jueves, 19 de mayo de 2016

El corazón de una Bridgerton (Serie Bridgertons 6), Julia Quinn


Después de sólo dos años de matrimonio, su marido John, el Conde de Kilmartin, fallece y Francesca Bridgerton enviuda trágicamente a muy temprana edad. Buscando consuelo acude a Michael Stirling, el primo de John y su amigo más cercano. Pero Michael huye del país y la abandona por temor a las habladurías y a que se descubra su amor prohibido hacia Francesca.Cuando Michael finalmente regresa, todo es diferente y las aguas han vuelto a su cauce. Después de cuatro años de luto, Francesca está convencida que nunca volverá a amar. Sin embargo, los sentimientos apasionados de Michael hacia Francesca nunca han cesado y él está dispuesto a sacrificar todo para obtener el amor de Francesca.


Ponerse con la serie de los Bridgertons siempre ha sido desconectar el cerebro para sumergirte en la piscina del nadismo enagüil, maravilloso género al que adoramos porque nuestra cabecita a veces es una cafetera (con muchas lentejuelas, eso sí) y necesitamos parar y no pensar en nada salvo en los amoríos y caídas de corsés. Y en esto Julia Quinn es la fruta maestra.  



O al menos lo era.


Uis, qué modales más poco enagüiles

Francesca Stirling (de soltera Bridgerton) es la gran desconocida de la familia. Está casada con John, el conde de Kilmartin, y vive entre Escocia y Londres más feliz que una perdiz. Con la pareja vemos muchas veces a Michael, el primo de John y su mejor amigo, un adorafollable libertino que hace las delicias de Francesca con sus aventuras. Todo es alegría en casa de los Stirling salvo por una pequeña cosita a la que Michael procura no hacerle mucho caso pero que está ahí, tocándole el hombro constantemente cual Sheldon llamando a la puerta de Penny. Michael está enamorado. Y es algo secreto e inconfesable. Porque la dueña de su corazón es la mujer de su primo, Francesca.


No hay mujeres en el mundo

¡Toma pistaco! Michael se enamoró de ella a primera vista, esa clase de amor que te acompaña toda la vida y que crece cada vez que tu amada te mira, te roza o te sonríe. Una pena que sea prohibido, porque Michael se cortaría la boa antes de que alguien se diera cuenta de sus sentimientos y herir a su primo que es casi como un hermano. Con lo que ni Michael ni Francesca contaban era con que John estirara la pata.



Un trauma en toda regla que cambia la vida de ambos, especialmente la de Michael, que pasa de ser el guapo libertino pobre a ser el guapo libertino Conde de Kilmartin. Y debe tomar esposa, faltaría más. Y Francesca, pasado el luto, decide tomar esposo. Pero Michael quiere a Francesca y ella no lo sabe. Y Francesca quiere tener un niño pero no quiere traicionar la memoria de John. Pero un día Francesca mira con los ojillos ardientes a Michael. Y a Michael le arde todo al ver a Francesca pero siente la culpa de traicionar a su primo. Y con la cabeza hecha un lío están los dos y John John John John tol rato ahí paseando. Menos mal que ya llega Colin Bridgerton a tocarle los huevos un rato decirle a Michael lo que tiene que hacer (y a hacer que yo me enganche a la lámpara).


¡¡Colin, te quieroooooooooooooooooooooooo!!❤❤❤

Podréis suponer que esta novela es de una gran intensidad emocional, porque ojito la situación en la que nos pone la Quinn. Bueno, no dudo de que tenernos con el alma en vilo era lo que quería esta mujer pero, sinceramente, lo ha hecho tan mal que lo que ha logrado ha sido ponerme el alma a los pies.


Que lo sepas, Julia Quinn

Que quede bien claro: Michael es un adorafollable maravilloso que se merece todo mi amor, cuerpo, corazón, cardado y chalet en Cancún incluídos. Él es lo más, enamorado de la mujer de su primo y sin esperanzas de tenerla. ¿Por qué lo has tratado así, Julia Quinn? ¿No se merecía que Francesca se enamorara de él tal y como nosotras lo hemos hecho? No, tenías que crearnos expectativas para, de repente, hacer que la cosa cambie y que cada uno comience a actuar justamente al contrario de lo que piensa. Es verdad que lo primero que notamos es el deseo (eso Francesca, Michael ya pasó ese puente hace siglos) y calorreo no falta, que menudas sesiones pornoenagüiles se arrean (¡eso siempre es bien!). Y yo entiendo que cuando el xixi habla lo demás se calla pero, eh, Julia Quinn, que se te ha olvidado meter por ahí unas dosis de lo que hace especiales a las historias de amor: EL AMOR.  


La Quinn rait nau

Sinceramente, no reconozco a Julia Quinn en este libro. Si algo me gusta de ella (al menos en esta serie, que es lo único que he leído) es la combinación que hace de amor y humor. Aquí el humor vete tú a buscarlo, que está bien escondido. Por supuesto las apariciones de Colin concentran casi todo (¡menudo sandwichito me haría yo con Colin y Michael, ashgfjagdfjasgdfljadgflja!) y algún diálogo gracioso más hay por ahí, pero pare usted de contar. Y el amor... Todo viene dado por Michael y el pobre encima se lo tiene que callar. Y, por favor, el modo de actuar de Francesca con Michael es terrible, con esas huídas y ese porculismo de no decidirse. ¡Que no te mereces ese maromo, chica! He leído medio libro ilusionada y el otro medio con la sensación de ir cuesta abajo y sin frenos. Te vas emocionando con los personajes y con lo que puede pasar para que luego eso se vaya a la mie*der con el mismo descontrol con el que yo bajo patinando la calle donde está mi casa en San Francisco. Y no sé patinar.


Descripción visual de esta novela

El corazón de una Bridgerton ha supuesto una decepción, queridas, así tengo que decirlo. Tiene un maromazo como para no dejarlo salir de tu cama y muy buenas intenciones pero éstas se desarrollan torpe y cansinamente y no ves el momento de terminar de leer. ¡Ay, Julia, lo que pudo haber sido y no fue!

Por todo esto y haciendo una media entre la maravillosidad absoluta de Michael y el tostón en el que se convierte el libro, le damos en nuestro Gandymetro...

¿Puedo besarte, Michael? Que yo no te dejo escapar

20 comentarios:

  1. La verdad que la Frani es adoptada o algo así,por que no se parece en nada a ningún hermano!Todas o casi todas creo que este libro estamos de acuerdo por que esta mujer le hace falta un poco de redbull o café doble,es sosita a mas no poder,pero Michael esta ahí para compensar menos mal por que si no,apaga y vamonos.Buen post besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, no sé muy bien que le falta (podría sugerir algo pero seguro que queda horrible XD) pero tanto ella como el libro parecen de otra serie. Si Michael no llega a ser tan maravilloso, el libro habría sido mucho peor.
      Muchas gracias por pasarte!

      Eliminar
    2. Uy, no creas Noe, si no recuerdo muy mal este libro en GR esta mejor valorado que el de Eloise, el de la Jacin y Gregory...

      Eliminar
  2. Pues vaya chasco... era una de las dos que me quedaban por leer de la serie, pero me parece que de momento se va a quedar en la pila de pendientes :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reconozco que me daba pereza leerlo porque no hacía nada más que leer opiniones bastante regulares pero lo cogí con ganas de que me gustara, como todos. Y de hecho me iba gustando hasta que en un determinado momento estaba hasta el moño de Francesca, que para mí, es el problema del libro. Pero ya sabes, no hay nada como leer y juzgar por una misma! Si te pones, no dejes de contarme!
      Gracias por comentar!

      Eliminar
  3. Ay, pues a mí no me desagradó tanto, la verdad. No tengo tan mal recuerdo (incluso hay alguna escena que me dejó añldkjfañslkdjfañlskdjf), pero sí que es cierto que no parece hermana de los demás. Donde esté Colin... ¡Genial reseña, querida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al principio sí me estaba gustando pero luego se me volvió cansino y pesado, como Francesca (Michael no, ése me gustó entero todo el rato XD). De Colin ya no sé ni qué decir, me puede el fangirlismo XDD
      Besotes!

      Eliminar
  4. Es una pena que Michael se lleve una nota tan bajita, pero es que el pichotismo enagüil de Francesca merece aún mucho menos. Es que no se merece ser una Bridgerton, con las hermanas tan guays que tiene, por no hablar de los hermanos...
    Es como dices, no ves nada de lo que hace a Quinn maestra del nadismo enagüil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este libro parece encargado a alguien porque a la Quinn no la veo por ningún sitio. Y mira que al principio la cosa iba bien pero luego, bufffffffff. Francesca se podía haber quedado exiliada y dejarnos a Michael para nosotras.
      Muchas gracias por comentar, guapa! Besotes!

      Eliminar
  5. Para mí es el mas flojo de la saga.. pero con diferencia
    eso sí, sigue siendo la buena de Quinn y solo por eso yaaa mola
    un beeeeeeesito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún me queda un libro por leer de la saga pero desde luego es el más flojo. Pero bueno, aún así la Quinn sabe cómo contentarnos, yo con que salga Colin ya doy palmas con las orejas.
      Muchas gracias por pasarte!!

      Eliminar
  6. Jujuju
    Pero mira que eres buena, que hasta a los tostones les pones 3 gandys!!
    A este libro no me parece que haya llegao, si ni siquiera me suena la Francesca xDDD De la que si me acuerdo es de Hyacinth, era muy fan de ella <3
    A ver si los retomo de una vez y contrastamos opiniones, seguro que a este le pondría un gandy como mucho jajaja
    Besinesssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDDDD Bueno, ha tenido cosas buenas, tampoco me parece como para prenderle fuego. El de la Jacin es justo el libro anterior, que es mucho mejor.
      Si en algún momento te pones me cuentas!
      Besotes!

      Eliminar
  7. Hola!!!
    Yo ya no sé el tiempo que hace que me lo leí, pero sí que adoré a este hombre, quizás porqie fue de los primeros protagonistas que estaba enamorado desde el principio...
    No recuerdo que me quedará la misma sensación que a tí, aunque sí que fue una sorpresa el cambio de tono respecto a las novelas anteriores. Otra novela que tengo que releer...
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, y yo sin contestar a estas alturas! Perdón!
      Ya sabes, las novelas a veces nos llegan más y otras menos y ésta para mí tenía una pinta estupenda pero luego se torció irremediablemente. Eso sí, Michael, un amor total.
      Gracias por comentar y perdona el retraso!

      Eliminar
  8. La Francis es una incomprendida, ella se sentía fatal por solo fijarse en Michael y hacía esas cosas tan raras como levantarse las enaguas y echar a correr pa las Highlands.
    Yo como soy muy simpática y además empática XDDDD no le cogí la misma tirria que vosotras :P

    Muuuaks ;-******

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te contesto muuuuuuuuuuuuuy tarde pero te contesto. Eres RARA. Ahí lo dejo XDDDDD
      Besotes!!

      Eliminar
  9. Divertidísima reseña (sobre todo la patineta hacia abajo!)
    No leí este libro, siempre me daba como triste cuando miraba la sinopsis y no me decidía.
    Ahora me decidí: no lo leeré.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo puedes saltar perfectamente, es una hermana que no tiene importancia en los demás (al menos hasta donde he leído). Y eso que el maromo es uno de los más adorables que hay. Pero el libro... Pfffffffffffff.
      Gracias por comentar!

      Eliminar
  10. Divertidísima reseña (sobre todo la patineta hacia abajo!)
    No leí este libro, siempre me daba como triste cuando miraba la sinopsis y no me decidía.
    Ahora me decidí: no lo leeré.
    Besos

    ResponderEliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)