martes, 14 de febrero de 2017

Tuya a medianoche (Los Hathaway 1), Lisa Kleypas


Cuando una herencia inesperada eleva a su familia al rango de la aristocracia, Amelia Hathaway descubre que cuidar a sus hermanas menores y a su difícil hermano era algo fácil comparado con moverse en las complejidades del mundo de los privilegiados. Pero aún más complicado es lidiar con la atracción que siente por el alto, oscuro y peligrosamente apuesto Cam Rohan. Dueño de una riqueza incalculable, Cam está cansado de las absurdas restricciones de la sociedad londinense y anhela volver a sus raíces gitanas. 
Cuando la deliciosa Amelia acude a él en busca de ayuda, intenta ofrecerle sólo su amistad pero las intenciones no bastan para contener el deseo que ciega a ambos. Sin embargo, ¿puede un hombre que desprecia las costumbres inglesas verse tentado por algo tan tradicional como el matrimonio?


Pues ya estábamos tardando en meterle mano *ejem* a esta serie, que tanta fama tiene y a la que nosotras hemos guardado un sitio privilegiado en nuestras partes pudendas estaterías. En un ejercicio de vaguería suprema me voy a autocitar nuestra reseña de El diablo en invierno (grrrrrrrrrrr) para que sepáis con qué ánimo cogía yo esta novela...

Y la Kleypas, además, nos regala aquí otra de sus habilidades: la de colarte en un libro a otro secundario que te llama la atención y se abre hueco en tu agenda negra maromial. En éste es Cam Rohan, medio romaní medio irlandés (ay madre lo que puede salir de ahí...) que consigue robarle parte del protagonismo a Sebastian y querer hacerte un sandwichito con los dos. ¿¿¿Le veremos en el siguiente libro??? Porque está claro que Cam ha nacido para ser maromo de los que MeCaben y ya le tengo reservado el huequecito. 

Espera que me recupere que Sebastian me ha dejado fina

Pues ya me he recuperado y MeCabes, chato.


Los Hathaway son una familia cuyo segundo apellido debería ser Mala-Suerte (no son dos, es compuesto, ejem). Se podría pensar justo lo contrario ya que Leo, el hermano, ha heredado recientemente el título de vizconde (con todo lo que eso conlleva) pero parece que la mala vida que gasta le va a hacer perderlo (básicamente porque tiene grandes probabilidades de estirar la pata). Su solterona hermana Amelia es la que intenta que no abandone este lado de la vida y, en una de sus aventuras al rescate de Leo, acaba en Jenner's y bajo la sagaz mirada de Cam Rohan, el romaní que nos robó las enaguas que Sebastian dejó vivas en El diablo en invierno y que, con la primera mirada que le echa, nota en sus genes gitanos que no va a ser eso lo único que le eche a Amelia, IYKWIM.

Con estos movimientos te voy a echar de tó menos de la cama

Por una serie de desdichados acontecimientos (cosa del segundo apellido claramente), los Hathaway acaban recibiendo una ayuda más que generosa de sus vecinos de Stony Cross Manor. ¿Y recordáis quiénes son los que viven en tan rico casoplón...? ¡Los Westcliff! ¿Y quiénes están relacionados con ellos...? ¡Los St. Vincent y, por tanto, Cam Rohan! *inserte usted aquí multitud de croquetas de la felicidad* *inserte usted aquí a unos enfermeros buenorros que han tenido que recoger a Kim del suelo tras la mención a Sebastian St. Vincent*. Amelia puede que no esté tan feliz como nosotras al saber que tiene que compartir más espacio con Cam del que su cabeza quiere pero nosotras sabemos que su ovarios bailan tres sarandongas con la repentina situación. Y Cam ni puede aplacar los calores de su sangre romaní (o la tendencia al vicio de su sangre irlandesa), ni puede evitar desplegar su magia con Amelia. Porque, queridas mías, lo que Cam despliega a su alrededor es una onda expansiva de calores bajeriles capaces de arrasar más que el caballo de Atila y, además, es capaz de llenar las páginas del libro con magia pura y dura (aunque para dura su *censored*).


Cam suelta magia y nosotras, fluídos

Tanto Cam como Amelia tienen la necesidad (aunque no lo sepan) de pertenecer a algún sitio, de sentirse parte de algo. Cam pertenece a dos mundos y, a la vez, a ninguno y Amelia cree que el momento para encontrar su lugar ha pasado y debe estar en casa velando por sus hermanos, desorientados ahora que no tienen padres. Al final su hogar lo van a tener más cerca de lo que pensaban, claro, pero mientras ellos descubren eso, nosotras vamos descubriéndolos a ellos y, la verdad, Amelia nos da un poco igual, mientras que Cam... *emojis de ojitos con corazoncitos*. A Cam ya lo teníamos fichado pero aquí profundizamos en él *tose*, lo que es un pequeño regalo porque cada vez que descubres algo de él se te caen un poquito más las bragas (tiene un tatuajeeeeeeeeeeeeeee -¡y misterioso!-). Y es que cuando aparece, nosotras estamos en plan "Aladdin me lleva a dar una vuelta en la alfombra mágica y me canta Un mundo ideal en la oreja mientras nosotras ronroneamos"Sus sentimientos se narran con una sensibilidad especial, envolviendo todo en un halo mágico, distinto y especial. Vamos, como que cuando habla de vivir libre como su pueblo se te olvida hasta que durmiendo al raso te pueden entrar bichos por los prietos canales (por ahí nos tiene que entrar otra cosa, grrrrrrrrrrrrrr). Pero, a pesar de la maravillosidad que despliega Cam, Amelia es reticente y no quiere dar su brazo a torcer (para unas cosas, que para otras no tiene tantos miramientos la jodía) y es una pena porque se pierde frescura al quedarse la cosa atascada por el "llámale pichotismo, llámale cabezonería" de Amelia.

De verdad, chica, así me tienes

Para que no nos saturemos con Amelia tenemos al resto de los Hathaway, que se nos presentan en esta novela y parecen bastante interesantes (a ver cómo se las gastan en el resto de la serie). Leo es un tontolaba y, sinceramente, me cae mal. Está traumatizado por la muerte de su novia Laura y ha decidido que, si la muerte no viene, ya la va a buscar él a través de todo lo que pille (salir, beber, el rollo de siempre, que diría Extremoduro). Realmente ya esquivó el otro barrio cuando lograron salvarle de la escarlatina que lo dejó sin churri. A él y a Winnifred, otra de las hermanas, a la que Merripen, el misterioso pseudohermano gitano que tiene la familia, mira de un modo especial... No, si con razón dice Amelia que son unos raros, parece que la Kleypas ha ido escogiendo personajes pintorescos al azar, los ha agitado y, ale, ahí tenéis a los Hathaway (no es una crítica, eh, es un pensamiento que he tenido a bien compartir con vosotras, generosa que es una). La crítica viene ahora, cuando os digo que, a través de la historia de Leo, Lisa Kleypas introduce trama sobrenatural que, si bien al principio me ha llamado la atención, me ha acabado molestando y, encima, se resuelve mal. 

Me interesa más hacer esto que la historia fantasmona

El libro se lee bien hasta que Cam decide que Amelia es su churri forever and ever y, para mí, se estanca. No sé qué esperaba de este libro pero sí algo más de lo que me ha dado. Además, como leo sin mirar sinopsis ni saber si los libros están relacionados, pues viene Lisa a hacerme un Kleypas y me llevan los demonios (bueno, ahora ya estoy muy acostumbrada así que los demonios no pueden conmigo). Tú lees dándote cuenta de que entre unos personajes puede haber tomate y "uy a ver qué interesante" y "anda mira que aquí hay gato encerrado con Cam" y de repente se termina el libro y te quedas con cara de panoli porque esperas una historia de amor secundaria que se intuye pero no se llega a dar y, que deduzco, será la del siguiente libro. No os digo esto como algo malo, pero sí para que vayáis sobre aviso.


ESTE LIBRO TE DEJA A MEDIAS, COMO UN MAROMO QUE AÚN NO LO HA CATADO

De todos modos, te puede gustar o disgustar lo que cuenta pero no cómo lo cuenta, porque Lisa Kleypas es una virtuosa de las palabras. Tuya a medianoche es tiene momentos divertidos, tiene guiños a los fans de las Wallflowers, tiene unas secuencias sjadgfjkashdfkjashf extensas y muy hot pero caminando en esa fina línea entre lo guarro y lo amoroso sin decantarse por ninguna pero teniendo un poquito de cada... ¡Y encima hay breves apariciones de Sebastian St. Vincent que han hecho que ésta que os escribe dé palmas con todas las partes de su cuerpo que puedan abrirse y cerrarse! A esto hay que sumar la adorafollabilidad de Cam, que me ha hecho la lectura más feliz, porque si llega a ser por la prota... No deja de quedarme la sensación de que Cam se merecía una historia mejor. ¡Esperemos que el siguiente libro sea más redondo! (Kleypas, te tengo en la mirilla).

Por todo esto, le damos en nuestro Gandymetro...


3'5. Cam, cabalgar tu pooka es mi destino


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

24 comentarios:

  1. XDDDD, eres genial expresando tan claramente y con mucho arte. En mi caso, leí ésta serie antes que las florero (si, lo sé, muy mal nat), y creo que por eso me gustó muchísimo. Besote enorme y a disfrutar ahora de los siguientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mal! XDDDDD Yo leí a las florero antes porque las empecé fortuitamente, la verdad, y me alegro porque así disfruto más de las conexiones que hay entre ambas series. Me alegro de que tú lo disfrutaras más que yo!
      Gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Estoy muy de acuerdo con tu reseña. Cam Rohan es un maromo Kleypas en toda regla que se merecía una mejor historia, y una mujer, en mi opinión, mucho más interesante que Amelia. Las escenas de sexo muy Kleypas, pero no me quedó claro cuando se enamoran, y cuando se declaran su amor, me dejó bastante fría porque, ¿dónde estaba el romanticismo al que Kleypas nos tiene acostumbradas?
    Por otro lado, el rollo paranormal de la novia de Leo me pareció ridículo. Y, sinceramente, aunque Cam me tenía con las enaguas para el tinte, estaba más interesada en la historia de Win y Merripen (y que luego en su libro me enamoró).
    En general esta serie es ligerita y entretenida, pero no tan buena, para mí, como Las Walflowers, y eso que ésta la leí después. Y por cierto, y siendo honesta, yo soy de las que quería que Cam acabara con Daisy (esa escena, por favor).
    Resumiendo, que con semejante aparición de Cam Rohan en El Diablo en Invierno.. pero bueno, sigue siendo un maromazo.
    ¡Estupenda reseña! Y deseando leer la de Seducción al Amanecer.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es que la escena de Cam con Daisy es ajfhdjkafhsdjklfgsljkdgflajsd. Sip, este libro me resultó decepcionante porque entre que la historia de amor no me hizo tilín y que lo de Leo me molestó... Ya te contaré lo que me ha parecido Merripen!
      Gracias por pasarte!!

      Eliminar
  3. Quiero conocer a este Cam, aunque tenga 3 Gandy por que haya habído cosillas que no terminar de convencer,por él lo leeré...Jajajaja y además tengo que seguir leyendo a Lisa.K, muy buen post,bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay Cam hay que conocerlo!!! Pero ya sabes, antes las Wallflower!
      Muchas gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  4. Ains querida, a mi ya sabes lo que me pasa.... Cam es un maromo de los que nos gusta y yo... no puedo remediarlo, lo amo desde el minuto cero y hace que vea mejor la historia. AMO A CAM ROHAN
    muass

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Cam es tna estupendo y peculiar... No importa que su libro sea más flojo, él es maravilloso!
      Besotes!

      Eliminar
  5. Te lo juro, no puedo con el del gif del bailecito. Que risa cuando estira los brazos hacia delante y menea, y menea!!!
    La serie me gustó menos que las de las Wallflowers y me parece desigual. Los dedicados a Beatrix y Poppy me entretuvieron mucho pero sin llegar a hacer la croqueta de la emoción como decís vosotras y el de Leo no me llegó nada. Ese personaje no es para mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sospecho que no te va a gustar nuestra reseña sobre Leo... XDDDDDD Aún no he terminado la serie pero es cierto que es inferior a las florero, aunque en general la estoy disfrutando bastante!
      Muchas gracias por comentar!!

      Eliminar
  6. De no ser por Cam ése libro no me habría gustado nada, odié a Leo (aunque después lo amé ��) y a Amelia pff no la soportaba. Y es que no supero que Daisy y Cam no hayan terminado juntos. ��
    Lo del rollo sobrenatural tampoco me gustó, pero bueno la perdono a la Kleypas por regalarnos esos dos gitanos. ❤❤❤❤
    Porque si Cam te enamoró e hizo explotar tus partes privadas ¡no sabes cuando leas la historia de Merripen! Y también Leo y Harry me parece que se llama el otro galán. Para mi Kleypas es la que mejores galanes nos regala en sus historias.
    Me da gusto leerlas y saludarlas chicas, hace rato que no venía por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, Kleypas se inventa unos maromos maravillosos!! Y también tienes razón en que, si no es por Cam, este libro es un petardo XD
      Gracias por pasarte y comentar. No nos dejes tanto tiempo! XDDDD

      Eliminar
  7. Yo, esos guiños a las Wallflowers no los detecté porque no he leído ningún libro de esa serie (matadme, si quereis, por ello), pero debo decirte que Cam es mucho Cam, y a pesar de que coincido en que la cosa es estanca a partir de cierto punto de la novela, aún y así, de los cuatro libros que he leído de esta serie, para mi sigue siendo el mejor de todos ellos.
    Besotes...y ahora os toca ir a por el otro gitano!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDD De cabeza a las Wallflowers que vas! Tienes que leer esa serie sí o sí!
      Pues fíjate que, de los que he leído de la serie, éste me ha parecido el más flojo, cosas de los gustos XD
      Muchas gracias por pasarte!!

      Eliminar
  8. Hola. La leí hace tiempo y no me acuerdo de mucho. ¿Tenía algo sobrenatural?
    No acordarse no es buena señal, ¿verdad?
    Solo me acuerdo que la primera vez fue al aire libre, ¿verdad?
    No me enganché en la serie hasta mucho tiempo después en que leí, sin orden, el de Leo y de Beatrix. El último me gustó mucho aunque me pareció muy alargado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDD Efectivamente no acordarte no suele ser buena señal pero a veces hemos leído tanto que se noz mezcla todo. Personalmente creo que esta serie gana leyéndola en orden, especialmente por el personaje de Leo, para poder ver su evolución.
      Muchas gracias por comentar!

      Eliminar
  9. Igual es cosa mía pero tengo la impresión de que últimamente, cuando vengo y leo la reseña de un libro de un maromo por el que tenias interés, te dejan a medias xD
    De todas formas, sugo queriendo leer estos libros (a pesar de que te dejen con ganas de más y tal), así que a ver como me va a mi la aventura xD
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDDDDD Es un castigo eso de dejarme a medias y Lisa Kleypas es una especialista en hacerlo! No dejes de leer esta serie, si te gustan las enaguas la vas a disfrutar. Y, bueno, te quedas a medias aquí pero en el siguiente te recompensan XD
      Muchas gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  10. Hola!!
    Estoy muy de acuerdo contigo, ahora te mentiría si recordara de esta serie cual es mi favorito la leí cuando salió pero no es este, ni tampoco Leo, que me defraudó jajaj
    Atenta a lo que opines de los siguientes
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que es una serie que te ha dejado huella XDDDD Pues si no te gusta Leo, sáltate la reseña cuando se publique XDDDDDD
      Gracias por pasarte!!!

      Eliminar
  11. Ay Cam mi hero!!! Me encanta este hombre, lo mío es obsesión lo se, tenía que haber seguido releyendo la serie para refrescar mis emociones con el resto de los libros, pero bueno para otro momento lo dejo.
    Leo dio guerra eh? de verdad que ganas de abofetearle todos los días coñe! XDDD
    Anda que menudas exigencias tienes chata, 3'5!! habrase visto, es que no ves más allá del St Vincent ese!! ù.ù
    Alejate de mi Cam y su pooka rubia!!!! ¬.¬

    Muuuaks ;-***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tía, yo a Cam le daría 5 Gandys y le montaría un piso pero su libro fue un pequeño chasquito, es lo que hay. Y sí, yo me ciego con St. Vincent y muy orgullosa de ello! Sebastian, ven a mí! Ajhafkjhafjahfñjahfdñjhaf XDDDDDD
      Besotes!

      Eliminar
  12. OK, si eres fan de la Kleypas (como me considero yo) hay que leer esta serie, sí o sí.
    Para mi gusto, no está al nivel de las Wallflowers. A esta novela le puse dos estrellitas.
    Lo repetiré mil veces: soy del team Cam-Daisy y creo sinceramente que lo intentó, pero no supo escribir esa historia y por eso acabó emparejándolos con gente de lo más sosa.
    Lo paranormal también a mi me sobró porque magufadas, las justas, la verdad.
    El resto de la serie -para mí- fue un poco interruptus: siempre me parecieron más interesantes las intervenciones de los secundarios que iban a protagonizar la siguiente novela (Merripen y Winnifred o Leo y "X"-vaya manera sutil de no andar destripando), que las historias luego de esos personajes cuando eran protagonistas de "su" novela.
    Me pareció una serie "meh" salvo la quinta, la historia de Beatrix, Love in the Afternoon/ Amor en la tarde (2010), esa me apabulló.
    Dudas varias:
    1) ¿No te "cantaron" nada los estereotipos tirando a racistas sobre "gitanos" e "irlandeses"?
    2) ¿La leíste en español o en inglés? Lo digo porque yo la leí en inglés y me quedé con la duda de si determinadas palabras pseudogitanas las tradujeron al caló español o no (gachí y esas cosas), o la denominación del no gitano como "payo".

    ResponderEliminar
  13. Hola les comento que ya leí la serie completa, siempre me han gustado todas las que he leído de Kleypas, pero estas no son lo que esperaba, igual se dejan leer y entretienen, confieso que para Cam, al cual ya conocía de la serie anterior, me hubiera gustado otra protagonista, pero al final, después de leerla en toda la serie, termina gustando y le coges cariño, gracias por la reseña, me gustan mucho como las describen, me encanta vuestro estilo 👏🏼

    ResponderEliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)