miércoles, 4 de marzo de 2015

Orgullo de casta (Trilogía Highland 1), Marsha Canham


Catherine se siente furiosa. Acostumbrada a dar órdenes y a hacer su santa voluntad, ha visto su suerte totalmente cambiada. Ahora es una asustada inglesa en las tierras altas de Escocia, una dama delicada en un país de gentes rudas y rebeldes, y para colmo está prisionera. Cameron, el responsable de su desgracia, es un hombre sin escrúpulos, y ella le detesta, aunque en ocasiones le resulta imposible apartar la mirada de él, y su voz profunda le causa escalofríos. ¿Cómo podía adivinar la hermosa Catherine Ashbrooke que su juego de seducción acabaría en un duelo y en un matrimonio forzoso con un desconocido de insolente mirada? En pocas horas se ha visto apartada de su hogar y se ha convertido en la esposa involuntaria de Alexander Cameron, un hombre peligroso y atractivo, un fugitivo de la justicia, temido y adorado por igual. Incapaz de decidir cuáles son sus verdaderos sentimientos, Catherine se oculta bajo una capa de orgullo y desdén. Con Catherine, la bella inglesa ganada en un duelo, Alexander Cameron ha vuelto a sentir emociones que creía olvidadas. Sin embargo, tiene obligaciones que cumplir en Escocia, ahora agitada por aires de rebelión, y le ha prometido a Catherine que la devolvería a su hogar sana, salva... y libre de un matrimonio no deseado. Le resultará difícil cumplir esta promesa, porque hacía tiempo que ninguna mujer embriagaba sus sentidos con su sola presencia, el olor de su piel...


Tras hacer un paréntesis en la lectura de romántica con El mapa del caos, me lancé de cabeza al primero de esta trilogía de highlanders con muchas ganas de llevarme al cuerpo unos buen calores.

Kilts will rule the world and you know it!

Y allá que me pongo y lo primero que me encuentro es a una joven, Catherine, que descubre a un maromazo moreno de ojos de medianoche, con el torso desnudo, bañándose. Los calores me entran a mí y a la virginal muchacha, aunque ella, orgullosa como es, lo trata fatal al tomarlo por un cazador furtivo, cosa que a él le hace hasta gracia.

añsdjñaslgjañslkdjfasñlgas
Pezoncete dedicado a Kim

Ya estaba yo frotándome las manos con lo que iba a venir, pero podemos decir que esta novela tiene dos ritmos. Al principio todo va muy rápido: el encuentro en el bosque (y la atracción, porque se atraen aunque lo nieguen), el reencuentro en casa de ella, el lío que se arma allí mismo entre el desconocido y el amado de Catherine y que provoca el matrimonio no deseado entre ambos... Esto ocurre en cero coma y aún queda novela por delante. Una piensa que ahora va a venir el pichotismo, con la prota con carácter gritando al chulazo. Pues no. Y hay peleas, y malentendidos, claro que sí, pero con criterio y sin ganas de estrangular a Catherine. Después de la boda todo se hace más lento, pero no menos interesante. Marsha sabe narrar y no se queda sólo en la consabida historia de amor turbulento, sino que hay mucho de Historia. En eso me recuerda a Diana Gabaldon, en que esto no va sólo de un escocés y una Sassenach, va de política, de enfrentamientos entre clanes, de pasados llenos de dolor y de futuros inciertos.

Como he dicho, Catherine no es una Pichote, sabe adaptarse a lo que hay y reconocer que Alexander, el fornido escocés, le hace tilín. Claro que si una entra a un salón buscando agua y se encuentra esto que pongo abajo, pues más que tilín lo que le pasa es que el tío le hace tolón. En los bajos concretamente.


¡Hazme sitio, neneeee!


Alexander va al principio de chuleras, aunque luego vamos viendo que es un hombre de palabra y de firmes convicciones. También es orgulloso como un león, le viene de casta tal y como reza el título original y traducido, y eso de alguna manera va a perjudicar su relación con Catherine. Eso y su pasado, marcado por una tragedia personal que le hace imposible la idea de amar. ¿Se dejará llevar por lo que le hace sentir la inglesa con la que ha tenido que casarse a la fuerza?

Yo a lo mío, que Alexander fuma y está todo sexy y buenorro

Por su parte, Catherine va a descubrir que los habitantes de las Highlands no son los salvajes que en Inglaterra dicen que son, sino que son personas afables, con alto sentido del honor y de la familia. Ella va aceptando que tiene que formar parte del clan al ser la mujer de Alexander, aunque él le haya prometido que la devolverá a su casa puesto que su boda fue un error, una imposición que ninguno quería. Pero, ¿y si sus sentimientos hacia Alexander estuvieran cambiando?



Para añadir más interés a la trama, Marsha nos regala al imprescindible amigo melofó que tanto nos gusta en una novela, Aluinn MacKail, el cual le hace ojitos a Deirdre, la criada irlandesa que Catherine se ha llevado a Escocia. 



Soy Aluinn y también quiero amor, lassies

En cuanto a los villanos, al principio tenemos al objeto de deseo de Catherine, Hamilton, un dragón rojo para más inri y complicación del asunto (si sois expertas en novelas de highlanders, ya sabéis lo que eso significa). La verdad es que no es uno de los malos en la novela, pero me huelo yo que en las siguientes entregas... Por otro lado y ya en las Tierras Altas, está la zorrupia de Lauren, una chica ambiciosa y capaz de cualquier cosa con tal de salir de ese lugar.



Catherine teniendo una conversación con Lauren

El contexto histórico en el que se desarrolla la trama es inseguro, con los rebeldes jacobitas de por medio y la lealtad de los clanes a la causa, por lo tanto no es el más adecuado para que la relación entre un escocés y una inglesa prospere y Marsha nos deja al final con la miel en los labios. Todo queda abierto y muchos cabos por atar, así que no hay más remedio que leer el segundo, Corazón audaz, aunque de momento va a tener que esperar, porque me he pasado al lado oscuro y estoy con Cautiva en la oscuridad, que no voy a ser yo menos que Kim, oye. 

Cassie, tienes los ovarios así de grandes, hija mía

Como conclusión decir que la novela es correcta, bien escrita y documentada, con buenos personajes pero el perraqueo justo. Haber hay, (buenas escenas de sexo), sin embargo no me ha tenido haciendo añdjfalsdjgañsldkfjasñldfjas como a mí me gusta. No sé si es que estoy volviéndome exigente o qué, pero llevo tiempo sin leer una de época que me ponga con las enaguas a punto de hervir, con lo que me gusta a mí eso.


Necesito un Derek Craven, un Samuel Gerard o un Christian Langland en vena, por favor

Por todo esto, recibe en nuestro Gandymetro...


Queremos ver el león que llevas dentro, Alex

7 comentarios:

  1. Jajajaja, qué típico que tengas las bragas en suelo pero sigas negando lo envidente!! El maromo sabe que está buenorro por mucho que tú lo nieges tolai!!! XDDDD
    Tolón, tolón, sigue sigue que me estás convenciendo, casi me tienes, XDDDD
    Oye quitando a Jamie, por qué todos los maromos con kilt no quieren enamorarse?!?!? Son tontos o qué?! Pero bueno los seguimos queriendo igual, jiji.
    Yo últimamente me noto también exigente-ñiñiñi, estoy de un criticón subido, jajaja.

    Apuntada está, no se si finalmente la leeré pero bueno ;P

    Muuuaks ;-****

    ResponderEliminar
  2. Cassie te has portado muy pero que muy bien con Alex y con Catherine, me parece muy bien ya que pronto publicarás la reseña de la peli de Fifty y ahí vendrán las hostias jajajaja necesito coger fuerza!!!!!! xDDDDD
    Además que de momento no me he ganado ningún unfollow por Acuerdos Privados y quiero que siga siendo así jajajaja

    Me da penilla que te haya faltado perraqueo, porque si no veo que la autora en si te ha gustado (tiene una trilogía de piratas que también está muy bien). Yo al contrario la verdad es que me subía por las paredes jajajajajaja Alex me gustó muchísimo y el tira y afloja que se trae con Catherine también.

    Ya te comenté por TW pero el segundo libro tiene mucho más politiqueo e historia. También las historias secundarias cogen más peso, eso supongo que te molará porque Aluinn sale más y su historia de amor también. A mi me pareció muy buen libro pero claro a mi tanto politiqueo se me hizo bastante pesado, a ver qué tal te va a ti! :)
    Tengo miedo por una cosa en particular que ocurre con la que puede que me tenga que esconder debajo de una piedra jajajajajaja pero en fin, me arriesgaré a ver qué te parece el desenlace!
    :-******

    ResponderEliminar
  3. A mí ya con el pezoncillo ajdfhgaljkfhdlskjhf y el baño jashfdkahfajdkshfklhfkalhajk me has convencido XDDDDDDD
    A ver si Caleb en Cautiva te pone más perraca!!
    Estupenda reseña!!!!
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Holaa! n.n
    Me alegro que disfrutaras la lectura , Me interesan mucho estos libros.
    Me lo apunto Gracias por la reseña.
    tienes una forma de escribir que convences a cualquiera es decir, muy divertida
    ya te sigo espero puedas pasarte por mi blog
    http://librostannmedi.blogspot.mx/
    Un beso<3

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todas por comentar. Tengo que decir que la novela me ha gustado y leeré la trilogía. Me ha parecido algo más que un libro de romántica, al estilo de "Outlander" (salvando algunas distancias) y con un final abierto que invita a seguir. Bien por Marsha y por sus personajes :)

    ResponderEliminar
  6. Pues aquí vengo tropecientos días después a decirte que la he leído y que me ha encantado. A ver, no es la novela que me va a cambiar la vida pero me ha sorprendido muy gratamente. Alex me ha conquistado desde el principio (si es que soy de enagua fácil) y Catherine no me ha resultado insoportable, me ha parecido todo bastante realista dentro de lo que cabe (y viva el amigo Melofó!). Me gusta mucho cómo escribe esta mujer y a lo tonto se me ha pasado la lectura en un plis, no podía dejar de leer! Ahora mismo me lanzo de cabeza al segundo!
    Tú reseña estupenda, ay la imagen del Gandy en la bañera... Alex himself!!!
    Besazos!

    ResponderEliminar
  7. Ay, Kim, cómo me alegro de que te haya gustado. Ya verás el segundo, es aún mejor... ¡Besotes!

    ResponderEliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)