martes, 23 de mayo de 2017

Seducción al amanecer (Los Hathaway 2), Lisa Kleypas


Kev Merripen ha amado a Win Hathaway desde que su familia le rescató del borde de la muerte cuando era sólo un nino. Pero Kev, un apuesto gitano de orígenes misteriosos, teme que su pasado provoque el rechazo por parte de la hermosa y refinada joven. Por ese motivo, se obliga a reprimir sus deseos y poco tiempo después ve cómo, debido a un devastador giro del destino, Win se aleja de su vida sin que él pueda hacer nada por evitarlo. Cuando Win regresa a Inglaterra descubre que Kev se ha convertido en un hombre duro y reacio a expresar sus sentimientos. Pero cuando un atractivo pretendiente pone los ojos en ella, Kev comprende que deberá tomar una decisión si no quiere perder a la única mujer a la que ha amado...


Cuando coges una serie de Lisa Kleypas sabes que hay muchas posibilidades de que te cuele "un Kleypas", que no es otra cosa que ponerte un protagonista/una historia de amor en un libro y darte con el epílogo en las narices para que tengas que leerte el siguiente y saciar tu curiosidad (o calmar tu cabreo -sí, esto viene de Mi nombre es Liberty y me durará forever-). Debe ser que Cam Rohan se le presentó en sueños y tenía que meterlo en un libro porque ya nos robó las bragas los suspiros en El diablo en invierno (¡que ni siquiera es de esta serie, sino de las Wallflowers!). Pero, en un triple axel, va y nos enlaza esa serie con ésta. Y con un mortal se inventa un misterio sobre Cam que enlaza con este libro en otro "Kleypas" magistral colándote una historia de amor imposible que le roba protagonismo a Cam en el anterior libro y que, en éste, le ha robado el corazoncito a esta humilde haggard que os escribe...


Alegría en los ba(t)jos y en los corazones

Os deslío la picha que os acabo de liar. Kev Merripen es un romaní acogido hace años por los Hathaway. No es hermano ni es criado pero sí una parte importantísima de la familia. El tío es duro como boa en posición de ataque pero tiene una única debilidad: Winnifred Hathaway, la hermana enferma de la familia. Y no es una debilidad desconocida ya que todo el mundo en la familia (Win inclusive) sabe que nadie logra traspasar su coraza salvo ella. Él dejaría cualquier cosa por Win y ella le corresponde. De hecho, Win ya usó bastantes artimañas para derrumbar las barreras de Kev... hasta que la escarlatina la puso al borde de la muerte y la convirtió en una chica débil. En todo ese tiempo, Kev fue básico para ella y cuando Win ve la oportunidad de irse a Francia a curarse, lo hace para poder volver sana y conquistar al ceñudo romaní. Con lo que ninguno contaba era con que Win volviera de Francia con cierta compañía masculina...


Kev demostrando su alegría

Ay, queridas, es que Kev siente mucho y muestra poco pero no deja de ser un hombretón de boa sangre caliente al que la ídem le arde al ver a su churri (porque no la ha catado pero es SU churri) cerca de otro. Eso sí, cuando su churri le dice que ancha es Castilla y que haga de ella su descanso del guerrero en el sentido más horizontal de la expresión, él no quiere porque a ver qué le ofrece a una niña bien un romaní de pasado tortuoso y vergonzante. Vamos, que es el perro del hortelano de las enaguas, que ni come xixi ni deja comer. Eso sí, para no querer comer bien que se comen algo al principio...


¡Kim, cochinota!

Anda, que ya quisierais vosotras que Kev os comiera algo... Lo único que digo es que no me esperaba yo eso a las primeras de cambio entre Kev y Win, de los que tienes una imagen menos lengüetil. De todos modos aquí vemos una Win muy distinta al libro anterior, dispuesta a luchar por lo que quiere y sin ocultar sus sentimientos. Es directa y sincera, aunque ello le pueda costar un disgusto y su propia felicidad. Kev es un protagonista fascinante, huraño y duro por fuera pero delicioso por dentro (¡sin ser un moñas!). Te conquista con la pureza e intensidad de sus sentimientos y te hace unas declaraciones de amor tan tremendas que no sabes si ponerle la pastilla bajo la lengua o hacer otras cosas con ella (con la lengua, no con la pastilla). Y también te quedas un poco loca porque no sospechabas tanto sentimiento dentro de él. Menos mal que Lisa Kleypas nos ofrece un momento retrospecter para conocer el pasado de ambos, cómo se conocieron y cómo llegaron a arder bajerilmente el uno por el otro, lo que te hace conocer mejor sus sentimientos actuales y su comportamiento en el libro anterior. Este retrospecter también nos hace descubrir lo poco convencionales que han sido y son los Hathaway, dejando a Kev cuidar de Win de unos modos excesivamente cercanos... 


Ya te quito la fiebre, Win. O te la doy con mi cuerpo serrano

Queridas, después del pequeño chasco de Tuya a medianoche tenía muchas ganas de leer éste porque la historia de Kev y Win me robó toda la atención en el libro anterior, pero también tenía más miedo que vergüenza ante la posibilidad de que Lisa Kleypas se marcara un libro petardo (que también los tiene). Sin embargo Lisa se crea unos "Kleypas" estupendos que suele resolver con una maestría croquetil, lo que en mí suele significar que yo coja el libro en plan "a ver qué tal" y termine saltando por los prados como vaca sin cencerro. Al no tener que presentar a los personajes, entramos ya de lleno en la trama y conociendo el pisto amoroso, lo que hace que se pierda menos el tiempo tanto en esta trama como en las demás. ¡Y es que será por historias! Tenemos la de amor de Win y Kev, el misterio que une a Cam y a Kev, lo que pasa con el doctorcito, el cambio de Leo (que parece otro y del que, por supuesto, ya soy fan absoluta), conocemos más de Poppy, sin perder de vista a Cam y a Amelia, claro, que tienen bastante protagonismo (de hecho, la pareja más gusta más aquí que en su propio libro). Todo esto regado con momentos surrealistas de una comicidad inesperada y situando la novela en la época dando datos para que veamos cómo llega el progreso y nuestros enagüiles se adaptan a él. Todo está perfectamente unido, contado con ligereza (nada de escenas eternas que nos acaben aburriendo) y con buenas secuencias amorosas y perraquiles que van cayendo con cuentagotas hasta que se rompe el dique que las contiene.


Me viene todo el guarrerismo junto #Viva

Bien es cierto que la perfección no existe salvo si me miro en el espejo y esta novela no es la excepción. Kev tiene mucho dilema interno, mucho "eres para mí Win pero no tengo nada que darte Win así que lo mejor es que consigas un marido decente pero no puedo verte con otro así que me voy a pegar a tu culo y voy a mear alrededor de ti para marcar territorio". Kev me ha enamorado pero tanta cabezonería me ha tocado a little el cardado. Es el problema con estos maromos que te miran revirado, que a veces se pasan de intensos. De todos modos es un gustazo de personaje y Lisa Kleypas se recrea en su ceño lo justo, rápidamente cambia a otras cosas para que lo pases mal (aaaaaaay el pasado de Kev) o para que disfrutes mucho (aaaaaay la adorabilidad de Cam). Y para que te frotes las manos ante la que, creo, puede ser la historia de Leo... En serio, Lisa Kleypas, no entiendo el porro que te fumaste para hacer semejante historia con él en el libro anterior, ¡con el potencial revientaenaguas que tiene este muchacho!

En fin, queridas, que me lo he pasado genial leyendo Seducción al amanecer. Te engancha con sus tramas pasadas, presentes y el atisbo de las futuras, con su ingenio, con su agilidad y con la historia de un amor tan intenso que arrasa hasta con la más férrea de las conciencias. Es un gustazo coger un libro con pocas expectativas y disfrutarlo tanto como lo he hecho yo con éste. 

Por todo esto le damos en nuestro Gandymetro...

Kev, ya que me das calores, trátamelos a base de refrotes

                                 
Nota. Ay, lo que tiene ser novata en esto de leer novela romántica, que leo libros nuevos de una escritora sin leer los viejos y así pasa, que luego veo referencias por todos lados. Yo soy de las que piensa (y en alguna reseña está puesto) que Lisa Kleypas se autoplagia, tanto en construcción de maromos como en las tramas. Y leyendo este libro he encontrado tantas similitudes con su nueva serie Los Ravenel... Sobre todo entre este libro y Casarse con él. Por no toquetear la reseña de mi adorado Rhys, añado esta nota aquí pero os tengo que decir que, si bien disfruté mucho de la historia de Winterbone, veo que de novedad tenía poco y que familia loca, hermanas chifladas, amor imposible entre hombre huraño y mujer aparentemente frágil ya existían en esta serie... y son mejores. Si hiciera ahora la reseña de Casarse con él puede que tuviera otra impresión de la novela (aunque no del protagonista, al que seguiría adorando). Espero que si Lisa se sigue autoplagiando no decida darme en los morros con otra Liberty. Iré sacando las antorchas por si acaso...


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

17 comentarios:

  1. Heeey, que buena pinta tiene este segundo libro de la serie, el prota tiene pinta que son de los que me gusta a mi, serie anotada desde hace siglos. tengo que ponerme las pilas con la lectura. últimamente no leo nada y aún no empezado el cuarto del reto rita.. buen post guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDD Ánimo con el Reto! Es que hay tantos libros que leer que a una le entra el agobio lector y al final no lee nada! Cuando retomes las ganas de leer, que no se te olvide esta serie. Pero antes las Wallflowers!
      Muchas gracias por pasarte!!!

      Eliminar
  2. Tiene pintaza, a mi los maromos que miran revirado son los que más me gustan, por diorrrrr.
    Un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDD Pues Merripen es bien malhumorado, si te gustan los maromos así. Antes hay que leer la serie de las Wallflowers, por si no la has leído.
      Muchas gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  3. Pensar que no lo leí porque después de terminar el primero, como que no me dio ganas.
    Si leí el de Leo (me gustó) y el de Beatrix (me gustó mucho).
    Con respecto al autoplagio, a pesar de que no leí este, quizá "Casarse con él" no me gustó tanto porque le noté "ciertos aires" a "Sueños de una noche de verano": lady delicada con plebeyo rico, un accidente que pone en peligro al maromo (a no, en los Ravenel el accidente está en el primer libro). Qué lío!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDD La verdad es que la Kleypas se inventa un patrón y lo sigue mcuhas veces con ligeras modificaciones. No es algo que me disguste pero claro, cuando te das cuenta ya sabes lo que va a pasar.
      Muchas gracias por pasarte!

      Eliminar
  4. Kim, yo me leo los libros de la Kleypas en orden y coincido en que los Ravenel son unos Hathaways, menos pasados de vueltas, los disfruto igual. También casi todos los libros buenos de SEP siguen el mismo esquema y me gustan mil veces más que cuando tratan de inovar. En cuanto a este libro para mí se queda en un 4 raspadito porque el "Ni contigo ni sin tí" de Merripen me tocó las narices soberanamente y para ser una señorita bien que se ha pasado la vida adulta enfermedad las mañas de Win son muy WTF.
    Con todo el libro es un buen Kleypas que disfruté, pero Casarse Con Él sigue medio peldaño por encima... Y yo me quedo con Rhys mil veces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me quedo con Rhys mil veces, es un maromo que entró directito a mi top *.*
      La verdad es que me lo pasé pipa leyendo este libro, aunque creo que me gustó más por comparación con el anterior XD
      Muchas gracias por pasarte y comentar!!

      Eliminar
  5. Que bueno leer tu reseña, me leí los 5 libros y todos me han gustado, unos más que otros, personajes que te enamoran libro a libro, con una familia tan extravagantes pero de los que te llegas a enamorar. Es cierto que la actitud de Merripen, por momentos cansa un poco, pero también es entendible sus miedos, preocupaciones y complejos de inferioridad, me parece que hubo exceso de terquedad, pero en definitiva, son detalles que pasas por alto, ante una bonita historia. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, cuando una historia te gusta acabas pasando por alto detalles que de lo contrario te molestarían más. Al final la sensación que me queda es la de que la familia entera es adorable a pesar de sus rarezas.
      Muchas gracias por comentar!!

      Eliminar
  6. Que exacta es la frase de ►Kev siente mucho y muestra poco◄
    La verdad es que poco me acuerdo de estos libros, de lo que va por encima si, pero de mis sentimientos-sentimentales durante la lectura no tengo recuerdo alguno.

    P.D. A mi el libro anterior me gusto mucho pero como ser VEP Very Especial Peeerson es lo que tiene. Cam you are my heroooooo ♥.♥ XDDDD

    Muuuaks ;-***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDDD Me encanta eso de VEP aunque yo cambiaría la E por una C de crazy, jijijiji. Yo te sugeriría que releyeras el libro anterior (o todos porque mira que olvidarte de esta familia...). Cam es maravillosísimo pero se merecía una historia mejor. En este libro, por ejemplo, brilla mucho más.
      Besotes chata!

      Eliminar
  7. Hola!!
    Pues si te ha recordado a este,espera y verás cuando leas el tercero, la historia de Poppy y Harry ... A el segundo de los Ravennel me recordó mucho más a ese, eso sí, Harry es mucho mejor protagonista que Rhys!!!!
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, querida mía, es que Rhys me ha llegado muy dentro, no sé yo si Harry lo destronará... Pero vamos, que ya sabes que a mí MeCaben todos XD
      Muchas gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  8. Tu reseña es tan buena que me da ganas de ponerme a releer este libro, a ver qué me pasó desapercibido en su momento. Los Hathaway los leí hace años, cuando salieron, en inglés, y me parecieron tan anodinos que casi no recuerdo nada de estos libros. Bueno, excepto el 5.º, Amor en la tarde, que me pareció lo más. Pero me has picado. A ver si gana con una relectura, porque sólo me suena que encontré demasiado tonto todo lo pseudo-romaní de la historia.
    Eso que dices al final, lo de encontrar pautas y modelos reutilizados en las novelas no es nada nuevo, y cuanta más romántica leas más lo notarás. Pero tampoco se lo echo en cara a las autoras. Me pasa con Kleypas, Sandra Brown, Jayne Ann Krentz/Amanda Quick, Susan Elizabeth Phillips, Nora Roberts... Todas tienen ciertos modelos de personajes y de relaciones que se repiten. No pasa nada, también Händel (y muchos compositores clásicos, y pintores,...) se copiaba a sí mismo que daba gusto.
    Míralo de otra forma: a veces las segundas (o terceras...) versiones del mismo tema son mejores que el torpe primer intento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que gana con las relecturas ;)
      Y sí, creo que todos los escritores​, de romántica o no, tienen una fórmula y unas características​ que los identifican. Que además, cuando se las saltan, les salen bodrios de mucho cuidado

      Eliminar
    2. Ya sabes, Bona, que soy muy efusiva cuando reseño. Tal vez debería dejar reposar la lectura un par de semanas y luego reseñar pero así quedan mucho más graciosas, jeje.
      Reconozco que, si el modelo que crea una escritora y repite constantemente me gusta, muy pocas veces me quejo, pero es cierto que no puede quitarme la sensación de dejavu leyendo éste cuando, si lo hubiera leído en orden de escritura, esa sensación la habría tenido con Rhys. En fin, que no es que me importe pero me parecía un detalle curioso a comentar. Y es cierto lo que dice MsAirBack, cuando se lían a hacer experimentos la mayoría de las veces les sale un churro.

      Eliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)