martes, 19 de julio de 2016

The Beast (Serie Hermandad de la Daga Negra 14), J.R.Ward

[Libro no publicado en español]
Nada es como solía ser para la Hermandad de la Daga Negra. Después de evitar la guerra con las Sombras, las alianzas han cambiado y las lineas se han dibujado. Los restrictores son más fuertes que nunca, aprovechando la debilidad humana para acumular más dinero, más armas, más poder. Pero mientras la Hermandad se prepara para una guerra sin cuartel contra ellos, uno de los Hermanos libra una batalla consigo mismo...
Para Rhage, el Hermano con más apetito y el corazón más grande, la vida supuestamente era perfecta o, al menos, perfectamente agradable. Mary, su amada shellan, está a su lado y su Rey y sus Hermanos están cada vez mejor. Pero Rhage no puede entender (o controlar) el pánico y la inseguridad que lo invaden... Y eso le aterra, igual que el distanciamiento de su pareja. Después de sufrir una herida mortal en una batalla, Rhage debe replantearse sus prioridades y la respuesta sacude su mundo... y el de Mary. Pero Mary está inmersa en una aventura propia, una que puede acercarlos o separarlos irremediablemente...


¡Vampiritos, vampiritos, VAMPIRITOS A MÍIIIIIIIIII!

Éste es mi grito de guerra cada vez que J.R.Ward nos regala un libro de la Hermandad de la Daga Negra. Sí, ya sé que hay más en el universo paranormal pero, comprendedlo, los primeros amores no se olvidan y, en mi caso, son los más queridos. Y esta saga fue mi estreno vampiril y mi pérdida de bragas definitiva (ya lo sé, no gano para ropa interior mientras leo). Nunca jamás perderé la fe en la Ward porque está como una cabra y eso siempre me suele encantar pero tras The Shadows y Blood Kiss (libro que no es necesario haber leído para pillar The Beast) tenía más miedo que vergüenza al coger éste. Veamos si me ha conquistado o me ha dejado con la ceja levantada...


Ven aquí que te examine, Rhage

Si estáis leyendo esta reseña es o porque sois megafans totales de los Hermanos, con lo que no es necesario presentaros a Rhage, o más bien os interesa un zurullito todo esto, así que no me entretengo mucho en presentar a los personajes. Rhage es Hollywood, el Hermano rubio buenorro y divertido, con una ansiedad por comer únicamente comparable a su amor por su shellan, Mary (cuya historia conocimos en Amante Eterno). Era una pareja chunga porque no son dos sino tres, ya que Rhage tiene un dragón dentro de él. Y no nos referimos a su boa aunque la Ward se molesta en decirnos lo que mide y holymotherofthemagdalenas! sino a que tiene un dragón de verdad que sale cuando la rabia y la mala hostia le rebosan como a mi cafetera el café recién hecho. 


El dragón me mide lo mismo que la boa el pelo

Podemos pensar que todo es felicidad en la vida del vampiro más alegre y glotón del universo pero va a ser que no. Ya vimos a Rhage algo triste en The Shadows y así continúa aquí. ¿Qué le puede pasar a nuestro hombretón? Pues es algo que ni el mismo sabe y eso le lleva a estar triste y hasta a distanciarse de su adorada Mary. Y su Mary... Pues también tiene ciertas comeduras de cabeza y se aleja de Rhage. ¡Es que no puedo con la vida viendo a esta pareja así!


Y no, no puedo con la vida ni con lo que le pasa a Rhage ni con el resto del libro. Voy a quemar todos los gifs ahora, lo sé, pero éste es necesario porque es mi resumen lector:


Kim leyendo The Beast

Empieza el libro fuerte de ponerte de punta los pelos del cardado (a la Ward le gusta tener despiertos a sus lectores) con Rhage en unas situaciones que AAAARRRGGG y BUAAAAAAAAH #SufroMucho. Luego baja el ritmo porque, claro, una intensidad de ésas no la aguanta ni Penry sin sufrir un infarto, pero el último tercio es directamente de croqueta, te va soltando bombas y sorpresas por todos lados, te cambia de punto de vista y de tema y no te importa porque están todos igual de interesantes. Queridas, preparad vuestras enaguas para el enamoramiento supremo de Rhage. El Hermano es un bombón (ya lo sabemos) y gracioso como él sólo pero mezclar todo eso con su sufrimiento y su gran sensibilidad oculta (como su boa) hacen de él algo así como la tarta que te mira desde el escaparate de la pastelería que te llama a gritos. 

Bocao que tienes

Sí, queridas, en este libro dan ganas de meterle la cuchara a Rhage y no dejar ni las migasMe encanta, además, el lenguaje que usa, tan de la calle, tan gracioso, tan especial. He tenido momentos de soltar la lagrimilla con él por cómo siente, lo reconozco, pero otros de carcajada pura, sobre todo en uno de los diálogos finales relacionado con Bitty (personaje nuevo pero muuuuuuy importante). Aunque él es el protagonista del libro, tiene más peso en la primera parte, cuando su historia es más intensa. En la segunda parte su tema se resuelve un poco y cede algo de protagonismo en favor del resto de historias (aunque la suya nunca se deja de lado sino que se vuelve más adorable y sentimental). Pero, queridas, lo que en otros libros se podría considerar un fail (un protagonista que, en un determinado momento, casi deja de serlo) se convierte aquí en una muestra de la locura maestría de la Ward, y es que vaya manera espectacular de combinar historias tiene... 

La croqueta de la locura es la mejor

Sí, esta mujer sigue con esos pistos mentales que hace que se entremezclen historias por todos lados (incluso añadiendo personajes nuevos), soltando bombas llenas de sorpresas que te van a hace caerte del sofá y enseñando detallitos que nos hacen ver cómo están el resto de los Hermanos. ¿Quién dice que un vampirito tiene su historia cerrada con un libro que le dedique la Ward? ¡Gente loca nada más! Porque vamos a ver, ya tenemos toda la historia de Vishous contada, ¿verdad? ¡¡Pues no!! ¡V aquí tiene chicha y limoná! Mi vampirito favorito está en todos los ajos y yo, por supuesto, he pulido el suelo de tanto hacer la croqueta. Además, tiene un rollito que me encanta con Assail que, como sabéis, es otra de mis debilidades entre los nuevos (otro con el que #SufroMucho). No, entre esas debilidades no se encuentra Xcor, que cada vez que sale se me tuerce el moño (menos mal que sale poco, jijiji).

Pues te lo vas a pasar genial en el siguiente libro... Muajajajaja

Como siempre, uno de los mejores momentos es cuando podemos ver a los Hermanos reunidos en plan comando Mosqueteros Vampiriles ("Uno para todos y todos para  uno"). Yo qué sé cómo lo hace esta mujer que siempre me veo leyendo como si esto fuera algo de moñismo que me llegara al corazón. La verdad es que estoy disfrutando mucho de esta segunda ronda de libros de la Hermandad (para mí empieza una fase distinta a partir de El Rey), en la que Ward no abandona lo que hizo grande a los Hermanos y, además, nos hace profundizar más en ellos (en mí sí que les dejaba profundizar yo...) y en todas las circunstancias que los rodean. De verdad que no sé hasta dónde puede llegar la locura de esta mujer en esta serie pero por favor, señora Ward te lo pido, no cambies nunca la laca que esnifas o los porros que te fumas porque te hacen ser directamente la mejor.

La Ward, un día normal por su casa

The Beast es un libro adictivo, ágil, entretenido, sorprendente, sentimental y loco, al que le falta muy poco para ser perfecto (bueno, más bien le sobra algo que es Xcor 😈). Es disfrute casi constante para los fans de la Hermandad y nos da justo lo que queremos de esta serie, por eso hay que ponerle un altarcito a J.R.Ward y dar saltos de alegría, porque nuestra Hermandad de la Daga Negra ha vuelto y lo ha hecho mejor que nunca

Por todo esto y mucho más se lleva en nuestro Gandymetro...


Rhage, saca el dragón que yo te lo como mimo

10 comentarios:

  1. Jajajaja, me ha encantado la reseña xD Pues la primera vez yo me quedé en el libro de V (y sí, aquí estoy, ignoremos eso xD), pero espero esta vez llegar más lejos. Y, sí, yo también les dejaba profundizar en mí, sin problema xD
    ¡Un beso!
    P.D. En serio, me ha encantado, y me quedo por aquí ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDDD Ay, mi V, qué maravilla de libro. Pues no creas que su historia termina ahí, que la Ward le debe tener mucho cariño y se va inventando cada vez más cosas para él. No dejes la serie, que no veas lo que te queda por delante! Alguno es un coñazo, no te voy a engañar (pero por la historia principal, no por las secundarias) pero otros... Ay omá, qué maravilla! Por aquí los tenemos reseñados todos, a mí me encanta la serie!
      Muchas gracias por pasar por aquí y quedarte, eres muy bien recibida!!!

      Eliminar
  2. Queridas, leo la reseña, veo 5 Gandys y me hacen los ojos chiribitas como a la Maru. Hermanos, venid a mi y profundizad todo lo que queráis kfjasfjakfjkjfkjfak
    Tengo que ponerme con The Shadows y The Beast que son los que me faltan y eso no puede ser.

    A mi los vampiros que me van, son Los Hermanos, punto. La Ward nos da lo que nos gusta, nos hace sufrir pero.... nos da lo que nos gusta.
    muasss


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los Hermanos son lo más! (salvo alguno XDDDD). Cuando te pongas no dejes de comentarnos! Te quedan muchas emociones por pasar! Este libro para mí es de croqueta suprema, ya te lo digo.
      Muchas gracias por pasarte!!
      Besotes!

      Eliminar
  3. ¡¡¡¡¡Ese grito de guerraaa!!!!!!
    El comienzo de este libro es para morir, de verdad que la Ward nos quiere matar del disgusto la jodía.
    Mira que a mi Rhage ni fu ni fa, me parecía supergraciosete y me partía con él en algún momento, pero bueno tampoco me había muerto del gustirrín en su libro, pero AY POR DIOR!!! en este libro me conquisto FOREVER!
    Ale ahora nos toca esperar a la Chooooseeeeen jujujujuju ^^

    Muuuuuuaks ;-*****

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Ward quiere que nos dé un día un ataque y a este paso lo consigue XDDDD.
      A mí me pasaba lo mismo con Rhage, que me caía bien pero poco más. Pero en este libro... Aaaaaaaaaaaaaaaaaaayyyyyyyyyyyy! Qué amor de vampirito.
      The Chosen buuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu XDDDDD
      Gracias por pasarte, chata!!
      Besotes!

      Eliminar
  4. ayyyy ayyyyyyyyyyy aún me queda algunos libros por llegar a este,así le doy tiempo a que lo traduzcan,pero que ganas por que a mi Rhage me encanta y se que cuando lea este mas me va a encantar,pero aún con Quinn y Blay,así que tengo vampiros todavía por leer,buen post como siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te quedan unas cosas por leer que madre mía! Y si te gusta Rhage este libro lo vas a adorar, ya verás!
      Muchas gracias por pasarte y comentar!!!

      Eliminar
  5. veeeeengo de paso porq todavía me quedan 2 para leer xD
    así que hasta q lo lea, nanai q no quiero SPOILERS con esta saga
    un beeeeeeeesi

    ResponderEliminar
  6. Me has llegado al alma con la imagen de Shiryu y su dragón tatuado en la espalda, uno de mis favoritos junto con Fenix de los Caballeros del Zodiaco. Tantos días pendiente de grabar los minicapítulos de la serie en VHS para que ahora acaben en la basura por los avances de la técnica (ya no me funciona el video).
    De esta serie vampiril he leído hasta la novela en que apareció Xcor, que no me acuerdo del título. Luego me ha invadido la pereza y he ido a otros prados mas verdes. Pero tienes arte porque después de leer tu reseña me ha vuelto a entrar el gusanillo y creo que retomaré esta historia interminable.

    ResponderEliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)