooo y algo cavernicola a veces. Matilde también es pa?echarle de comer a parte con todas sus comeduras de tareoo...pero como nos encanta estos enfrentamiento. París fue mucho Paris.Congo también tendrá telita y conoceremos otros personajes chulisimos. Para mi Gaza fue interesante tb auqnue el final fue un poco rebuscado.A seguir leyendo y disfrutando de EL HOMBRE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón con el final de Gaza pero a mí... Bueno, no te digo lo que me ha parecido, ya lo leerás en la reseña XDDDD
      Eliah no sé yo si no me asustaría si se me pusiera delante, de tan intenso que es, creo que es un personaje que o lo odias o lo amas y yo soy de las que lo amé. Me gusta tanto que hasta le perdono la novia XDD
      Muchas gracias por comentar!

      Eliminar
    2. Estoy de acuerdo con el final de Gaza... Muy de culebrón mejicano de los años 80. En cuanto a Eliah, bueno... si en la vida real me topara con un hombre así... es políticamente incorrecto decirlo pero, yo estaría feliz de la vida chica! Es cavernícola, sí. Suponte que me monta el pollo porque, no sé... me fui de fiesta con las amigas. Vale... pero se me planta en frente con todo ese cuerpazo, con esos ojazos verdes, esa boca pecadora, ese jopo que se le cae sobre la frente y me habla en francés. Pues yo me encadeno a la cama y que haga de mí lo que quiera!!!

      Eliminar
  3. Qué es eso de hermosa y preciosa boa??? XDDDDDDD Joé no quise leer mucho porque tengo el anterior sin leer pero si a pesar de la prota tieen 4 Gandys tiene que ser la caña de España!

    Muuuaks ;-**

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDDDDDD Te juro que lo de la boa no me lo he inventado! Es que hay un personaje que es lo más, ya verás cuando lo leas qué risas te vas a echar. Es una serie muy absorvente pero siempre y cuando te guste el protagonista, que es muy exagerado y muy todo (y tiene una boa preciosa XDDD).
      Gracias por pasarte, guapa!
      Besotes!

      Eliminar
  4. Genial!!!!!!
    Cómo me emociona leer reseñas de mi trilogía favorita!!!!!!
    Mil risas con tu reseña {como siempre} y totalmente diferente a todas las que he leído de Caballo de Fuego.
    ¿Que es difícil enamorarse de Eliah? Yo estoy hasta las trancas por él. También me quito el sujetador!!!!!!! {y lo que se tercie...} .
    No me mates, pero yo hasta quiero a Matilde. Es que adoro esta trilogía...
    Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, cómo envidio que te guste Matilde!!! Así disfrutas muchísimo más de la lectura, no como yo, que casi prefería que saliera Juana XDDD
      Eliah es tan complicado y complejo... Pero te enamora hasta las pestañas viendo cómo adora a Matilde y lucha por lo que quiere.
      Me alegro de que te haya gustado la reseña!!! Nos vemos en Gaza...
      Gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
    2. Espero tu reseña de Gaza!!!Con ansias!!! Pedazo de pisto en ese hotel que me pone cardíaca {el pisto...}!!

      Eliminar
  5. ay parece que fue hace siglos cuando leí estos libros,joooo como los disfrute!! Eliah de mi vida,como lo echo de menos,la verdad que en este libro la Matilde me saca un poco,bastante de quicio,por que no me veas la chiquilla como marea la perdiz,buen post besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Matilde puede con nuestros nervios, menos mal que Eliah está ahí para compensarnos todo!
      Muchas gracias por comentar!!

      Eliminar
  6. Creo que de esta mujer he leído alguno y no me llegó a la patata
    pero bueno, me lo miraré
    4 gandys bien valen una lectura
    un beeeeeeeeeesito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Neus, no sé yo si esta serie es muy "neusiana" XDDDDD. Estaré atenta si te pones pero si te da vueltas la cabeza no es culpa mía XDDD
      Muchas gracias por pasarte!!

      Eliminar
  7. A la Bonelli ya sabes que la tengo en adobo, que no me hizo mucho tilín con su primera novela, la de los ojos. Pero lo mismo un día que me aburra me ponga con esta trilogía. No he leído nada de la reseña, como de costumbre XDDDD Pertiguismo lector como deporte olímpico ya!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te lo dije, si no te gustó la de mi Kamal no sé yo si ésta te va a gustar. Es verdad que en tres novelas puedes desarrollar más los personajes pero es que ella es tan tonta... (y él, como no te entre por el ojillo, chungo). Eso sí, si quieres sacar tu modo hater, ponte ponte XDDDDD
      Besotes!!!

      Eliminar
    2. Ay Cassandra!... Mira que no gustarte Kamal...

      Eliminar
  8. Ja ja ja ja, me encantó como describes al los personajes no te cortas un pelo , comprendo que no te guste Matilde, lo siento pero a mi encantó y por supuesto sigo enamorada de Eliah

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te eches unas risas con la reseña! Pues sí, yo con Matilde es que no puedo pero me encanta ver que sois muchas las que sí. Es la maravilla de los libros, provocar opiniones y reacciones tan distintas partiendo de la misma base. Aunque no coincidamos siempre, espero que no dejes de pasarte por aquí y reírte un rato con nosotras!

      Eliminar
  9. Hola!!!
    Totalmente de acuerdo, lo de todos enamorados de la protagonista es sello de Florencia Bonelli algo que a mí me saca de mis casillas.... y si, en esta novela Matilde es para poner a zarandearla hasta que se le caiga todo el pelo jajajaja.
    Yo con lo que no podía era con tantas descripciones técnicas... de armas, de materiales... creo que en ese sentido se pasó con la documentación!!!
    pero como la mayoría de sus novelas, una imprescindible
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que esta mujer abruma con los datos, que pueden llegar a sacarte de la historia. No sé por qué pero resulta que tolero más estos datos de armas que los de los perfumes XDD
      Pfffffffffffff Matilde. Con eso lo digo todo XDDD
      Muchas gracias por pasarte!!

      Eliminar
  10. Si esta te pareció fuerte, no te cuento ya cuando leas Gaza, te va a explotar la cabeza.
    Comparto al cien por cien la crítica. Mi opinión detallada ya la dejé en mi blog, así que no me voy a repetir. Pero sí que me parece que esta trilogía es de lo mejorcito que se ha escrito en romántica en español, y toda lectora de romántica (especialmente si tiene algún interés en el thriller, las conspiraciones internacionales, etc) debería darle una oportunidad. Reconozco que a mí me va mucho la novela negra de espionaje, guerras, política internacional y tal, y creo que por eso me encantó esta trilogía porque a la angelical Matildita y el machote franco-argentino-saudí los hubiera estrangulado más de una vez.
    Eso sí, fue una experiencia tan intensa y excesiva que no me quedaron ganas de leer otras de Bonelli.
    Bueno, sí, la precuela del padre de Eliah, de la que a ver si publico crítica este mes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, vas a publicar pronto la de Kamal? Pues espero ansiosa leerla, a mí ese libro me robó el corazón.
      La verdad es que la sensación general que me ha quedado tras leer la trilogía es que me gustaba más cuanto más jaleo político y militar había (ya puedes suponer cuál de los libros me gustço más) y que, si bien a ellos los estrangularía también, Matilde no me entraba por el ojillo y Eliah me entraba casi por todos los lados XD (aunque me sigo quedando con su padre, yo no sé qué me ha dado).
      Supongo que volveré a leer algo de Florencia porque ya ha pasado un tiempo desde que leí éstos y me he relajado algo, jeje.
      Gracias por comentar!

      Eliminar
  11. Que puedo decirte Kim que no sepas. Kamal y Eliah son mis HOMBRES...seductores, fuertes, inteligentes, sensuales, sexuales, un tanto dominantes pero que al final acaban en manos de dos marimandonas, aunque Francesca me encanta y a Matilde la daba una hostia de romperme la mano. Si en Paris me descompuso, en Congo me dieron ganas de plantarme alli y abandonarla untada de melaza en la boca de un termitero...Es la viva imagen del perdón, con todos menos con Eliah, a todos entiende...menos a Eliah, todo lo disculpa menos lo que hace Eliah. La relación que mantienen en este libro con Nigel Taylor me produjo sarpullido...asi que sip, yo tambie me declaro hater de la muerte de Matilde. ¡¡¡Eliah macizorro forever!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Ana, con qué retraso te comento!! Estoy fatal!
      Cuánta razón tienes, a Matilde que le den y Eliah para nosotras! XDDDD
      Gracias por pasarte, guapa!

      Eliminar
  12. Me encanta la Bonelli, excepto "Lo que dicen..." ejem (los machotes-machistas y menos árabes no me van)
    Y lei todo de ella hasta "Caballo de Fuego: Paris", que me gustó y la leí apenas salió, creo que por el 2012.
    Entonces me dirán, porqué no la seguí.
    Resulta que por esos tiempos no estaban de moda, o yo no me había enterado, estas trilogías en las que la historia no termina y tenés que leer todos los libros.
    Tampoco era aficionada a los blogs de novelas. En definitiva, cuando estaba terminando de leer las últimas páginas del libro (que me acuerdo que me costó un dineral) veo que terminan ¡separándose!
    De la bronca que me dió, casi destruyo el libro contra la pared. Después reaccioné y me enteré de cómo era la cosa. Pero quedé tan enojada que no quise seguir leyendo los otros.
    Por ahí, por tu crítica, lo intento. Si lo consigo prestado.
    Del primero, me gustó el argumento. No la pareja. Coincido con lo de Matilde pero, como dije, tengo problemas con los árabes machistas (tampoco me gustan los gitanos ni los piratas ni Doms, a menos que me enteren que cambian).
    Creo que el mejor libro de la Bonelli, para mí, es Marlene.
    Los últimos que sacó no los leí, no me llamaron la atención.
    Además ahora me fijo muy bien antes de leer un libro. Si es trilogía, no lo compro.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normal que lo dejaras cabreada, es que ese final es para tirar el libro por la ventana!!
      Yo te digo que si me han gustado los Al-Saud es exclusivamente porque lo circunscribo a la ficción y puedo leerlo sin que me aplique lo que pasa. En "Lo que dicen tus ojos" las reacciones de Kamal me parecen más coherentes por la época en la que se sitúan, donde incluso en Occidente la mujer no estaba tan liberada. El personaje de Francesca me parece estupendísimo, la verdad. Pero Eliah me parece demasiado para ser un personaje actual. A mí no me gusta nada ni las actitudes machistas ni las dominantes pero siempre leo con ganas de involucrarme en la trama y no mezclarla con mis gustos personales. De todos modos, entiendo perfectamente que tú no puedas con eso.
      De Marlene y de Indias Blancas me han hablado muy bien, a ver si no tardo en leerlas.
      Gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)