viernes, 25 de mayo de 2018

El canalla (Lecciones de amor 1), Suzanne Enoch


Tres decididas jóvenes juran darles su merecido a los tres peores libertinos de todo Londres. Pero cuando estos granujas le dan la vuelta a la tortilla, ¿quiénes aprenderán realmente una lección sobre el amor?
Érase una vez, que el famoso Vizconde Tristan Dare despojó con su encanto a Lady Georgiana Halley de su inocencia —¡nada menos que para ganar una apuesta!— y ahora debe pagar un elevado precio. El plan es simple: usará todos los trucos de seducción que conoce para ganar el corazón de Dare... y romperlo. Pero su ardiente mirada tienta, una vez más, a Georgiana a ceder al deseo... y cuando él la sorprende con una proposición de matrimonio, ella se pregunta si él está jugando de nuevo o si esta vez es realmente amor.


Como nunca tenemos suficientes enaguas entre nuestros pechos procedemos a iniciar una serie nueva que, además, nos hace debutar con la escritora, Suzanne Enoch. El motivo de leerla es, como me suele pasar, que le he echado el ojo al tercero de la serie y, cual ñiñi ñiñi que soy, tengo que leer todos los anteriores. Pues si esta serie se llama Lecciones de amor es porque, en el inicio de este libro, tres amigas deciden dar una lección a tres canallas impenitentes y que así acaben reformados. Georgiana Halley es la protagonista de este libro y decide darle un escarmiento a Tristan Carroway, un vizconde palote al que no puede ver desde que, seis años atrás, la encandiló para robarle un beso como fruto de una apuesta. O tal vez fue algo más lo que le quitó...

Por Dior, ¿es que tu boa no conoce la decencia?

Tristan ha heredado el título tras la muerte de su padre y con él, una cantidad tan grande de deudas que o alquila la cola o no las podrá saldar... salvo si se casa con una heredera. Y esa heredera tiene el nombre y la bella cara de Amelia Johns, una pavisosa forrada de pasta a la que Georgiana decide ayudar porque le da la gana dando una lección a Tristan y convirtiéndolo en el marido ideal. Para ello va a seducirlo, hacer que se enamore y luego romperle el corazón como él le hizo a ella para que aprenda que no se puede jugar con los sentimientos ajenos y así aprecie a su futura esposa Amelia.

Kim en ese preciso instante

Sí, queridas, planteamiento digno del mejor whatthefuckismo. No me voy a quejar, por supuesto, porque ya sabéis que a mí MeCabe todo y los puntos de partida tontos no son una excepción. Si ya tiene un desarrollo bueno hago la croqueta pero, oh tristeza suprema, éste no va a ser el caso. No es que sea una castaña de libro pero el planteamiento resulta muy interesante y el desarrollo, mñe. Comienza de un modo prometedor, con tres amigas en un aquelarre de los que a mí me gustan, de cotorreo y pensando maldades, que acaban decidiendo dar una lección a tres sinvergüenzas enagüiles porque ya está bien de que jueguen con los sentimientos de las féminas. Y ahí es donde ve Georgiana la oportunidad de joderle la vida a Tristan igual que él se la jodió a ella. Nos metemos muy rápidamente en la gracia del libro y me gusta cómo presenta a los personajes, que sabemos que se llevan fatal pero no conocemos el motivo. Y, cuando lo conocemos, entendemos que Georgiana quiera hacerle un Homer a Tristan.


Ahí estaba yo frotándome las manos ante la maravillosidad que podría tener delante, con putadas, sutiles maldades, sentimientos ocultos... Y sí, efectivamente, el libro tiene todo eso pero como escrito por una Julia Quinn recién levantada de la siesta, que de lo único que tiene ganas es de volver a domir y escribe lo primero que se le cruza por la mente. El canalla es un nadismo agradable pero descafeinado. No esperéis una descripción de la época, unos detalles sobre la sociedad, las costumbres, los bailes... Brillan por su ausencia. La novela es lo suficientemente breve como para que la escritora decidiera no perder el tiempo en esas cosas y, sin embargo, lo pierde en repetir constantemente el comportamiento de Georgiana, que bordea el aburrir hasta a las piedras con su constante "un pasito p'alante, María, un pasito p'atrás" con respecto a Tristan, lo que avanza en una página lo retrocede en la siguiente. No me malinterpretéis, no me ha parecido una chica insoportable pero tampoco he llegado a conectar con ella. En general no he conectado con ninguno de los personajes aunque tampoco me han parecido un incordio. Me ha intrigado algo Robert, el hermano de Tristan que luchó en Waterloo y está en la saca de los traumados #EsoEsBien, pero el resto... 👇


Me la pela un poquito

¿Y cómo vamos de guarrerismos, Kim?, os preguntaréis. Pues yo muy bien, ¿y vosotras? ¡¡Ah, que os referís al libro!! Esperad que me sonrojo 😳. Ya. Pues la verdad es que, en cuestiones de guarrerismo tampoco va a pasar este libro a la historia. ¡Atentas, seguidoras de la Santa Cassie de la Ranciedad Suprema! Este libro es de poco guarrerismo. Hay pocos y, además, poco detallados, se resuelven en varios párrafos y chimpún, a otra cosa, debe ser que éstos se tenían tantas ganas que han sido de ñiqui ñiqui precoz y veloz... Aunque hay una secuencia al final -de la que os hablaré luego- que 🔥🔥🔥. La llegada del sexo estancan la trama, ya que llegan los conflictos existenciales de Georgiana y el eterno retorno de su cabeza. Veréis que hablo mucho de ella y casi nada de Tristan y es porque, de nuevo tengo que decirlo, hay poco que contar. Suzanne Enoch decide no profundizar en los personajes y Tristan, que es la joya del libro al ser el que más evoluciona y blablabla, se nos queda planito, como con poca chicha.


Te voy a decir yo dónde tengo toda la chicha

Y Georgiana puede dar fe de si Tristan tiene ahí más concentración carnal de la habitual porque en la parte final... Bueno, en la parte final hay una secuencia que no pega con el resto del libro y que a mí, que estaba leyendo 😐, me sorprendió, me acaloró y me provocó la carcajada suprema. Ay, no sé, es que es algo tan fuera de lugar pero tan gracioso y que me espabiló de la modorra que la lectura plana me estaba dando que le tengo que subir medio Gandy sin remedio. Yo no sé si es que Suzanne Enoch se había tomado unas copichuelas y estaba tontorrona cuando lo escribió porque es un poco de haberlo escrito bajo la tonteria que da el vinillo pero, chicas, para mí es la mejor secuencia de palotismo y de comedia de la novela (es que me vino estupendamente en ese momento). No de vinillo y sí de darle al porro es cómo se resuelve las consecuencias de esa secuencia pero ya me daba pena bajarle la nota.


Ay, Kim, con palotismo y comedia te compran

El canalla es un libro excesivamente simple, sin pretensiones, que se lee rápidamente y provoca sonrisilla. Huele a nadismo desde el principio y, si buscas uno de lo más insustancial, no creo que te decepcione. Para mí el problema ha estado en la poca profundidad, en el apresurado desarrollo y en que, aunque estés intrigada y quieras seguir leyendo, no termina de emocionarte. Al final el libro se pierde en su propia trama y acabas con la sensación de que, aunque no está mal, pudo ser mucho mejor de lo que finalmente fue. ¡Esperemos que el resto de las lecciones nos gusten más que ésta!

Por todo esto le damos en nuestro Gandymetro...

Tristan, no pares tus manos en mi media y sigue subiendo


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

martes, 22 de mayo de 2018

En la cama con el diablo (Los huérfanos de St. James 1), Lorraine Heath


Le llaman el conde Diablo; un canalla acusado de asesinato, que creció en las violentas calles de Londres. Una dama decente arriesga mucho más que su reputación cuando se asocia con el diabólicamente apuesto Lucian Langdon, pero lady Catherine Mabry cree no tener otra opción. Haría cualquier cosa para proteger a aquellos a quien ama... incluso llegar a un acuerdo con el mismísimo Diablo. Lo que Lucian desea por encima de todo es alcanzar la respetabilidad y una esposa, pero la mujer elegida carece de las gracias sociales para ser aceptada por la aristocracia. Catherine puede ayudarle a conseguir todo lo que quiere pero lo que le pide a cambio pondrá sus vidas en peligro. Cuando el peligro se acerca, Catherine descubre a un hombre de inmensa pasión y él descubre a una mujer de inconmensurable coraje. Cuando se revelan los oscuros secretos de su pasado, Lucian comienza a cuestionarse todo aquello que creía cierto, incluyendo los anhelos de su propio corazón.


A veces no sabes qué poner cuando te enfrentas a una reseña. Sí, queridas, es la pura realidad. Una tiene infinita capacidad de cotorreo cuando se sienta con unas amigas y un café, puede haber un cambio de estaciones en la calle que, como esté charlando de modo entusiasta, ni se entera. Sin embargo, abrir la hojita en blanco de Blogger y sentarte a escribir tu opinión de un libro mezclando de modo coherente tu punto de vista y el humor... Bueno, eso a veces no está al alcance de este cerebro haggardiano. Y eso es justo lo que me pasa ahora. ¿Qué escribir cuando no sabes qué escribir? A mí únicamente se me vienen imágenes a la mente que puedan expresar de modo visual lo que he sentido durante la lectura de este libro y que no puedo contar con palabras.


No estoy emocionada no estoy emocionada NO ESTOY EMOCIONADAAAAA

Y así he estado desde que empecé el libro hasta que lo cerré.

La sociedad londinense desprecia al conde de Claybourne, también conocido como el conde Diablo. Nadie cree que el maromazo que surgió de los bajos fondos y que ahora ostenta el título sea realmente el heredero, ni siquiera Lucian Langdon, el propio conde Diablo, que desprecia a los nobles tal y como se desprecia a sí mismo por haber mentido y usurpado lo que no es suyo. Pero, tras pasar su infancia en la calle siendo un pilluelo junto con los demás chicos de la banda de Feagan, no podía dejar escapar la oportunidad de vivir en la abundancia, dormir en una cama y ayudar a sus amigos. Así camina por la vida el conde Diablo, con la fría mirada del que desprecia a los demás e ignorando sus opiniones. Y así es como lo conoce lady Catherine Mabry, destilando una altivez que se convierte en un imán para los ojos de la muchacha. Muchos años han pasado desde que no pudo apartar su mirada de él y soportó su desprecio pero ahora Catherine va a enfrentar por primera vez a Luke para servirse de sus malvadas habilidades y hacer un pacto con el Diablo que va a cambiar la vida de ambos...

Croqueta pierniabierta de la emoción

Ay, no lo puedo evitar, no puedo dejar de darle a la croqueta con este libro. ¿No os ha pasado alguna vez eso de coger un libro y que parezca escrito para vosotras? ¿Que vais deslizando la mirada por las líneas y no encontráis ni una sola palabra fuera de lugar, nada que no os interese, ni un sólo momento de flaqueza lectora? ¿Que vais leyendo con una felicidad que aumenta de modo proporcional a la tristeza que os produce el hecho de saber que va quedando menos para terminar el libro? ¿Que disfrutáis de la lectura como cochino en charca de barro o haggard con la boca en la masa? Pues todo eso JUNTO es lo que me ha pasado a mí leyendo En la cama con el diablo. Qué felicidad lectora tengo ahora mismo, qué delicia de libro, debería dejar la reseña en esto porque a ver qué más os voy a contar, si acabo de terminarlo y estoy atontolinada con él. Ya sé que no es objetivo hacer una reseña en plena obnubilación pero aquí la objetividad salta por la ventana cuando cogemos el teclado. Cual Umbral, "hemos venido aquí a dar nuestra opinión" y la mía sobre este libro no puede ser más maravillosa. 


Me he quedado atontolinada de amor

No es ningún secreto que me gusta mucho Lorraine Heath en su vertiente del Oeste y tenía muchas ganas de pillar sus libros enagüiles, así que cogí esta lectura con estupenda predisposición. Pero, amigas, torres más altas han caído y, como siempre dice Cassie, aquí no hay nadie sagrado, así que siempre llevas un poco de miedo por si te caes de culo con todo el equipaje. Como tan poco efusivamente os he contado, a mí me ha faltado levitar leyendo (no soy exagerada, para nada, nop). ¿El planteamiento? Perfecto, especialmente por cómo nos lo plantea, empezando con una página del diario personal de Lucian por la que conocemos la realidad del pistaco en primera persona: que él mintió para que le consideraran el legítimo heredero del título. Con esto Luke ya ha captado nuestra atención y ya nos podemos hacer una idea de la cantidad de jaleos mentales que el pobre tiene (normal que le duela tanto la cabeza...). A partir de ahí conocemos a Catherine y vemos en ella una digna rival para el cinismo y el descaro de Luke, con lo que nuestra croqueta comienza a girar. Como una parte básica de la vida de Luke son sus amigos, los demás chicos de Feagan, poco a poco vamos conociéndolos y, oh, sorpresa, son unos personajes que automáticamente adoras (yo especialmente a Jack *arrastrando culo*), que son importantes para la historia y que, como buenos personajes, ocultan más de lo que dejan ver. Al fin y al cabo se han pasado la infancia engañando, no van a dejar de hacerlo ahora...


Uuuuuuuuuuuh, mama likes it

No puedo adorar más a Luke y a Catherine, me han parecido una pareja soberbia y ellos por separado unos grandes personajes, nada planos. Luke como protagonista es estupendo, hasta en su ceguera y cabezonería te lo llevabas tras el seto para jugar al teto. Eso sí, a veces lo quieres estrangular un poquito (maravillosa novedad ya que casi siempre es el cuello de la protagonista el que quieres envolver con tus manitas) por cierta obsesión que tiene que todo el mundo ve claramente menos él. Ese tipo de cabezonerías suelen acabar cansándome pero oh, milagro, aquí no lo han hecho. Eso sí, el truco del almendruco de su secreto para mí no lo fue tanto pero mi interés no disminuyó ni un ápice. Sin embargo, Catherine es la que se lleva tu cariño de calle, qué protagonista más absolutamente fabulosa. Puede que sea muy moderna para un libro de enaguas pero reconozco que a mí ese tipo de mujeres me encantan, tipo Callie en Nueve reglas..., me hacen disfrutar mucho más que las damiselas que se desmayan cada dos por tres en libros más viejunos. Me encanta que afronte lo que siente sin miedo ni pudor, que sea consecuente con sus actos aunque ello le haga sufrir (y también a nosotras), que sea tan buena amiga de Winnie (ay, la amistad, qué importancia tiene en este libro...) y que, cuando tiene a mano un momento de felicidad, lo agarre y lo disfrute. Y quien dice un momento de felicidad dice la boa de Lucian...

Hago magia con los bajos

Ay queridas, qué momentazos ajdfgljadfljaslfjsa nos da Lorraine Heath en este libro. Esta mujer tiene un modo de narrar esas secuencias que a mí me vuelve loca, sin ser descriptiva pero haciéndote entender qué es lo que está pasando y lo que están sintiendo, con un buen gusto exquisito, sin ser chabacana ni evidente y sin hacer las secuencias eternas #RanciedadFriendly. Ya sabéis que yo no me quejo si acaban escocidos de tanto darle al nardo pero de verdad que lo que hay en este libro (que no es mucho y tarda en llegar) es la cantidad perfecta. Para todo lo anterior ya tenemos un inicio potente, unos diálogos ágiles llenos de ingenio y una tensión sexual que carga las páginas para acabar mezclándose con algo más sentimental y sin restar protagonismo a la chicha del libro, el trato al que llegan. Ahí es donde entran en juego los personajes secundarios que, como os he comentado, son otra de las joyas del libro, no hay secundario que no me haya gustado. Están estupendamente trazados, son importantes pero no eclipsan a los protagonistas y sus historias son lo suficientemente interesantes como para que tengamos unas ganas locas de meter el hocico en sus pechotes libros (ay que no me aguanto las ganas de meterle mano a Jack!).


Verás cuando te pille, Jack

Lorraine Heath no desperdicia la oportunidad de abrirnos la puerta a la cruda realidad de la parte sucia de Londres, ésa que tanto le gusta a Gaelen Foley restregarnos por la cara. Aquí, sin embargo, la Heath decide no hacer pupita y contarnos la historia desde una perspectiva más alegre y croquetil pero no deja pasar la oportunidad de clavarnos el aguijón de la pena en el momento más inesperado para recordarnos que, salvo Catherine, todos han tenido una vida horrible (de hecho alguno la sigue teniendo) y que es nuestra obligación leer este libro croqueteando pero con el corazón encogido y dejando espacio para la lagrimilla que se te acabará cayendo y para el golpe inesperado que te deje 😰😰😰😰 (sip, ese golpe final que si habéis leído el libro y conocéis por esta reseña quiénes son mis amores ya habréis supuesto cuál es y que yo no vi venir).


En mi epitafio pondrá "Kim no lo vio venir"

Si tengo que ponerle alguna pega es que el trato que ambos hacen se soluciona de un modo relativamente rápido y fácil pero qué queréis que os diga, como si a esas alturas lectoras del libro, borracha de whisky felicidad lectora como estaba, me importara eso mucho. ¡Yo lo único que quería era casarme con este libro y tener libritos con él! Tendría que compartir marido con muchas, lo sé, como con mi sweetie Gema, con la que hice una maravillosa lectura conjunta que agotó los iconos de 😍 de Whatsapp.

En fin, queridas, que ya no sé qué más deciros sin que parezca que voy sobre una bicicleta sin sillín, es que hasta las referencias que hay sobre Oliver Twist me han parecido acertadísimas. Entiendo por qué entre vosotras hay lectoras que no tienen medida con este libro porque a mí me pasa lo mismo. No sé si en una relectura seré tan efusiva pero desde luego ahora mismo En la cama con el diablo me ha parecido un libro prácticamente perfecto, ágil, entretenido, emocionante, sentimental, perraco, divertido y, por supuesto, romántico, un fabuloso compendio de lo que yo busco para hacerme feliz al leer.

Por todo esto le damos en el Gandymetro...

Luke, si eres un Diablo, a tu perfecto Infierno que me agarro


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

martes, 15 de mayo de 2018

Lecciones de seducción (Northfield 1), Emma Wildes


Brianna había descubierto aquel escandaloso librito, Los consejos de lady Rothburg, en las estanterías polvorientas de una vieja librería. En cuanto lo abrió supo que no debía comprarlo, pero la tentación fue irresistible.
Casada con Colton Northfield, un aristócrata apuesto, poderoso y atento, ansiaba enamorar al hombre que se ocultaba tras aquella fachada de cortesía y distancia, aunque para ello tuviera que armarse de valor y seguir paso a paso las sabias sugerencias -mezcla de picardía y sentido común, de audacia y sabiduría popular, de descaro y sutileza- de lady R., la famosa cortesana.


Cómo me gusta que llegue la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión a mi ciudad. Allí que me planto con mis billetes, dispuesta a gastar. Lo malo es que luego me llevo muchos disgustos, porque sólo hay novelas de Nora Roberts, así que tengo que ponerme a rebuscar para encontrar alguna cosita que me apetezca de verdad. Este año he aprovechado para hacerme con libros para el Reto Rita 2.0 (soy una profesional, por supuesto), alguno que quería realmente tener (sí, por fin tengo Una dulce enemistad en papel y con portada buena -payo con el culo al aire-) y también probar cosas nuevas, como esta autora desconocida y cuya novela compré un poco a ciegas, aunque sólo leer que la pareja protagonista ya está casada me hizo decidirme por llevármela a casa.

Kim riéndose de mí porque me creo lo más comprando libros

El planteamiento es sencillo: un joven matrimonio, Colton y Brianna, que lleva apenas tres meses de unión, es el ideal de la época. Son aristócratas, guapos, ricos y se casaron porque se gustaban. La verdad es que la inexistente precuela de esta historia podría haberla escrito Julianne Donaldson, porque antes del casorio no le dieron al trocotró. Bueno, él le daría con señoras de la profesión y tal, como es de esperar. Pero cuando conoció a la que sería su esposa, se le despertó la boa y a ella se le cayeron las enaguas a plomo, así que el éxito de la unión estaba asegurado.

Esa cara se le quedó a Brianna después, sí

Y es que no es oro todo lo que reluce. Sin el poso amargo de las novelas de Robin Schone, Emma Wildes nos cuenta con un poco más de humor qué hay después del "y fueron felices y comieron perdices". Brianna no es que sea infeliz, pero siente que le falta "algo" a su matrimonio. Que eso de que el marido llegue a su habitación, apague la luz, le levante el camisón, le dé su meneo con delicadeza y luego se marche a sus propios aposentos, pues como que no es lo que esperaba. Colton es duque desde muy joven, sigue con su rutina prematrimonial (que si el club, que si cabalgar por las mañanas...) y parece que lleva un palo metido en el culo, por eso ella quiere sacárselo, así que se hace con un libro sobre el tema para ver qué es lo que falla. Y no es uno de esos que nuestras madres tenían en sus mesillas tipo El secreto de la dicha conyugal del doctor Shryock, sino uno picantón, Los consejos de Lady Rothburg, prohibido desde hace diez años y escrito por una antigua cortesana que desvela los secretos de la relación hombre-mujer, incluyendo todo tipo de guarreridas y perversiones que ríete tú del Grey u otras cosas infames.

Lady Rothburg también se mea en Grey, Zimmerman y compañía

Sin perder el tiempo, Brianna empieza a aplicar las enseñanzas con el estirado de su marido para sorpresa de éste, que no concibe que su esposa, una jovencita bien, culta y educada, sea capaz de comportarse como una meretriz en la intimidad. Ay, querido, si hubieras leído a nuestro Arcipreste de Hita y su sabio consejo ("En la cama muy loca, en la casa muy cuerda") no te hubieras sorprendido tanto. 

Ella no aparece en el plano, imaginad dónde está

Además de esta pareja, tenemos a otra formada por Rebecca Marston y Robert Northfield. Ella es amiga de Brianna y soltera aún a sus casi veintiún años, pero por decisión propia: está enamorada del hermano menor y calavera de Colton, un libertino que no es visto con buenos ojos por el padre de la chica. Me alegró bastante la lectura cuando apareció al principio, ya que era un secundario Melofó de manual: descarado, irónico, fresco... Y más me alegró cuando descubrí que aquí tenía también su historia, y su melofollismo secundaril era sustituido por el de otro hermano, el de en medio, Damien, que tela también el tío. Éste sí que tiene su propia novela, QUE NO ESTÁ TRADUCIDA AL CASTELLANO (mierda tó)... En fin, sigo. Rebecca pedirá consejo a su amiga Brianna para conquistar a su amado y ya os podéis imaginar qué lectura le recomienda. Chimpum.

"¿Que le tengo que chupar QUÉ?"

Como podéis ver, aquí se nos habla de la seducción por parte de ellas, descolocando al marido demasiado gentil y al libertino experimentado. Las mujeres toman la iniciativa y las riendas de las relaciones sin dejar por ello de ser femeninas. Nada de griteríos, comportamientos fuera de lugar y gilipolleces por el estilo. Hay que ser coherente con la época y punto. Aunque SPOILER, como rancia que soy, yo no hubiera hecho que Rebecca se pegara un revolcón con Robert antes del matrimonio. Pero ya sabéis que a decimonónica no me gana ni Jane Eyre. FIN DEL SPOILER. Pero no os creáis que todo es relativo a la intimidad sexual, sino que van a lograr que los maromos se enamoren de ellas más allá de lo puramente físico, que siempre es lo más fácil. 


Una novela que se lee con agrado y que, a pesar de tener bastantes escenas de sexo, no me han llegado a cansar, todo un logro conociendo mi ranciedad, además de que usa un lenguaje muy al estilo de las clásicas del género (nada de vergas, ni chorreos ni cosas así). 

Por todo esto recibe en nuestro Gandymetro...

Quizás 3,5, pero Lady Rothburgh no merece menos


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

martes, 8 de mayo de 2018

Texas Splendor (Leigh Brothers Texas Trilogy 3), Lorraine Heath

[SPOILERS DEL LIBRO ANTERIOR -¡INCLUSO EN LA SINOPSIS!-]

[Libro no publicado en español]
Tras pasar cinco largos años en una cárcel de Texas, Austin Leigh es libre y vuelve a casa para encontrar a su enamorada... casada. Desolado y solo, Austin decide librar su nombre de la vergüenza del crimen que no cometió y lo llevó a la cárcel. De camino a la capital conoce a los supervivientes de una tragedia, una joven y su perro. Juntos, la pareja encontrará la redención, el perdón y un amor más grande de lo que ninguno podía imaginar. 


Oh, qué penita más grande llegar al final de esta trilogía. Cuando cogí el libro de Houston (mi primera lectura de Lorraine Heath) no esperaba terminar tan enamorada de estos tres hermanos y de su creadora, a la que tengo ya entre mis favoritas. Y justo hoy vengo a hablaros de mi hermano favorito, cuyo libro también es mi favor... Uy, pues va a ser que no.


¡Pero con lo que amas tú a Austin!

[Es imposible hablar de este libro sin hacer spoilers de lo que le pasa a Austin en el anterior, queridas, así que enter at your own risk]

Austin Leigh era un chico alegre, enamorado de la música y de una dulce chica, con la cabeza llena de alegría, sueños e ilusiones. Pero todo eso se truncó cuando Boyd McQueen se cruzó en su camino y Austin acabó pasando cinco años en la cárcel por un delito que no había cometido... y que asumió para salvar el honor de su chica. La vida entre rejas consiguió despojar a Austin de muchas de sus ilusiones y de su pasión por la música pero el recuerdo de su amada y de la vida que le esperaba con ella le sirvió para no perder la cabeza. Sin embargo al salir de la cárcel recibe la puntilla precisamente de la mano de la que le mantuvo vivo. Tocado y hundido por este inesperado revés Austin decide limpiar su nombre y encontrar al asesino de Boyd McQueen para poder rehacer su vida. Y en esa búsqueda conoce a Loree Grant, una joven cuya familia fue asesinada que intentará revivir a Austin intentando ignorar el gran secreto que ella misma oculta...


¡Pero qué culebronazo, chica!

He estado enamorada de Austin dos libros así que imagino que suponéis las ganas que tenía de leer su libro. Obviamente, me he llevado un pequeño chasco porque, si bien me ha gustado, no me ha parecido que fuera el libro que Austin se merecía. Para mí es una historia que va de más a menos. donde hay demasiada oscuridad y truculencia para un personaje tan bueno y tan lleno de luz (madre mía, parece que me ha poseído Carlos Jesús, shiuuuuu shiuuuuu). Pobre Austin, más bueno que el pan con chocolate y cumpliendo condena por un asesinato que no cometió y que asumió porque si decía dónde estaba esa noche dejaba con las enaguas al aire a su chica. Así que a la cárcel que va, a sufrir y perder la alegría y la música (aaaaaaaaaaaaaaaaay, que deja de sentirla -la música-) para luego salir y ver que ya no puede estar con su novia. ¿¿¿Pero qué invento es esto??? No puedo decir que me haya hecho mucha ilusión pero ciertamente nos hace partir con un sufrimiento lector que yo disfruto enormemente. ¿Cuál ha sido mi problema con este libro? Pues que la historia me ha parecido demasiado enrevesada y la parte amorosa muy simplona. Ah, y el final, bastante ridículo.


Y eso que dice que la Heath le encanta

Pues sí, me encanta y el libro está escrito estupendamente pero tengo que deciros lo que sentí leyéndolo, va de más a menos. Es verdad que la relación entre Austin y Loree empieza demasiado pronto para mi gusto pero sé que Austin es un encanto y a ver quién mantiene el corsé en su sitio ante este adorafollable. Lo que pasa es que acaba siendo algo repetitiva, da la impresión de que se avanza un paso y se retrocede y se vuelve a avanzar y eso ocupa páginas pero no sirve de mucho más (y ni siquiera se pasan el día dándole alegría a los bajos). Como conocemos a Austin desde hace dos libros tenemos una imagen muy formada de él y no necesitamos muchos datos pero Loree, que por supuesto es un encanto, resulta un personaje mucho más simple a su lado. ¡Y ojo que menuda historia tiene! Como siempre la Heath se luce inventándose drama y con esta chica ha batido el récord, tanto que creo que se ha pasado. Además, el modo en el que se comporta ni lo he entendido del todo ni me ha llegado al corazoncito (que es que lo que me gusta de esta serie, cómo se filtran los sentimientos desde el libro hasta tus capilares). Eso sí, en sus ganas de llevarse a Austin al catre la he entendido perfectamente, grrrrrrr. 


¡Voy a por ti, Austin!

Pero ojo que, aunque el sexo llegue pronto en este libro (las escenas son más largas que en los anteriores pero #RanciedadFriendly igualmente) no se pasan las páginas dale que te pego, esto no es un guarrerismo del Oeste. Me gustaría deciros que es una historia de amor porque romántica sí que es pero es que creo que ahí acaba flojeando con respecto a los libros anteriores. Mientras éstos se centraban sobre todo en el amor de la pareja y en los posibles obstáculos que tuvieran que afrontar, el de Austin acaba dejando el amor en un segundo plano mientras intentamos resolver el drama del libro. Y ahí viene, para mí, el problema final. Da la impresión de que Lorraine Heath no sabía muy bien cómo solventar el dramón que se había inventado para Austin y lo ha solucionado del modo menos creíble posible, porque no os podéis imaginar el chasco que es el final... Le iba a dar cuatro Gandys pero se resuelve el drama del libro de un modo tan absurdo que le he tenido que bajar valoración, con eso os lo digo todo.


Kim leyendo el final

Repasando lo escrito parece que no me ha gustado el libro y no es verdad, lo he disfrutado, más al principio que al final, claro. Es que Austin es tan especial y dice unas cosas tan bonitas... ¡Y no es moñas! Si hay una cosa que he disfrutado supremamente es de la relación que tienen los tres hermanosYa sé que en las sagas es normal que aparezcan los personajes que ya conocemos pero aquí Houston y Dallas son importantes (al igual que sus esposas y niños -especialmente el hijo de Dallas-). La impresión que me he llevado de esta serie es que es la historia de amor y superación de tres hermanos, de cómo la vida les puso pruebas desde bien pequeños y cómo a través del amor de sus parejas y del que se tienen entre ellos han podido lograr sus sueños. Y qué maestra es Lorraine Heath transmitiendo esos sentimientos, es que te encuentras deseando ver a los tres juntos (he disfrutado más de eso que del amor entre Austin y Loree 😖).

Texas Splendor es un flojo pero bonito broche final para esta trilogía de maravillosos hermanos. Con mejores intenciones que desarrollo y llena de momentos de gran dulzura, es un libro que comienza de un modo espectacular para acabar de un modo simplemente decente. Eso sí, el epílogo es totalmente precioso y acabas con la sonrisa en la boca y la lagrimilla en el ojo. He disfrutado muchísimo de esta trilogía y me encantaría que la tradujeran de una vez para que también pudierais disfrutar de los hermanos Leigh en castellano. ¡Petición en Change.org ya!

Por todo esto le damos en nuestro Gandymetro...


Austin, ven a tocarme una sinfonía con tu violín
                             
Actualización. ¡Atención atención a las fans de esta trilogía porque Lorraine Heath ha decidido hacernos dos regalitos! Uno de ellos es que se van a reeditar en papel y el otro, que va a dejar de ser trilogía ya que la Heath va a escribir una nueva historia relacionada con los Leigh, esta vez sobre un personaje que nos robó el corazón y que se merecía un libro propio (pero antes no, que no tenía edad suficiente para mojar el churro). Sería tan maravilloso que a estas noticias se uniera la de su traducción al castellano... ¡Blogueras de influencia, ejerced presión!


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

jueves, 3 de mayo de 2018

Reseñas Reto Rita 2.0. Abril: Elizabeth Lowell

Bueno, bueno, ¡qué exitazo está siendo este reto! Veremos a ver si decimos lo mismo cuando llegue agosto y nos invada la pereza, ejem. Estamos encantadísimas con vuestra participación en el #RitaLowell y, sobre todo, con la variedad de libros que habéis escogido. Desde luego si alguien quiere leer algo de la Lowell con los que vamos a mencionar ahora va a tener lectura para un tiempo. ¿Tenéis curiosidad por saber qué impresiones nos ha causado nuestro primer contacto con Elizabeth Lowell? Pues esperamos que tengáis curiosidad y tiempo porque nos ha quedado un post más largo que un día sin pan...



Las haggards hemos leído...
Sólo suya (Only 1)
Willow Moran se ha quedado completamente sola después de la devastación causada por la Guerra de Secesión. Huye de Virginia y se dirige hacia el Oeste, en busca de su hermano Matthew que busca oro en las Montañas Rocosas. Para llegar hasta él, Willow contrata como guía a Caleb Black, antiguo explorador del ejército. Se trata de un hombre tan salvaje, imprevisible y justiciero como el mismo Oeste. Juntos emprenderán un duro viaje plagado de peligros en el que Willow no puede evitar enamorarse perdidamente de Caleb. Sabe que el orgulloso y enigmático hombre es su destino, y se entrega a él con una pasión sin límites. 
Lo que ella desconoce es que Caleb la esta utilizando en su venganza personal contra Matthew. Ha jurado matarlo por ser el causante de la seducción y muerte de Rebecca, su propia hermana. Pero Willow despierta una necesidad tan feroz en Caleb, que será capaz de derrotar al mismo diablo para hacerla suya. Es un hombre desgarrado entre el deber y el amor, porque sabe que en cuanto lleve a cabo su venganza, perderá a Willow. Además, él también ha seducido a la inocente hermana de su enemigo.


🌟 Reseña de Cassie 🌟 

Seguimos imparables con el Reto Rita 2.0 y ahí que me voy yo al lejano Oeste para descubrir a una autora de la que no conocía su existencia. Empieza esto que parece Caravana de mujeres, con Caleb, ese vaquero palote (muy palote) y malote con mostacho que tiene que llevar en este caso a una moza, Willow, al encuentro de su supuesto marido. 

Te miro de soslayo y te preño

Él tiene también ganas de dar con él por razones de venganza, pero es ver a la joven y que se le despierte la boa y los sentimientos encontrados, con lo que el lío está servido. 

No te emociones tan rápido, querida

Pues lo que prometía se convierte en un soberano coñazo porque a esta autora le gusta describir hasta el color de las hormigas que van por el suelo. Y no digamos ya las montañas, las praderas, los árboles... que si se le quita todo esto se queda la novela en la mitad. 


Luego tenemos la relación entre los personajes. Personalmente me habría gustado más que no hubiera ese instalust inicial (por parte de ella también lo hay), que fuera más lógico el enamoramiento a base de estar tanto tiempo juntos y solos, pero ya sabemos que en la romántica esto de verse y desearse es un must. Luego sí que es cierto que van muy poco a poco, pero me vais a perdonar si os digo que me dio la risa con la metáfora de la trucha


Y más me reí cuando el rudo vaquero se pone a cepillarle el pelo a la otra. El pelo, sí. Y se lo trenza y todo. No podía con mi vida.

Luego te cepillo otra cosa, chata

Se agradece que la protagonista no sea una Pichote (bueno, al final le da un aire y se pone algo petarda) y que vaya evolucionando a lo largo de la historia, y que él no sea un tío mierda con ella, pero no ha sido suficiente para emocionarme. En fin, no es que la novela sea mala ni mucho menos, está bien escrita y las escenas de sexo son de la vieja escuela, con metáforas que harían explotar la cabeza a más de una, pero no va a pasar a los anales de mis favoritas. He salido de lluvias, ropas mojadas, cabalgadas, montañas, caballos y yeguas hasta los pelos. Y si no llega a ser por Twitter, ni caigo en que Wolfe es un secundario Melofó que tiene novela propia. Si os gustan las historias muy lentas y descriptivas, ésta es la vuestra. La mía desde luego no.

Por todo ello recibe en nuestro Gandymetro...

Caleb, déjate de truchas y enséñame tu cachalote

🌟 Reseña de Kim 🌟 

Este libro llevaba en mi kindelito cerca de un año esperando su turno porque me lo recomendó Vero conocedora de que los vaqueros palote me encantan, así que cuando la Lowell fue seleccionada para formar parte del glamouroso Reto Rita 2.0 (me gusta imaginar al reto como si fuera una diva sacada de Dinastía, dejadme con mis cosas de loca) no tuve dudas sobre la lectura que iba a escoger. Esperaba yo un duro Oeste con un duro vaquero y una historia dura y, efectivamente, dureza me encontré pero en los bajos de Caleb.

Mi boa señala dónde está Willow

Y eso marcó toda mi lectura ya que, como comprenderéis, yo no me puedo tomar excesivamente en serio un libro en el que al protagonista se le pone el badajo de consistencia diamantina cada vez que mira a la protagonista. Como no soy yo joven moza de encabronarme ante semejante proeza masculina prefiero echarme mis buenas risas y de ese modo he ido afrontando la lectura así que, como comprenderéis, no puedo pensar que es un novelón porque no me lo ha parecido. Tampoco es un mal libro, eh, es sencillo y cumple la función de entretenerte mientras lees. Si a mí encima me ha dado maravillosos momentos de risas pues ese gusto que me he llevado. 

Kim sintiendo sus gustitos lectores

Sólo suya es una road movie con caballitos y truchas. El punto de partida me ha gustado, con esa mentira latente que marca la relación de los protagonistas y que es impedimento para el final feliz de la pareja pero no para que se dejen llevar por las pasiones saltándose a la torera sus propias convicciones, claro está (ay, Caleb, que tu boa te nubla el razonamiento #Viva). Lo que pasa es que se desarrolla todo de un modo muy irregular, la historia es excesivamente lenta durante gran parte del libro y se resuelve a toda pastilla en la parte final (justo donde más me ha flojeado el libro). Si no os gustan las descripciones paisajísticas este no es vuestro libro, queridas, porque el paisaje es un personaje más y puedes acabar de álamos hasta la punta del cardado. Yo acabé algo cansada pero, sorprendentemente, no tanto como esperaba (debido a mi odio por las descripciones eternas). Tal vez me ayudó recurrir a San Google para ver por dónde iban y, madre mía, ¡vaya paisajes! Normal que se regodee en ellos porque son de los que quitan el aliento. También os digo que tanto paisaje y tan poco meneo me tenían un poco con las lentejuelas de punta pero tanto aguante tuvo su recompensa cuando Caleb se pone manos a la trucha obra y nos da una eteeeeeeeeeeeeeeerna sesión guarreril #TrocotróYAlegríaPaMisBajos.

Caleb percutiendo cuando pilla a Willow

Los personajes han sido de mi agrado pero me parecen bastante superficiales, creo que ambos -sobre todo Caleb- tenían chicha suficiente como para explotarla y tener más profundidad (vamos, que esta historia te la coge Lorraine Heath y estás con el corazón en la boca cada dos por tres de la lastimita lectora que llevas encima). Además en la parte final a la prota le da un ramalazo mediopichotil que mñe. De todos modos Sólo suya me ha parecido un libro sencillo que, partiendo de una historia muy prometedora, se queda en una lectura algo simple y superficial. Pero yo, como estaba disfrutando entre palotismos y truchas, me lo he pasado estupendamente leyendo y los secundarios me han gustado lo suficiente como para seguir con la serie (como vais a poder comprobar en la siguiente reseña...).

Por todo esto le damos en nuestro Gandymetro...

Caleb, quiero ser la trucha que tu boa achucha

🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟

Sólo mía (Only 2)
Lady Jessica Charteris atesora en su corazón los recuerdos de su amigo Wolfe Lonetree. Él es el único hombre en quien confiar, el único capaz de protegerla de sus pesadillas, el único al que puede amar... y hará lo que sea necesario para que se case con ella.
Cuando Wolfe, un hombre duro, hecho a sí mismo, de madre cheyenne y padre inglés, es forzado a un matrimonio no deseado, obligará a la temperamental y mimada dama escocesa a que cambie los salones de bailes y las reuniones sociales por la vida ardua y sin concesiones del salvaje Oeste americano. Confía en que la joven se rinda al enfrentarse a la difícil vida que le espera, y vuelva a Inglaterra, dejándolo en libertad.
Pero él no conoce a Jessi, no sabe de lo que es capaz, y pronto quedará conquistado por una sensual elfa de cabellos rojizos que derrama lágrimas que le llegan a lo más profundo de su corazón. Aunque tampoco Jessi conoce realmente a Wolfe, ni su endemoniado temperamento.


No me podía yo ni imaginar cuando leí la historia de Caleb que iba a terminar queriendo leer toda la serie Only. Y la culpa de ello la tienen los melofós que aparecen, que hacen que quiera ir encadenándolos en una especie de trenecito del placer lector. De momento me conformo con contaros brevemente (que tampoco es cuestión de que esto sea más largo que la boa de Nacho Vidal) que el melofó de Sólo suya es Wolfe y que ya ahí te das cuenta de que su historia es digna de libro propio y de los que tienen buena pinta, ya que es la historia de amor de un mestizo (hijo de un lord y una cheyene) y una lady británica.


Come to mama!

Como ya conocemos a Wolfe, sabemos algo de Jessi y tenemos el culo pelao de ver las montañitas y los preciosos paisajes en este libro vamos rápido al turrón, a ver cómo Jessi atrapa a Wolfe en un matrimonio que él no quiere. ¿Le hace un placaje guarreril en la cama? Pues no, que Jessi es mocita, inocentona y traumada. Engancha a Wolfe con los lazos de la confianza, una dosis de ligero chantaje y apelando a la necesidad de ser protegida de un matrimonio concertado con un lord asqueroso. Y Wolfe, que siempre ha sido su mejor amigo y siente una especial debilidad por ella, pasa por el aro porque no le queda otra pero dejándole bien claro a la moza que acabará anulando el matrimonio, entre otras cosas, porque este no será consumado. 


Claro, y yo soy Maureen O'Hara

Ay, de verdad, este libro es de una comicidad casi constante, sobre todo en la primera parte, donde Wolfe se las hace pasar canutas a Jessi dejando que una lady fina como ella se enfrente a las cosas de la vida sin criadas que le ayuden, confiando en que el gran paso de los salones enagüiles a la dureza del Oeste americano le hagan pedir la anulación del matrimonio y volver a Inglaterra con el rabo entre las piernas. Pero Jessi va a resultar un hueso más duro de roer y al final el que va a llevar el rabo entre las piernas y bien palote va a ser él.


Wolf acaba de ver a Jessi

Sí, chicas, esta serie está llena de palotismos everywhere. Sólo mía es un libro muchísimo mejor que Sólo suya, el primero de la serie. Sin perder tiempo en presentar ni personajes ni ambiente, nos encontramos ante un nadismo donde lo importante es la relación entre Wolfe y Jessi, el tira y afloja entre ambos para lograr salirse con la suya. Las motivaciones de ambos para comportarse del modo en el que lo hacen se van desgranando según avanza el libro, resultando Jessi un personaje mucho más completo e interesante de los que esperábamos (a Wolfe hay un momento en el que no le acabas e entender). El libro esta plagado de momentos muy cómicos que he disfrutado enormemente. La dosis de acción no es tan grande como en el anterior pero no se echa en falta ya que lo que quieres es disfrutar de la relación entre los protagonistas y, más adelante, de la relación de estos con los protagonistas del libro anterior, Caleb y Willow (con referencias truchiles que te hacen sacar la sonrisilla) y con los dos melofós de este libro, Matt y Rafe, sobre cuyas historias (especialmente sobre la de Rafe) no puedo esperar a poner las zarpas.

Rafe, de ti espero que me eches el látigo

La tensión sexual está bien lograda y mantenida durante gran parte del libro. No hay muchas secuencias guarreriles pero las que hay son muuuuuy largas (¡bien!), descriptivas (¡bien!) pero sin lenguaje crudo o soez (¡bien, bien!). De hecho Elizabeth Lowell es especialista en usar todos los sinónimos que te imagines para las partes del cuerpo, lo que acaba sacándote la sonrisa ante los malabarismos del lenguaje que usa para no decir que le toca el xixi. Lo que me ha impedido darle las cinco estrellas es que en la parte final se alarga inexplicablemente la situación, haciendo de Wolfe un personaje demasiado testarudo, para acabar resolviendo el gran problema que les impide estar juntos con una enorme rapidez.

Por todo esto le damos en nuestro Gandymetro...

Wolfe, yo también quiero lavarte pero con la lengua

🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟

Vero ha leído...
Sólo amor (Only 4)

Los hermanos Malasombra eran malos de verdad pero una mieeeeeeeeerda comparados con los malvados que acechan a la solitaria y valiente heroína  de este libro que, para defenderse de ellos, va a necesitar la ayuda de un rubiazo con acento australiano que calza tremendo látigo, grrrrrrr...

Nuestra Vero ha optado por hacer alguna relectura de la serie Only pero ha escogido el libro del melofó Rafe como su Libro Lowell (tonta no es, no) y le ha dado tres estrellitas y media. Nos cuenta en su reseña (que es, a la vez, post recopilatorio igual que este) que Rafe es una especie de Willy Fog (siempre lo llamaremos así #NiñosDeLosOchenta) que, cuando conoce a la prota, lo único que quiere es conquistarla, con lo que se la intenta ganar a base de cazarle comida, cortar leña... Si ya plancha voy a entregarle hasta los lacitos de mi corsé. Lógicamente la prota reconoce a un maromazo para agarrar y no soltar en la vida y le hacen chiribitas los bajos con él pero aquí aquí entra en juego una cosa que a Vero le encanta #IroníaOn, la cabezonería de los machotes de la Lowell, porque Rafe es un alma libre que gusta de ir descubriendo cosas all over the world y, claro, eso de enamorarse es un poco "jaula" para él... En fin, que le ha parecido un libro bonito, con una relación cocida a fuego lento pero que para ella pierde puntos por la cabezonería maromial y el precipitado final. Nuestra Vero se ha quedado con la sensación de que esta serie debería haberle gustado más... ¡No dejéis de pasar por su blog para leer la reseña entera y el resto de opiniones lowellianas!

Sólo suya

Varias de vosotras también os habéis venido a las montañas de San Juan a comprobar las habilidades truchísticas de Caleb, grrrrrrr.

🌟 Vero ha releído la historia de Caleb y Willow y le ha dado entre tres estrellas y media y cuatro. Le parece ulibro bonito y divertido, con momentos de querer matar a ambos, con unos diálogos que para Vero son lo mejor del libro (a excepción de los momentos de intimidad/hot/sexo -¡Vero, guarronaca! 😂-). Para ella quizás haya demasiada descripción del viaje pero por lo demás es entretenido, Willow y su inocencia y Caleb intentando unificar a la mujer casada con esa inocencia le dan risa floja. 

🌟 Alebooks le da tres estrellas y comenta que el libro le ha gustado, el romance de los protagonistas, los diálogos y algunas situaciones incluso le han hecho reir pero su mayor problema ha sido lo excesivamente descriptiva que es la autora, por lo menos en esta novela. Cree Alebooks que se podría haber ahorrado contarnos a cada rato de qué color era la tierra, cómo eran las ramas de los árboles o el color de los ropajes, ya que todo esto ha hecho que el viaje le pareciera un poco tediosoAún así, la novela le ha entretenido bastante y las situaciones que se daban entre Willow y Caleb le han divertido mucho, sobre todo las partes en las que tenían intimidad (¡viva el #TruchaPower, Alebooks!).

🌟 Jane Harding le da tres estrellas y comenta que es un libro que mejora notablemente en la parte final. Nos cuenta que gran parte del libro se limita a describir el viaje de los protagonistas por tierras montañosas y ese exceso descriptivo (de paisajes, principalmente) hace que la primera parte del libro se haga un tanto pesada. La parte final del libro se dinamiza, aunque el conflicto que actúa como hilo conductor de las acciones de uno de los personajes se resuelve para su gusto de una forma rápida y sin consecuencias (mucho odio y tal, pero luego tan amigos). Para terminar, Jane nos dice que la historia de amor no es para tirar cohetes, aunque las escenas íntimas no están mal contadas.

🌟 Pepa le da tres estrellas y media y nos cuenta que le ha sorprendido gratamente la lectura, tiene buen ritmo buenas escenas, sobre todo las de acción, ha sido parecido a ver una película del Oeste. Le ha pasado como a muchas, que tanto paisaje y tanta repetición le han acabado cansando. Los protagonistas le han parecido dos clichés con patas y le ha faltado comunicación entre ambos, su amor le parece un romance que surge más de la admiración y del buen físico que del conocimiento mutuo. Aún así, o bien porque no frecuenta este género o porque el ritmo es ágil y las descripciones muy visuales, se ha entretenido bastante y ha decidido que también tiene que echarle un ojo al libro de Wolfe #Grrrrrrrrrrrrrrrr. ¡No dejéis de leer su reseña para conocer su opinión completa!

🌟 WuHara le ha dado dos estrellitas a este libro, el cual ha leído tras el segundo y porque quería leer el tercero 😂😂. Nos cuenta que es un poco lenta al principio y un poco aburrida en algunos momentos, es lo que tiene un viaje, que tanto "ulular" cansa. Casi muere cuando pensó que tenían que explorar cinco montañas (ಠДಠ). Yendo a los protas, Caleb le parece un ángel vengador, rudo, tierno y con una insana obsesión por las truchas (¡venga, WuHara! Hazte #TruchaTeam, como Kim! 😂). Y hablando de la "trucha", Willow (a la Lowell le van los motes de animales: "mi trucha", "mi loro", "mi halcón peregrino"...) nos cuenta que comenzó con una fortaleza digna de admiración, valiente, trabajadora... y sumamente tonta, no le podría haber dado un ataque de "necesito una prueba de amor" en el peor momento. Really? A WuHara le gustaría poder decir que ha disfrutado pero no ha sido así. Si bien le gusta la narración y los diálogos, ha encontrado la novela muy descriptiva, a veces repetitiva y esa tontunería de Willow hacia el final le ha dado tal hostión que le ha quitado una estrella.

🌟 Floripiquita le da tres estrellas y media y nos cuenta que no conocía a la escritora y le ha sorprendido gratamente. Le ha gustado mucho la historia y la relación entre dos personajes con mucha personalidad, con un pasado difícil y nada ñoños. El desarrollo de su relación le ha parecido maravilloso y muy sensual (el momento trucha le parece muy grande -como la boa de Caleb, añadimos- y le ha recordado a Outlander) y, aunque la narración es algunas veces demasiado descriptiva (sobre todo en cuanto a lo paisajes), Floripiquita ha disfrutado de la lectura. ¡Yupi!

Sólo mía

También varias de vosotras habéis caído bajo el influjo de Wolf Melofó y le habéis echado un ojo a su historia.


🌟 Vero ha releído a Wolfe y le da entre tres estrellas y media y cuatro. Comenta que le ha gustado más que el primero, se lee más "cómodamente". Wolfe es un personaje que ya en el primer libro atrapa la curiosidad y a Vero le gusta mucho pero en determinados momentos le hubiera dado dos tortas por su comportamiento y manera de juzgar a Jessi. A Vero le da en la naricilla que a la Lowell le gustan los protagonistas machotes combinados con algo de pichotismo en determinados momentos, que Vero denomina michotesJessi le parece una buena protagonista, muy inocente pero cero pichote, que tiene miedo y hace lo necesario para superarlo pensando que el pisto tendrá final feliz. A pesar de los obstáculos no deja de luchar y demostrar que es muy capaz de sobrevivir en el Oeste y a su marido. Y Vero también ha caído bajo el influjo de los hermanos Moran de los que dice que son tremendos y prometen, más Rafe, jiji. Stay away, bitch! Desde mi mayor cariño te lo digo, Vero 😂.

🌟 WuHara le ha dado tres estrellitas y media y nos cuenta que tiene diálogos muy divertidos, sobre todo por parte de Jessica, que es dulce, terca y demasiado benevolente, se hace querer. A Wolfe le ha costado cogerle cariño porque es un cabezón. No ha terminado de gustarle básicamente porque cree que merecía sufrir un poco ya que se las hace pasar canutas a la pobre Jessi. Entiende sus sentimientos y hasta cierto punto lo puede ver justificable pero le parece que se pasa tres pueblos (y eso de humillar/insultar a Jessi...😒). Nos cuenta que Wolfe y Jessi le han recordado a Daisy y Alex de Besar a un ángel (aunque Alex es mucho más suave -y nosotras añadimos que más akjdfhañkfdhñsjafdhñ-). Al que sí ha cogido cariño a falta de poder cogerle otra cosa ha sido al melofó del libro, Rafe, grrrrrrrrrr ( ͡°﹏ ͡°)ლ (en su fuero interno esperaba que Jessi le diera una patada a Wolfe y se fuera con él) \|  ̄ヘ ̄|/_______θ☆( °o°)/ (hemos respetado la necesidad de WuHara de contarnos su opinión con emoticonos propios). Aún así la novela le ha gustado, es sencilla, fluida y divertida aunque tenga un final un poco precipitado

🌟 Pepa se ha sentido decepcionada con esta lectura y le ha dado dos estrellitas. Quizás se esperaba demasiado y pasada la sorpresa del primero, este le ha sabido a muy poco. Wolfe tenía una pinta genial pero Pepa admite que le han faltado más matices. Hay muchos frentes abiertos que juegan como un supuesto misterio que al final se desvelan tal cual te has imaginado, sorpresa cero. Pepa nos dice que cuando una novela es tan tan tan predecible se aburre. La primera parte es muy repetitiva, con una protagonista que no le ha convencido porque le parecía de todo menos real, esa relación tan forzada entre ambos, esa transformación de ella que ni a una plebeya londinense le resultaría tan tan fácil. Todo se da por hecho y a Pepa eso no le convence. Y luego encima culmina todo con una escena rapidísima. Vamos, que tanto hacer sufrir y darle vueltas al tema para luego  eso... Pues no. Una pena, la verdad, porque esperaba mucho de esta novela y se ha quedado en poco. Eso sí, para Pepa las escenas de fuego están muy logradas... A este hombre le deberían dar una MEDALLA por su autocontrol. 


🌟 Alebooks le da cuatro estrellas y media y comenta que le ha gustado muchísimo más que el primero de la serie. Wolfe y Jessi le parecen unos personajes geniales, ha disfrutado de lo lindo con su historia y, además, agradece que la narración no sea tan descriptiva con los paisajes y terrenos como lo fue en el anterior. Lo que más ha disfrutado son los momentos íntimos entre los dos protas porque son 😍🔥😍🔥😍🔥(sobre todo Wolfe, grrrrrr). Y, como le ha encantado, le apetece mucho seguir con las demás historias, las de los hermanos Moran, Matt y Rafe, en especial la de éste último ya que en este libro se nos da unas pinceladitas de lo maravillosamente bien que maneja el látigo 😂 (eh, eh, ¡a la cola, chata!). Alebooks no le da las cinco estrellas porque el epílogo es muy breve y le pareció tan apresurado que le dejó con ganas de más.

🌟 Elsa le da cuatro estrellas y nos cuenta que leyó por primera vez este libro hace más de diez años (cuando el mercado de la literatura romántica todavía era escaso en España para las que leían mucho y pasabas constantemente por la FNAC para ver si salía algo nuevo). Como cada vez que relee un libro Elsa comenzó con mucho miedo (el libro es el mismo pero ella como lectora, no) pero el recuerdo que tenía de Solo mía era bueno y quiso intentarlo. Ella ha leído la serie entera y nos cuenta que hay muchas cosas comunes en todos los libros de la serie, fundamentalmente el carácter de los protagonistas masculinos (que a veces ha estado a punto de provocarle cierto ataque de nervios por mostrarse siempre reluctante a la relación amorosa), el toque machista aunque no excesivo para el momento en el que fue escrito totalmente acorde a la época, esa manía de ver en la protagonista como un enemigo en ciertos tramos... Pero, a pesar de esto, Wolfe se presenta como un personaje duro pero tierno y, fundamentalmente, con mucho sentido del humor, sentido del humor que comparte con Jessi y que probablemente sea el mayor acierto del libro, es imposible que no te saquen ambos varias sonrisas con sus acciones, sobre todo de ella, y sus conversaciones. El libro combina amor, aventura, humor, sentido de la amistad y cierta tragedia y para Elsa es una lectura ligera y muy entretenida aunque ciertos diálogos y situaciones a veces parezcan excesivos en el drama, así que le mantiene las cuatro estrellas que le dio en su momento.

🌟 Myself le da cuatro estrellas y nos dice que le ha parecido muy entretenido, ha sido una lectura fácil con la que se lo ha pasado muy bien. Y es que los protagonistas tienen unos diálogos llenos de un humor chispeante y Wolfe es un amor. Muy recomendable aunque alguna parte le haya parecido un poco excesiva en el drama.


🌟 Mysticnox le da tres estrellas y media y confiesa que al principio las idas y venidas de esta pareja se le hacían pesadas, tenían siempre la misma dinámica entre ellos. Admira la valentía y fortaleza de Jessica pero, aunque la comprende, algunas cosas debería haberlas explicado antes. Wolfe unas veces muy cabezón y bastante cruel, aunque lo compensa más tarde. Pero debe decir que el final tan rápido es lo que menos le ha gustado, esperaba que Wolfe mostrara mejor lo que siente. Cierto es que todo es más o menos predecible, pero a Wolfe lo ha disfrutado mucho (y ahora le ha picado el gusanillo por los hermanos Morán...).  ¡Pues nada, chica, ahora vienen sus reseñas, a ver si te pican más cosas!

🌟 Floripiquita le ha dado tres estrellas y media y nos cuenta que tenía muchas ganas de conocer la historia de Wolfe y Jessi (ay, querida, no sabemos de qué nos suena... 😅). Como en el libro anterior, le ha gustado mucho el pasado que la autora crea para sus protagonistas: un vaquero mestizo mitad cheyene mitad lord inglés y una joven escocesa acogida por la familia de su padre, con un pasado difícil y un presente que transcurre entre algodones. Lo que ya no le ha gustado tanto es lo cruel que puede llegar a ser el protagonista para librarse de ese matrimonio impuesto ni tampoco ese final precipitado, aunque se lo perdona a la autora por crear unas escenas de sexo tan sensuales. ¡¡Ese baño!! Grrrrrrrrrrrrrr.

🌟 Carmen decidió leer directamente el libro de Wolfe y en su fantástica reseña nos cuenta que este libro ha sido toda una sorpresa para ella. No esperaba que la novela fuera básicamente la relación amorosa entre los protagonistas y el camino que recorren hasta que se dan cuenta de que están enamorados. El centro de la novela es la enorme tensión sexual entre ambos. A veces puede llegar a cansar tanta tirantez entre ambos pero solo por llegar al momento en el que tanta tensión explota merece la pena leerla (grrrrrrrrr, añadimos nosotras). Como no todo podía ser perfecto, a Carmen le ha faltado trama y algunas cosas le han chirriado (como la crueldad de Wolfe con Jessi). En fin, que le ha parecido una lectura romántica muy entretenida que, además, te da ganas de leer las historias de los hermanos Moran. Ay, Carmen, ¡te has quedado igual que nosotras! 😂. ¡Leed su reseña para saber qué más nos ha contado!

Sólo tú (Only 3)
En el tercer libro de la serie Only nos damos un paseo por los salones del Oeste y las partidas de cartas, donde una joven mocita no se debería meter si no quiere causar una impresión equivocada. Lo de robar al hombre que no debe también está feo pero si es un melofó no nos vamos a quejar mucho.

🌟 WuHara le ha dado tres estrellas y su reseña viene con una advertencia, que si os ha gustado Reno en los libros anteriores no leáis este 😱. Nos cuenta que la Lowell va dejando claro cómo escribe y su "prototipo" de maromos le están cansando, todos siendo bordes y desconfiando de la chica que les gusta de primeras. Con lo que le había gustado Reno en los libros anteriores... Eso sí, aún tiene la esperanza de que su rubiales Rafe no sea así (ゝ◡╹)ノ♡). Perdona, WuHara, no es tu Rafe, es MI Rafe *Kim grita* 😝. La actitud de Reno le parece altamente irritante y encima el motivo de tanta desconfianza es nimio (y es aún más molesto que meta a todas las mujeres en el mismo saco). No consigue conciliar al Reno de los libros anteriores con éste, es arrogante, de pocas luces, exuda antipatía y saca más veces la vena feminista de WuHara que una sonrisa. Reno va perdiendo puntos (y ella que esperaba encontrarme a un Colin Bridgerton cowboy ಥ_ಥ...). En cambio los personajes femeninos le gustan cada vez más. Eve le parece fuerte, curtida, tenaz y sobre todo aplaude su capacidad de devolverle las pullas hirientes al maromo de turno (WuHara lo reconoces, está beligerante, así que puede que su opinión esté sesgada). [Alerta spoiler: odia que la prueba de sinceridad de una mujer se encuentre en su himen, Reno no me caes bien ( ̄ε(# ̄)]. Si "Sólo suya" os parecía lento, aquí va muy rápido. Aunque es un viaje, no hay tantas descripciones, es amena y rápida de leer. WuHara reconoce que le gusta cómo escribe Elizabeth Lowell pero no sus maromos protagonistas, con lo que tiene más miedo que vergüenza pensando en leer el siguiente... Ay, por Dior, ¡que no nos desgracie a Rafe!

🌟 Myself ha seguido su periplo por el Oeste y le ha dado a la historia de Reno cuatro estrellitas. Nos cuenta que no ha parado hasta que lo ha terminado y cree que es el que más le ha gustado de los tres. ¡Reno es jgxdkfkyddktdkty! Y nos dice sorprendida que, con lo mal que empezó con esta autora, hay que ver lo que le están gustando sus libros del Oeste. ¡Pues enhorabuena, Myself! ¡Que vivan los vaqueros palote!

Sólo amor

Como Vero, alguna habéis escogido echarle el lazo al melofó de Rafe.

🌟 WuHara le ha dado cuatro estrellas y, como esta que os escribe tiene unas ganas locas de ponerle las manos a este libro, se va a tomar la licencia de copiar y pegar la reseña de WuHara para no destriparse mucho. Soy una rarita, lo sé #ProudRarita.
Con los dedos cruzados y mirada reticente, me pongo con "Sólo Amor". Rafe cae del cielo como un ángel justiciero (♡₃♡) "Los modales hacen al hombre" Me imagino a Rafe manejando el látigo como Pedro Pascal en Kingsman: El círculo de oro y ya me pongo croqueta. Él solito podría protagonizar todos los meses de un calendario: un vaquero, un cazador, un leñador, un albañil, un pistolero, un profesor... ԅ(♡﹃♡ԅ) [un momento, voy a por el ventilador...]. Y claro, la pobre Shannon no podría tener unas mejores vistas. 
Al lío, que me pierdo. Rafe es un Chris Hermsworth demasiado terco y algo extremista/dramas (Blanco o Negro, no se ha enterado que existen los grises). Shannon no se queda atrás, cabezota, terca y un poco imprudente, no ha conseguido llegarme tanto como Eve o Jessi (perdónadme, Rafe acapara toda la atención). Aunque me ha gustado, tampoco es una gran historia, es rápida de leer con sus dosis de acción y humor. Y cómo no, un final precipitado. 
PD: Esta opinión no es nada objetiva, puede estar "ligeramente" favorecida (◕‿<)
Ay, WuHara, si es que con Rafe no se puede ser objetiva... (Bueno, la última frase sí la he leído #OjitosCuriosos)

Indómito
Ay los normandos y los sajones, ¡cuántos enemigos que se *ollan vivos han salido de ellos! Como los de esta novela, donde un maromazo normando regresa de las Cruzadas para reclamar su premio, ni más ni menos que una sajona de buen ver que ante el invasor no quiere ceder... 

🌟 Bona Caballero le da tres estrellas y destaca, en su espléndida reseña, que los personajes son personas coherentes y bastante sensatas para la época en la que se situa la novela. Alaba también que, a pesar de que el elemento "mágico" es importante, se mantiene a raya y es el lector el que elige creer o no en él. Para Bona es una novela que se situa justo en la línea entre los novelones de la Woodi y los nadismos de la Quinn, intentando mantenerse fiel a la Historia pero sin aburrirnos con abundantes descripciones (debe ser que las descripciones eternas nos las dejó a las que catamos a Caleb). Comenta que la tensión sexual está bien lograda y que los momentos guarreriles son sensuales y de buen gusto. En fin, que le ha gustado pero tampoco se va a tirar como una loba sobre la obra de la Lowell. Pasad por su reseña para conocer mejor su opinión, que nuestras lectoras se curran unas maravillosas reseñas y hay que echarles un ojillo. 

🌟 Ana María le da cuatro estrellas y nos cuenta que eligió este libro a pesar de no ser amiga de la romántica medieval, así que lo empezó sin expectativas y al final acabó gustándole muchoQuizás por momentos puede que sea una historia un poco chata pero tiene sus luchas, traiciones y demás. Ah, y añade que hay bastante sexo aunque con lenguaje poéticoOtra cosa que para Ana María le bajó puntos fue la aparición de otro personaje antagonista demasiado hacia el final. Pero vamos, que le pone cuatro estrellas porque el desenlace le soltó las lágrimas... de felicidad. De hecho quiere seguir con la serie, ¡yupi!

🌟 WuHara también probó los aires medievales y les ha dado tres estrellas. Nos cuenta que para ella ha sido un nadismo, sencilla, entretenida, esperada... Nada nuevo ni original. Sin embargo le parece que está bien para pasar el rato, ella se ha reído en varias ocasiones (alerta spoiler: la descripción de las propiedades mágicas de cierta parte de la anatomía). Imagina que el indómito es nuestro maromo Dominic, al que más de una vez ha querido dar una colleja. Es un guerrero curtido, duro e implacable aunque en el fondo es un bonachón que ansía la paz. De Meg dice que sencilla, adaptada a su tiempo y a la vez es audaz y humanitaria. Eso sí, le ha parecido un poquito sosa frente a él, le hubiera gustado que se impusiera más. En general ha disfrutado y no ha podido pasar por alto el parecido que tiene con Un año y un día de Virginia Henley, de la que dice que si no la hemos leído, estamos tardando. ¡Ahora mismo nos lanzamos a Goodreads a buscarla! 

Dulce Tormento

A ti te gustan las stories de Instagram y a nuestra prota le gusta cuidar halcones heridos, cosas de vivir en el Oeste hace siglos. Y cierto día pone esos conocimientos sanadores al servicio del cuerpazo de un duro pistolero que está más cerca de allá que de acá y que bajo las delicadas manitas de nuestra prota recobrará la vida en todos los rincones y apéndices de su cuerpo...


🌟 Amanda le ha dado tres estrellitas tras su batalla con él (no era capaz de terminarlo, oigan). Nos cuenta en su reseña que no es muy largo y que es puro teleflín dominguero, con maromazo, bellísima mujer a la que le da cosica el folletisco (😨), malo malísimo, traumas, tesoros... ¡Que no nos falte de ná! A Amanda lo que más le ha gustado ha sido la relación entre los protagonistas (aunque el maromazo tenga el ya consabido problema palotil de los maromos lowellianos) pero la trama secundaria de la plata española y los malvados directamente le ha dado sueño. En fin, que es una lectura medianamente entretenida y poco más. 

Amor temerario
Nuestra prota podría tener una granja en África como Meryl Streep pero no, tiene un caballo en el Oeste, un caballo con más pretendientes que una rica heredera en una novela de enaguas. Y resulta que va nuestra moza a salvar de la muerte al maromazo que quiere quedarse con el caballo y que lo que se va a llevar es al equino y a la dueña, todo el lotazo.

🌟 María Teresa ha catado por primera vez a la Lowell con este libro y comenta que no sabe cómo serán los demás pero que este le ha gustado y mucho. Tenemos una historia de amor y aventura, que transcurre en las tierras salvajes de Utah (EEUU), cuyos protagonistas son Janna y Ty. Él es un superviviente de la Guerra Civil Americana y en sus sueños figuran atrapar al caballo salvaje Lucifer, conseguir riqueza, una “dama de seda” y construir su mundo perdido, casi nada. Pero se le cruza en el camino Janna y menos mal, porque ella le salva en todos los sentidos. Janna es una superviviente, vive sola en ese mundo salvaje, logrando mimetizarse con el ambiente y creando allí su hogar. Le ha encantado que ella sea la que le salve a él de una muerte segura. Irán descubriéndose el uno al otro, mientras que luchan por la supervivencia en un territorio lleno de peligros. Comenta que, aunque tenemos pocos personajes y bastante descripción, no le ha resultado aburrido, más bien al contrario, ya se veía subiendo riscos y quebradas con los protagonistas (barato le ha salido el viaje 😂😂😂). Resumiendo, una historia con mucha aventura, naturaleza, sentimientos y amor.

Fuego y lluvia

¡Ay, qué tendrán los amores imposibles que nos hacen disfrutar lo indecible! A ver si nos lo explica el maromo de esta novela, que se reencuentra con la hermana de su mejor amigo para descubrir que su mente le dice que no se toca y su boa ldice todo lo contrario...

🌟 Noemí le ha dado tres estrellitas y nos cuenta que es una historia corta que se lee en un suspiro (aunque a ella le haya durado suspiro y medio porque es una tardona). Es un libro entretenido y sin mucho drama, que para hacer un cambio de aires lector no está mal. Para Noe este libro ha sido su primer contacto con Elizabeth Lowell y muy descontenta no ha debido quedar ya que dice que puede que lea los demás libros de la serie, que parecen cortos. ¡Pues que no sea por falta de opiniones, Noe, que tanto el anterior como el posterior son compañeros del tuyo!

🌟 Paty le da dos estrellas. La ha parecido una historia muy sosa. Al principio le estaba gustando, pero a medida que lo terminaba le aburría. Carla, enamorada hasta las cejas de Luke, dueño de un rancho y el mejor amigo de su hermano, decide pasar tiempo con él en su rancho como ama de casa para limpiar y dar de comer a los trabajadores de la zona. Luke solo sabe pensar en Carla en términos sexuales y decide no acercarse a ella para evitarle disgustos (no le basta con rechazarla 😂) y no llevarse él tampoco un chasquito. Para Paty lo peor no es que el personaje masculino tenga unos pensamientos o un comportamiento machista, resulta hasta gracioso ver semejante estereotipo y la cantidad de tonterías que dice. Pero claro, al final cansa y deja de ser divertido. Cuenta que, además, se repiten constantemente hechos que ya habían quedado claros (que si ella se enamoró de él jovencita y que es muy lista y muy guapa y él tiene un trauma y blablabla). Total, que le gustó más lo relacionado con los indios y la historia de los antepasados de Luke que la historia de estos dos adultos con comportamientos adolescentes. La narrativa le ha parecido rápida pero apenas profundiza en los personajes. No le ha parecido un chasco completo pero no ha quedado con ganas de leer más de esta serie.

🌟 María de Mar Rodríguez nos cuenta que por fin ha dado con una autora del reto que le ha gustado (¡yupi!). Es un libro corto y ameno que va directamente a tratar los temas importantes y en el que la autora sabe muy bien expresar los sentimientos y las situaciones. El libro le ha gustado muchísimo y nos cuenta que va a repetir con otro suyo seguro. ¡Estamos encantadas, María del Mar!

El corazón del guerrero

Si os gusta la vida salvaje, pasad de los documentales de National Geographic y echad un ojo a este libro, en el que una joven va a investigar la vida de los pumas... y la fiera oculta en los pantalones del prota se la va a comer de pies a cabeza.

🌟 Yolanda le da dos estrellas y media y nos cuenta que escogió este libro porque le llamó la atención la sinopsis (eso de que el prota pertenezca a una casta de guerreros le llama, le llama)Y nos dice que argumento tiene poco, tan pronto eres testigo de cómo le hierve la sangre a este hombre como estás siguiendo a un puma y sus cachorros por la montaña, unos cambios de tercio sin sentido, tremendos todos (tan pronto está a punto de llevarte al éxtasis que se para para preguntarte si puede quitarte los calcetines y los zapatos #MeQuedoMuerta). La manera de escribir de la autora ha hecho que se perdiera en algunos momentos (no sabe si es cosa de la traducción, cómo está escrito o de ella misma). Y aquí os vamos a dejar textualmente lo que dice Yolanda porque nos da la risa floja al leerlo.
"Se pierde una en ese éxtasis incandescente que siente Nevada (siente un deseo intenso, al grado de no poder dormir, no puede humedecerse los labios con la lengua sin preguntarse como sabrá Eden....). La necesidad que domina a Nevada es una cosa tremenda y claro... no cree en el amor... lleva una lucha interna TREMENDA porque ve que la necesidad lo domina."
Vamos, que Yolanda se ha perdido en el éxtasis pero se ha reído lo más grande, entre el delta dorado/nido dorado/suave promontorio y la fantasmagórica ululación del viento en esas montañas.


🌟 Nanitha Valdivia escogió este libro porque le gustaron el título y la sinopsis. No se aburrió en absoluto, le parece que tiene de todo, ¡hasta un lobo llamado Baby! #TodoTeLoPuedoDarMenosElAmorBaby #LasCinéfilasSaben. Para ella es de esos relatos que no aburren a pesar del cliché del hombre rudo que se enamora de la chica bonita y de que ya sepas cómo va a ir el tema. Nanitha no perdió el interés en ningún momento. Le encantó el apodo que el maromo le pone a la prota pero no tanto el nombre de él (Nevada...). Al ser el último de una serie lógicamente nos comemos spoilers de los anteriores pero se puede leer de modo independiente sin problemas (aunque ella está picada y quiere leer los anteriores). No quiere contar demasiada trama pero destaca de los protagonistas que Edén tiene un carácter indomable pero también dulzura, con lo que es imposible no ganarse el cariño y admiración de todos ( \(^_^) ella incluida) y que Nevada, rudo y directo, también es protector con los que quiere y un gran oso de peluche en el fondo. Y deja ya de contarnos porque dice que si sigue no termina nunca. ¡Parece que Nanitha ha quedado bastante más contenta que Yolanda!

Morir de amor

Un rancho. Un exmilitar y una marchante de arte. Se miran y se quieren trocotrear vivos. Un pisto familiar. Unos asesinos que quieren fastidiarnos el tinglado. ¡Digno todo de un teleflín de las tres de la tarde!

🌟 Ivonne le da tres estrellitas y comenta que es una historia que tiene de todo un poco, amor, suspense, romance... Va lenta al principio pero luego se pone más interesante. No ha quedado encantada con ninguno de los personajes pero sí llega a entretener.

Volver a vivir

Cuando tienes un triste pasado no hay nada que te alegre más la vida que un buen trabajo, un lugar paradisíaco y un maromazo que te quiera dar vida por todas las partes de tu cuerpo, grrrrrr...

🌟 Ivonne le de tres estrellas y nos cuenta que es una historia de segundas oportunidades, sencilla, sin mucho drama y con un final previsible y un poco apresurado. De la protagonista destaca que le han gustado su fortaleza y su inteligencia y que se esfuerce por vencer sus miedos y traumas.

Viento dulce y salvaje
¡Vivan las segundas oportunidades en los amoríos! Cuando el maromo que te mola te rompe el corazón lo suyo es huir y es justo lo que hace nuestra protagonista. Lo que pasa es que luego tiene que volver intentando no echarle cuentas al mozo y justo él no está por la labor de dejar que olvide los refrotes del pasado...

🌟 Sugar Mami le ha dado cinco estrellas y comenta que le ha encantado este libro y que, a pesar de que odió al protagonista en un determinado momento, al final acabó comprendiéndolo.

Más allá de las profundidades

Nuestros protagonistas se ven obligados a sumergirse bajo las aguas buscando tesoros y gente que desaparece (no por arte de magia sino por arte de malvados). Y, puestos a sumergirse, salen del agua para sumergirse en las sábanas y entregarse a las pasiones guarreriles...

🌟 Sonia San le da dos estrellas y media y nos cuenta que ha leído este libro sin saber nada de la autora ni de la novela. Se trata de una historia bien escrita y que incluye los puntos de vista de los dos protagonistas, algo que ella siempre agradece. No obstante, el peso del relato está muy basado en el buceo y en lo que sucede en el barco y la relación entre Kate y Holden se cuenta muy por encima, no se explica casi nada de sus sentimientos ni de cómo se van conociendo (de repente se sueltan que se quieren, sin más...). Además, tampoco se exploran cosas que podrían haber dado más de sí, como los traumas que arrastran los protagonistas del pasado (que además resulta que se solucionan por arte de magia... *roll eyes*). Nos comenta Sonia que algunas cosas puntuales sí le han gustado e incluso hecho reír (como el constante paralelismo de los protagonistas con los dragones) pero, en general, Más allá de las profundidades le ha parecido una novela bastante flojitatendrá que pensarse volver a intentarlo con Elizabeth Lowell en el futuro.

Marionetas en la cuerda

Pues resulta que unos malos roban unos bronces chinos tan valiosos como nuestros joyoncios y la clave para pillarlos la tiene una experta en antigüedades chinas que, claro está, necesitará protección, la de un maromazo americano uniformado de esos que va a ser su sombra y le va a pegar su cuerpazo por delante y por detrás, tris tras.

🌟 Myself le da dos estrellas y comenta que es el que menos le ha gustado de los que ha leído hasta ahora para el reto (su expresión ¡Por fin he terminado! al acabar la lectura deja claro lo mucho que le ha gustado...). Le ha parecido una trama liosa, sin pies ni cabeza que pretende ser algo entre novela de espías y romántica y se queda todo en nada, ni espías, ni romance ni na de na. El desarrollo de la relación entre los protagonistas no existe, son dos personas con un pasado que parece haber afectado mucho a cómo son en la actualidad pero del que apenas esboza cuatro cosas. En resumen, que le ha parecido un bluf.

🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟

Madre mía, ¡cuántas opiniones y qué dispares! ¡Maravilla! Lo que nos ha quedado claro es que tiene libros de diferente calidad, que no abusa del pichotismo y lo reparte entre ambos protagonistas y que le da a cualquier momento histórico. Nosotras ya tenemos claro qué libros nos vamos a merendar y a cuáles no nos vamos a acercar ni con wifi. ¿Y vosotras? ¿Estáis dispuestas a leer más libros de Elizabeth Lowell? ¿O ya tenéis manos y mente puestas en la Krentz? ¡Contadnos!

¡Y el mes que viene tenemos otra cita con megapost recopilatorio de reseñas del #RitaJACK! Y si el de este mes ha quedado largo, miedo nos da el la Krentz...


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This