martes, 28 de febrero de 2017

Pecado y virtud (Davenport 2) Mary Jo Putney


 El destino ha concedido su última oportunidad a Reggie Davenport para redimirse. Una nueva vida se abre ante él ahora que ha recuperado algo que creía perdido para siempre: la casa de su familia, el hogar que simboliza una infancia feliz pero también el más amargo de los recuerdos. El lugar donde encontrará a Alys Weston, por la cual sentirá nacer una pasión que podría salvarlos, solo si ambos fueran capaces de superar sus pasados y creer en la fuerza del amor.


Queridas haggards, regreso a las reseñas, que tenía a mi pobre Kim sola en este blog por culpa de los malditos pozos petrolíferos y los negocios de mis exmaridos. El caso es que, entre contrato y conspiración empresarial, he estado leyendo los siete libros traducidos de la saga Poldark, precisamente por recomendación de Kim, y no sé a qué esperáis para leerlos. Tras el atracón (grrrr) de Ross, me lancé de cabeza a nuestro maravilloso Reto Rita la Cantaora. Como una es ordenada, lo quiero hacer siguiendo el listado cronológico. El primero, Maravilla, pasó por mis manos sin pena ni gloria. Pero, ay, el segundo... Pecado y virtud me ha reconciliado con la romántica de época y he vuelto a hacer mi croqueta rancio-enagüil, que ya la echaba de menos. Vayamos a la disección de esta novela.

¡Vamos allá!

Reggie, la Vergüenza de los Davenport, es el perfecto ejemplo de libertino: jugador, mujeriego y, sobre todo, bebedor. Este pequeño vicio le está empezando a pasar factura y, cuando se pone muy ciego, no recuerda nada de lo que ha hecho mientras estaba con un pedo monumental, así que cualquier cosa es posible.


Menos mal que cuenta con su ayuda de cámara, Mac, un cockney simpático y su mano derecha. A pesar de ser un calavera, Reggie tiene un alto sentido del honor y nadie, absolutamente nadie, le va a acusar jamás de ser un tramposo. Que uno será un borracho, pero las cartas son algo serio. Esto viene a demostrarnos que, tras la fachada de tipo al que se la suda todo, hay un caballero y su vida licenciosa es sólo una forma de ocultar su yo real.

No es como estos dos, pero tampoco nos importaría que lo fuera

Por azares del destino, con su comportamiento ha estado toda su vida intentando fastidiar a su tío, un capullo que le amargó la niñez cuando Reggie se quedó huérfano y que le hizo creer que no poseía nada. Pero resulta que existe una propiedad que es legítimamente suya por parte de su madre y, al morir su tío, uno de sus nietos y sobrino de nuestro protagonista se la da casi a regañadientes, porque sabe que la finca, que marcha de cine gracias a un hábil administrador, va parar a manos algo ligeras.

¡Que me des mi propiedad, coñio!

Y así entra en escena Alys Weston. Es una mujer fuera de lo común en muchos aspectos: administra la propiedad heredada por Reggie sin que sus jefes sepan que es una fémina, es inteligente, emprendedora, con carácter, respetada por los trabajadores... A pesar de todas su virtudes, el hecho de que su físico no es el que debería para los gustos de la época la tiene amargada. Porque a Alys le gustan los hombres y sueña con un trocotró del bueno y con el verdadero amor, pero sabe que ningún maromo se va a fijar en ella precisamente por su belleza. Se ve a sí misma como la Jaca Paca por ser altísima y, encima, tiene los ojos de distinto color. Considera que los hombres huyen de ella precisamente por su altura, como si los fuera a chafar o algo con su peso, y arrastra un pasado de rechazo y decepción en el amor por culpa de su manera de ser y su aspecto.

Así se ve Alys
Así cree que la ven los hombres

Cuando Reggie y ella se encuentran, comienza una relación curiosa. Él la acepta como su administrador, asombrado por los logros en lo que un día fue su hogar. Ella, que es una dama pero no una pava, siente cierta atracción por su patrón, pero no quiere fastidiar la cosa, y más sabiendo que es un libertino. Lo mejor de todo es que Reggie va a tratar a Alys como una igual (muy buenos los diálogos entre ambos, cargados de humor e ironía), son complementarios, como las dos caras de una misma moneda, y poco a poco se va enamorando de ella por su personalidad, además de por su espectacular físico, ése que Alys cree que es su peor defecto. Todo parece normal, ¿verdad? Pues no. Y es que entra en escena la vieja amiga de Reggie: la bebida


Sabiendo que Alys es una mujer apasionada tanto bajo sus ropas masculinas como de institutriz, Reggie quiere acercar su 🐍 a ella, pero sólo consigue lanzarse cuando está como una cuba, ya que en ese estado no suele ser un caballero. Alys se deja hacer al principio, porque a nadie le amarga un dulce y ella estaba a dieta desde hacía mucho, pero eso de que sólo la quiera besar cuando él está en un estado tal que se tiraría hasta un tronco vestido con una túnica, no le hace gracia. Que una tendrá sus ganas de añdjfañsldjfñask, pero no de cualquier manera, oiga.

Y así cree Alys que la ve Reggie Davenport

Y no sólo eso: la bebida está matando a Reggie. Éste es un tema que se trata con cierta crudeza, el cómo los efectos del alcoholismo pueden llegar a destruir a una persona y todo lo que le rodea. Tampoco es que sea esto La inquilina de Wildfell Hall, pero es interesante que se hable de ello como un problema de salud. Porque era una realidad: la gente bebía mucho, pillaba unas melopeas de campeonato y se veía como algo de lo más normal y hasta aceptado socialmente.


A Reggie le sienta bastante mal el bebercio, y en la lucha por permanecer sereno, él tendrá el apoyo de Alys, aunque ella asume que sólo pueden ser amigos en esta situación, ya que su jefe nunca más querrá comerle el morrete porque siempre estará sobrio.

Beber o no beber, he aquí el dilema

No cuento más, que ya me he pasado, pero esto es sólo una parte de la trama. Pasados que vuelven al presente, dolorosos recuerdos que permanecían ocultos en el fondo de la mente y más cosas podéis encontrar aquí. También una amplia galería de secundarios, quizás demasiados, pero a mí no me han molestado (hay amigo melopollo, lo que es bien). Añadir que la autora demuestra que puede escribirse una novela con protagonista femenina que sigue siendo una mujer a pesar de tener que comportarse casi como un hombre y tener personalidad suficiente para tratar de tú a tú al protagonista masculino. Y todo ello sin ser una pedazo de Pichote, sin berrearle al maromo, ni necesitar tirar flechas con un carcaj o hacer el pino puente sobre los lomos de un caballo para demostrar sus cualidades. También suma puntos el que salgan niños y animales y no te den ganas de llamar a Herodes o dedicarte a la caza furtiva respectivamente. Para rematar, no hay sexo hasta muy avanzada la lectura y es descrito de forma elegante, sin vergas palpitantes, dedos que se meten tan profundo que llegan al hígado ni chorreos xixiles cual presa que se desborda. No podía ser mejor, queridas.


¡He vuelto a croquetear, yupiii!

Por todo esto, recibe en nuestro Gandymetro...

Te doy 4,5 por dejarte el vicio no guarreril, Reggie

22 comentarios:

  1. Si este es el segundo en la lista del Reto Rita, es el próximo que me toca, y ya mismo retomo el reto.
    muajajajaja...que ganas de leerlo, tiene muy buena pinta...Muy buen post,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido una lectura muy agradable. Ya sabes que lo mío son las enaguas, pero que estén bien escritas y con una historia y unos protagonistas interesantes y bien trazados. ¡No dejes de leerla y comentarnos tu opinión! :)

      Eliminar
  2. Lei el primero de la saga y al principio Reggie me cayo mal por lo guarro pero luego despues de la pelea com Richard me gusto. Empezare con la segunda novela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leído la primera, pero creo que esta entrega es bastante mejor que la otra. ¡Ya nos contarás!

      Eliminar
  3. La tengo entre los pendientes, con esta reseña será la siguiente. Gracias.
    Aunque eso del sexo elegante, ¿no será poco?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ambas cosas, poco y elegante, que podría ser poco y un desastre... ¡Gracias por pasarte!

      Eliminar
  4. No leo no leo no leo!!! XDDDDDDD Yo soy una petarda y me leeré antes el primero para luego lanzarme de cabeza sobre éste, que entre las cosas que me comentaste mientras lo leías y los Gandys que le has dado tiene una pinta más estupenda...
    Me alegro de que te haya gustado!! Cuando lo lea, vengo y comento :)
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDD Tú eres una persona formal, no como yo, que me fui directamente a éste. Espero que coincidamos en la opinión, querida :)

      Eliminar
  5. hola...me encanto tu reseña, siempre me haces reír y es dificil hacerme reír.
    me podrias decir el nombre de la autor@ que nombraste de esta saga Poldark?
    gracias... cada semana leo las reseñas sois geniales

    ResponderEliminar
  6. Bienvenida de nuevo!! Es un placer leerte de nuevo. Fantástica reseña. Yo no estoy siguiendo un orden cronológico, leo según me apetece en ese momento XDD. Éste lo leí ya, y me encantó. Ha sido una descubrimiento maravilloso. He disfrutado muchos con los dos personajes principales pero también he sufrido. Un besote y encanta volver a leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por el recibimiento! Yo disfruté mucho esta lectura, unas enaguas agradables. ¡Besotes!

      Eliminar
  7. No tiene mala pinta, y eso de que trate la bebida cómo un problema me gusta, pero no sé, no creo que vaya a leerlo xD
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  8. querida!!!!!! cómo me alegro de que te haya gustado!!!!! es de esas lecturas de disfrute total, por los protas, por el tema, por toda la historia.
    Adoro cómo te colocas la redecilla querida. No podía irme sin decirlo.... ya me conoces
    muassssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, que no había visto tu comentario. El momento redecilla está dedicado a ti, ya lo sabes.
      La novela es una gozada, unas enaguas de las buenas, con unos personajes estupendos y una historia interesante. ¡Besotes!

      Eliminar
  9. Hola!!
    La leí hace siglo y medio y recuerdo que me encantó, ya poco me acuerdo más que me gustó mucho cómo trataba el tema de la bebida y la relación entre ellos.. justo lo que comentas, es uno de los libros del reto que quiero releer, a ver si no tardo mucho
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es, de momento, el que más me ha gustado de lo que llevo de reto. Espero que la relectura te sea placentera. ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  10. joder, me sonaba que lo había leído...esto del tema de la bebida es lo que me encendió la bombilla....y en Anobii le puse un 5 estrellas!!!!....creo que ahora lo releería y no creo que le pusiera tanta nota jajajajajajaj

    Besitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces una tiene un estado de ánimo que le hace valorar más una novela... ¡quién sabe lo que le hubiera dado en otro momento! Pero en general me ha sorprendido para bien. ¡Gracias por pasar!

      Eliminar
  11. Comente está entrada desde la PC pero recién vi que no salió, así que lo haré nuevamente desde el móvil, que sepas que me encantó tu reseña, la verdad las admiro mucho, son geniales, disfrute mucho está novela, la primera del #RetoRita que me gustò, admire mucho la fuerza que puso Reggie para superar su vicio al alcohol, muy buena y lo hizo sobre todo por el mismo, una historia para disfrutar y recomendar, gracias 👍🏼

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por comentar! La verdad es que es de lo mejor que llevo leído de momento. Espero que haya alguna otra novela del reto que me guste tanto o más que ésta.

      Eliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)